Inicio Aviación Comercial Carambola a tres bandas entre el Ministerio de Defensa, Iberia y Airbus

Carambola a tres bandas entre el Ministerio de Defensa, Iberia y Airbus

0

Atalayar / Juan Pons.- El Ejército del Aire suma tres aviones de reabastecimiento en vuelo y transporte estratégico, los mismos que la aerolínea española resta a su flota comercial. El presidente de Iberia, Javier Sánchez-Prieto, el presidente de Airbus España, Alberto Gutiérrez, y el tándem formado por la secretaria de Estado de Defensa, Esperanza Casteleiro, y el director general de Armamento y Material, el almirante Santiago Ramón González Gómez, han protagonizado una certera carambola de billar a tres bandas.

La principal aerolínea española se desembaraza de tres de su docena de grandes aviones de pasajeros de fuselaje ancho Airbus A330-200, estacionados en tierra y sin actividad regular debido a la gran caída de la demanda de vuelos transatlánticos de largo recorrido a consecuencia de la COVID-19. 

El Ministerio de Defensa adquiere esos aparatos, modelo que ya estaba en su punto de mira, para ser transformados en transportes estratégicos y de reabastecimiento en vuelo. Son capacidades que el Ejército del Aire perdió y de las que carece desde 2016, cuando retiró de servicio el último de sus cuatro Boeing 707. El acuerdo Defensa-Iberia confluye de modo directo en la corporación industrial europea Airbus, que se beneficia de que Iberia se desprenda de un lote de aviones y pasan a poder de la Fuerza Aérea.

Pero ¿cómo se ve favorecida Airbus? La cartera ministerial que dirige Margarita Robles tiene que contratar con Airbus España la reconversión de los A330-200 en aeronaves  militares. En origen están configurados para el transporte comercial de pasajeros, hay que incorporar equipos nuevos y transformar la cabina de carga en una configuración polivalente. La adaptación se practicará de forma secuencial en la gran factoría de Airbus en Getafe (Madrid), donde la compañía europea centraliza la transformación de los A330-200 en aeronaves de proyección estratégica. 

A lo anterior se añade que Iberia se verá futuro en la necesidad de reponer los aviones ahora vendidos por otros de semejantes o superiores prestaciones. Esa operación se planteará cuándo la aerolínea detecte un sustancial aumento del tráfico aéreo a causa del incremento del mercado global de turismo y viajes, todavía afectado por la pandemia. Dada la política de la compañía, esos nuevos aparatos de pasajeros serán también comprados al fabricante Airbus. En resumen, una jugada ganar-ganar-ganar.

En servicio en más de una decena de Fuerzas Aéreas 

De rebote, el Gobierno cumple lo pactado en julio de 2020 y febrero de 2021 con el consejero delegado de Airbus, Guillaume Faury, donde España se comprometió a adquirir A330-200 en configuración MRTT para el Ejercito del Aire. 

La magistral jugada de billar tiene un techo de gasto de 675 millones de euros, transferencia de crédito autorizada en el último Consejo de Ministros de junio pasado. No obstante, el importe citado por el Consejo de Ministros celebrado el 20 de septiembre tiene un valor “estimado” de 810 millones de euros. La diferencia de 135 millones es exactamente el 20% del posible incremento que el Estado puede asumir por Ley ante posibles eventualidades en la compra. 

El contrato entre Defensa e Iberia se hará efectivo “en fechas cercanas, previsiblemente en el próximo mes de octubre”, confirman en fuentes cercanas a la transacción y el primer aparato se recepcionará “el próximo noviembre”. Iberia incluye en su paquete de venta el apoyo logístico y el suministro de repuestos para el sostenimiento de los aviones. También se compromete a impartir cursos de formación a pilotos y técnicos y a proporcionar el software y hardware para gestionar, planear y ejecutar las operaciones aéreas.

El Airbus A330-200 es un birreactor comercial de fuselaje ancho y largo radio de acción del que más de 600 unidades han sido compradas por aerolíneas de todo el mundo. Si las dimensiones del gigante A380 son 73 metros de longitud, 7 de anchura y 79,8 de envergadura, el A330-200 tiene 58,8 de largo, un ancho de cabina de 5,26 y una envergadura alar de 60,3 metros. Más de una treintena en versión militar MRTT ya vuelan en las Fuerzas Aéreas de Alemania, Arabia Saudí, Australia, Bélgica, Corea, Emiratos, Francia, Luxemburgo, Noruega, Países Bajos, Reino Unido y Singapur. 

Con una autonomía de 8.000 millas náuticas (14.800 kilómetros) a Mach 0,86, capacidad para acomodar 300 pasajeros sentados y 45 toneladas en configuración de carga, la razón principal del éxito de los A330-200 MRTT radica en que cuentan con 5 grandes depósitos en sus alas, que alojan hasta 110 toneladas de combustible. El resultado es que no se necesita instalar depósitos adicionales para transferir combustible y aumentar la autonomía de vuelo de los aviones militares. 

Sus depósitos de combustible son sus alas

Lo que hace idóneo al A330-200 MRTT para el cometido de avión tanquero ‒término coloquial para referirse a un aparato de reabastecimiento en vuelo‒ es que ha sido dotado con diferentes equipos para su misión reabastecer de combustible en vuelo. El principal de ellos es el conocido como boom, una especie de lanza tubular telescópica flexible de tecnología española, que consigue transvasar de forma rápida y segura alrededor del 60% del combustible de sus alas. La citada cantidad es suficiente para rellenar los depósitos de 4 cazas del tipo Eurofighter o de los transportes tácticos Airbus A400M o C-295, que disponen de otra lanza para captar el alimento del avión nodriza. 

Dotarse con tres Airbus A300-200 adaptados a la configuración MRTT está en la lista de prioridades del Estado Mayor de la Defensa, a cuyo frente se encuentra el almirante Teodoro López Calderón. La necesidad fue advertida hace casi una década por el Estado Mayor del Ejército del Aire y planteada ante el Ministerio por su jefe de entonces, el general Javier García Arnaiz. También su sucesor, el general Javier Salto, que desde 2017 desempeña el cargo de jefe de la Fuerza Aérea española, ha reivindicado solventar la carencia, que hasta ahora ha tenido que ser suplida con el alquiler a compañías aéreas y peticiones de apoyo a otras naciones.

¿La elección del modelo y el modo de llevarla a efecto es la acertada? Todo apunta a que sí, aunque en un primer momento se contemplaba la compra de aeronaves nuevas y no de segunda mano. Pero ha surgido una ocasión que se ha sabido aprovechar ¿Qué otras opciones ofrecía el mercado? Varias, pero los estudios efectuados en el seno de la Dirección General de Armamento y Material siempre arrojaron que los modelos equivalentes norteamericanos, el Boeing KC-767 o el más avanzado KC-46 ‒ambos derivados del birreactor de pasajeros 767‒ no cumplían los requerimientos españoles.

España tiene aseguradas sus capacidades de transporte aéreo táctico con su flota de Airbus C-295 y los más nuevos y de mayor radio de acción A400M del Ala 31 estacionados en la base aérea de Zaragoza. Estos últimos han demostrado sus altas prestaciones en el rescate de españoles y afganos en el aeropuerto de Kabul, pero tuvieron que hacer escala en Dubái antes de alcanzar la capital de Afganistán.

Pero ni uno ni otro están diseñados ni disponen de capacidad para vuelos transatlánticos o reabastecer en vuelo a mitad de recorrido, por ejemplo, a los cazas Eurofighter que cumplen misiones de Policía Aérea de la OTAN en el Báltico y están desplegados en la base de Siauliai (Lituania) por periodos de cuatro meses. Con los A330-200 MRTT, las Fuerzas Armadas españolas se dotan con un vector que incrementa el traslado, sostenimiento y repliegue de las unidades de Tierra, Mar y Aire en Teatros de Operaciones lejanos. 

SIN COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies