El Parlamento Europeo rechaza la creación de un registro europeo de datos de pasajeros

0

Bruselas, BEL, 26 de abril de 2013.- La comisión de Libertades Públicas de la Eurocámara ha rechazado este miércoles por 30 votos en contra y 25 a favor la creación de un registro europeo de datos de pasajeros aéreos que entren y salgan de territorio comunitario, similar al que ya existe en EE.UU desde los atentados del 11-S, para poder identificar a sospechosos de terrorismo y de crimen organizado.

La iniciativa ha sido tumbada por los eurodiputados socialistas, liberales, verdes y de Izquierda Unitaria, que denuncian que el nuevo registro podría vulnerar los derechos fundamentales y no es compatible con la nueva directiva sobre protección de datos que negocian las instituciones de la UE.


El grupo popular europeo ha criticado en su cuenta de Twitter que "la izquierda se opone a instrumentos para combatir el terrorismo en vuelos europeos" y ha sostenido que "sólo el PPE se preocupa por la lucha antiterrorista".

Por su parte, la Comisión ha pedido que el nuevo registro "se adopte lo antes posible" porque es "la única garantía" para evitar la fragmentación en los sistemas nacionales de recogida de datos de los pasajeros aéreos y para tener un "marco estricto" de protección de los datos personales.

El Ejecutivo comunitario ha dicho que el rechazo de la comisión de Libertades públicas es sólo un "voto de orientación" y que ahora "corresponde al Parlamento decidir cuáles serán las próximas etapas".

Los ministros del Interior de los Veintisiete ya alcanzaron un acuerdo preliminar sobre el registro europeo de datos de los pasajeros aéreos hace ahora un año.

La propuesta de Bruselas obligaría a las compañías aéreas a entregar hasta 19 datos de los pasajeros aéreos a la autoridad nacional competente a la que designe cada Estado miembro. Después, los países tendrían que compartir datos y los análisis de riesgo que se hagan a partir de ellos.

El acuerdo preliminar entre los Gobiernos cubre sólo los vuelos extracomunitarios, pero deja libertad a los Estados miembros para recabar información de rutas intraeuropeas. Los datos se guardarán durante un periodo de 5 años, aunque dos años después de recogerse se despersonalizarán borrando el nombre del pasajero.

La UE ya tiene acuerdos para ceder los datos de los pasajeros aéreos a EE.UU, Canadá y Australia, que han sido aprobados por la Eurocámara.

Deja un comentario