spot_img
3.5 C
Madrid
noviembre, sábado 27, 2021

El patrocinio del Xacobeo en Vueling, un dinero a fondo perdido de la Xunta

Nuestros monográficos

- Publicidad -spot_img

Las tres rutas aéreas internacionales que perderán los aeropuertos gallegos a partir de noviembre, implantadas a finales de marzo gracias a unas ayudas de la Xunta, no tenían la intención de estabilizarse y resultar rentables a medio plazo, sino que forman parte del calendario de rutas de verano que la compañía Vueling establece con diferentes destinos. Artículo completo en EL MUNDO

El documento referente al Consello de Goberno de la Xunta del 12 de noviembre de 2009 señalaba que "el objetivo de estas ayudas (patrocinios publicitarios) es aumentar el número de pasajeros que utilicen estas aerolíneas de modo que, a medio plazo, sean rentables y se puedan financiar futuras conexiones".

Sin embargo, fuentes de Vueling apuntan que, al igual que sucede con otros enlaces con un tipo de usuario que se desplaza en verano, las conexiones de Santiago, A Coruña y Vigo con Zúrich, Ámsterdam y Bruselas forman parte del calendario estival de rutas y, por lo tanto, caducan el 31 de octubre.

El convenio que recoge estas ayudas entregadas a la compañía presidida por Josep Piqué, ex ministro durante los gobiernos de Aznar, son gestionadas por la Consellería de Cultura e Turismo, por lo que, en pleno Año Santo, encajan dentro de las múltiples campañas de patrocinio emprendidas por la Xunta.

De este oneroso patrocinio -alrededor de 4,5 millones de euros- no podrá beneficiarse uno de los actos más importantes del Año Santo: la visita del Papa Benedicto XVI prevista para el 6 de noviembre, una semana después del fin del calendario de verano y, por ende, de dicho patrocinio. Un evento de repercusiones mundiales, mayores que la travesía a nado de David Meca en enero -con el logotipo de 'Plátano de Canarias' en su pecho- y a la que el Xacobeo dedicó 100.000 euros.

Las cifras de ocupación, motivo para patrocinar aerolíneas

El tema de las ayudas a las compañías aéreas para lograr su implantación en un aeropuerto no es nuevo. Sin embargo, existen diferentes métodos para atraer a estas aerolíneas. En este caso, la Xunta optó por un patrocinio publicitario que, por ejemplo, no se encuentra en el mayor punto de venta de billetes, como es la página web de Vueling.

Existen otras formas de 'comprar' la llegada de estas aerolíneas, como es el pago de una cantidad por pasajero enviado. La fórmula puede resultar más interesante para el contratante -se asegura mejor éxito- y más exigente para el contratado -debe traer pasajeros-, sobre todo a tenor de las cifras de ocupación de estos vuelos suprimidos.

Según las estadísticas mensuales de número de pasajeros y de operaciones que publica AENA, la ocupación media del vuelo patrocinado Vigo-Bruselas nunca superó el 46% entre abril y junio. O en la conexión entre A Coruña y Ámsterdam, las ocupaciones, mejores que en el caso vigués, nunca alcanzaron el 75%, si bien este caso muestra un comportamiento ascendente que podría explicar su permanencia, al alcanzar en el mes de abril un tímido 58%, luego ampliamente superado.

¿Qué justifica otorgar estas ayudas de forma directa? A tenor de las cifras, los 4,5 millones dedicados a estas conexiones han ido a fondo perdido, puesto que ni los aviones han venido excepcionalmente ocupados -caso de Vigo-Bruselas-, ni la compañía ha decidido implantarse, tal y como pretendía la Xunta.

'Vueling coge el dinero y vuela'

En ese sentido, la parlamentaria socialista María Quintas denuncia que la Xunta "debió tener un contrato preventivo" para evitar esta baja ocupación, porque duda que "Vueling no tuviese un estudio de mercado" (sobre las conexiones gallegas) de estos nueve meses.

Según señala Quintas, el contrato publicitario no ha sido publicado, ni siquiera facilitado "en sede parlamentaria", lo que demuestra la "opacidad y la negativa a dar explicaciones de la Xunta en una adjudicación" como ésta. "Vueling coge el dinero y vuela", dice la diputada socialista.

ELMUNDO.es solicitó dicho contrato por teléfono y por escrito a la Secretaría Xeral de Turismo, obteniendo nula respuesta hasta el momento.

Tampoco el BNG se ha quedado quieto en esta denuncia. Según informa Europa Press, los nacionalistas han presentado una iniciativa parlamentaria en la que pregunta a la Xunta si ha calculado el retorno económico de las tres rutas. A la diputada Carme Adán le sorprenden estos cambios "sin haber consultado siquiera a los ayuntamientos", que incluso participan en el Comité de Rutas Aéreas comandado por el conselleiro de Medio Ambiente e Infraestructuras.

- Publicidad -spot_img

Más artículos

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

spot_img
- Publicidad -spot_img

Todos los canales

Últimos artículos

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies