J.J. Hidalgo y su errado diagnóstico de Barajas

0

Bogotá, COL.- Para Juan José Hidalgo, presidente del Grupo español, Globalia, donde se integra la compañía Air Europa, el cierre de una pista en Barajas sería “una temeridad absoluta”, de cumplirse la Sentencia del Tribunal Supremo que reduciría los sobrevuelos para impedir la colusión con el derecho de los vecinos al descanso. Hidalgo dice que “no soy capaz de entender esa situación en la que nos encontramos…“, pero es sencillo hacerlo si se tiene en cuenta que como él mismo dice que lo lógico hubiera sido buscar otras zonas para construcción. Como también lo hubiera sido quizás en virtud de la normativa europea en vigor sobre ruido, haber construido directamente un nuevo aeropuerto en otra zona con menor incidencia, en lugar de ampliarlo tras el Plan Barajas de los años 2000.

Pero en lo que está errado el sabio Hidalgo es en el diagnóstico, ya que los problemas están surgiendo como consecuencia de una mala planificación a la hora de ampliar Barajas, no hace tantos años (2000s), por ejemplo permitiendo que las servidumbres aeronáuticas no se respetasen, o modificándolas directamente ad-hoc por parte de los Ayuntamientos circundantes. Los Planes urbanísticos de los municipios limítrofes del Sur, por ejemplo, atentaban directamente a las servidumbres aeronáuticas históricas de un aeropuerto efectivamente “histórico” como señala el charro, mientras que en la zona Norte, sí existían previamente viviendas, por lo que la ampliación en esas condiciones no se debería haber acometido directamente.

Eso sí en sus declaraciones a EP defiende al presidente de AENA, y señala como máximos responsables a los constructores y no a Vargas o Lema. Pero lo que no señala es que independientemente de la responsabilidad, se trata del no cumplimiento supuestamente de varias Sentencias desde 2004, y de un supuesto delito medioambiental por lo que se está investigando. En lo que Hidalgo tampoco acierta es que las responsabilidades son evidentemente públicas, de los Ayuntamientos y sus Planes Urbanísticos por una parte, y del Ente Público AENA por otra, del propio Ministerio del que depende, de los Ministros que lo han permitido, y no de cuatro o cuatrocientos constructores a los que estos políticos les han permitido construir allí… en ciertos casos como se va viendo no de forma precisamente altruista. La responsabilidad última está en los más altos niveles de la Administración aeronáutica del Estado español, que no ha puesto coto en su momento a este desorden. ¿se pretende ahora que la Justicia tampoco lo haga, o que no se ejecute una Sentencia firme?… Eso sería el Lejano Oeste Sr. Hidalgo.

Hidalgo señala a EP:

“Sería una temeridad absoluta que se le quitara la proyección al aeropuerto de Madrid, que las compañías tuvieran que reducir las operaciones que estamos haciendo”, ha recalcado, de cara al inminente fallo del Tribunal Supremo sobre la reclamación de varios vecinos de la urbanización de Santo Domingo.

“Hoy Madrid, con cuatro pistas, tiene 120 aterrizajes a la hora. Antes tenía 90”, ha dicho, añadiendo que “todavía tiene muchas posibilidades de crecimiento”.

Concretamente, ha indicado que, según sus cálculos, se podría llegar “perfectamente” a las 140 o 160 operaciones por hora, al tiempo que ha resaltado que “no se puede estar todo el día con esta cantinela de dificultades”.

“No soy capaz de entender esa situación en la que nos encontramos”, ha dicho, durante un encuentro con periodistas en la capital de Colombia, Bogotá, a donde viajó el martes en el vuelo inaugural de la ruta de Air Europa a esta ciudad.

“Para mí el aeropuerto es un tema histórico. Antes de que se construyeran las viviendas alrededor de Barajas ya existía el aeropuerto”, ha recordado Hidalgo.

En este sentido, ha destacado que “no se puede entender que después de hacerse una inversión sobre una situación que estaba claramente definida (…) se estén teniendo en cuenta este tipo de reclamaciones”.

“Todo el mundo tiene derecho a elegir si duerme o no duerme, pero creo que para buscar sitios para dormir hubiera sido más lógico haber buscado otras zonas, no concretamente al lado del aeropuerto”, ha dicho.

Así, Hidalgo ha manifestado que “todos los aeropuertos del mundo están pegados a las ciudades”, resaltando que “o se va a los pueblos a residir tranquilamente, o se va a las ciudades, donde hay estas repercusiones”.

“SERÍA TIRAR LA INVERSIÓN”

Por ello, el presidente de Globalia ha resaltado que “si hay que cerrar una pista, las consecuencias son para todas las compañías”. “No es para una ni para otra, será para todas”, ha agregado.

Así, ha adelantado que “si se cierra una de estas pistas, se bajaría un 25 por ciento operativamente”, reiterando que “habría que andar mucho más justos y el crecimiento se congelaría”.

“Para eso se han hecho esas grandes infraestructuras. ¿Para qué hacemos la tercera y la cuarta pista, para qué hacemos el satélite y la T4 si ahora la vamos a cerrar?”, se ha preguntado.

“Para qué hemos invertido 4.000 millones (de euros)? ¿Para tirarlos? Si ahora se cierra la pista larga hemos tirado la inversión”, ha advertido.

“Estas cosas habría que haberlas analizado anteriormente, pero no después de haber invertido y crecer, ahora estamos con un tema judicial sobre si procede cerrar o no”, ha lamentado.

DEFIENDE AL PRESIDENTE DE AENA

De hecho, y tras describir como “locuras” lo que se está discutiendo, Hidalgo ha recalcado que, a su juicio, “esas propiedades no debieron haber existido”.

“Lo que nunca debieron es permitir que se construyera en esos suelos. Ahí está el mal. Hay tanto suelo en los alrededores de Madrid, que ¿cómo se permite construir casas al lado del aeropuerto?”, ha cuestionado.

En este sentido, ha manifestado que “habría que juzgar a los constructores que hicieron esas edificaciones, y no a unas pistas o al presidente de AENA”.

“Es una locura que estén investigando o que digan que el presidente de AENA es responsable ¿Cómo puede ser responsable el presidente de AENA de unas casas y unas urbanizaciones que se han hecho cuando ya existía el aeropuerto? Me parecen cosas verdaderamente injustas”, ha dicho.

DIVISIÓN DE OPERACIONES POR TERMINALES

En otro orden de cosas, Hidalgo ha insistido en que es necesario que haya “dos acciones operativas”, reclamando que las compañías que se situaron en la T1,T2 y T3 operen desde dichas pistas.

“Si se hacen dos pistas nuevas, y dos aeropuertos nuevos, que para mí son la T4 y el satélite, que los aviones que fueran a esas terminales fueran a esas pistas y despeguen de las mismas”, ha defendido.

Así, ha solicitado que las aerolíneas que están en las otras tres terminales operen “por las pistas que siempre existieron en Barajas” y que “por las dos modernas se hagan estaciones modernas”.

“Habría un montón de ahorro interiormente en rodajes, y habría un montón de comodidad para el cliente, que tendría que estar mucho menos tiempo en los aviones”, ha argumentado.

EL FALLO DEL SUPREMO

El Tribunal Supremo (TS) tiene pendiente una sentencia de resolución en el proceso judicial iniciado en 2004 por los vecinos de la urbanización madrileña de Santo Domingo (Algete), que podría conllevar la reducción de la capacidad operativa de Barajas en la pista 18-R, la más larga del aeropuerto.

El Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) declaró en diciembre de 2014 no ejecutada la sentencia del TS y decretó que la reducción de operaciones debe ser sobre el 30 por ciento del número total de vuelos reconocidos en 2004 (20.730 aproximaciones).

El Juzgado de Instrucción número 35 de Madrid ha citado a declarar como investigados al presidente y consejero delegado de Aena, José Manuel Vargas Gómez, y al anterior presidente de AENA, Juan Ignacio Lema, el próximo 4 de julio por presuntos delitos de desobediencia y contra el medio ambiente.

Por otro lado, Aena recuperará provisiones de 446,7 millones en este ejercicio al recibir otra sentencia del TS favorable a los intereses de la compañía en relación con la expropiación de varias fincas en el proyecto de expansión de Madrid-Barajas.

Deja un comentario