25.4 C
Madrid
mayo, domingo 22, 2022

Los drones pueden ser mortales para los bomberos forestales

Nuestros monográficos

- Publicidad -spot_img

Guadalajara, SP, 27 de julio de 2015.- Imagínense por un momento un país hostil que envía un UAS, un Sistema no Tripulado, que entorpece la labor de los bomberos forestales. Así comienza un artículo de Robert Westover de la Oficina de Comunicación del Servicio Forestal de los EEUU. En España ya hay organismos como la UME que los están utilizando actualmente. Las Autoridades de los EEUU, que tambien algo saben de aviación y de incendios forestales, están en plena campaña de prevención de incidentes de este tipo. Aquí, que sepamos, AESA&Company salvo aprobar una normativa provisional, poco más ha hecho. La confusión que pueden producir estos no tripulados, no controlados podría llegar a causar la pérdida de vidas y bienes, simplemente por el hecho de que los recursos aéreos tengan que ser desviados e inutilizados en tierra para idenficar y elminar a un UAS no controlado. Pero en el caso de que la amenaza no sean ni procedentes de un Estado enemigo, mucho más probable, hay que prevenir su uso por parte de ciudadanos «curiosos» y peligrosos para la operación, que obstaculizan el trabajo de tripulaciones y bomberos forestales. En EEUU ya está sucediendo, y en buena lógica, aquí terminará tambien haciéndolo. Se trata de establecer medidas mitigadoras antes incluso de su aparición. Campañas, etc…

En EEUU recientemente drones no autorizados interrumpieron las operacines de extinción de incendios en el Sur de California, dos veces en una semana. Por este motivo las operaciones de los grandes Airtankers tuvieron que ser suspendidas. «Si se detecta un UAS volando sobre o cerca de un incendio forestal, dejarán de descargar los aviones el retardante sobre el fuego, los helicópteros el agua, y otras aeronaves que intervienen, hasta que se confirme que el UAS se ha marchado de la zona y que se asegure que no va a volver», dijo Steve Gage del Servicio Forestal de los EEUU, del Grupo Nacional de Coordinación.

La cuestión es que las aeronaves de extinción de incendios vuelan a muy baja cota, entorno a un par de cientos de pies sobre el terreno, al igual que los drones. Esto crea un riesgo potencial de colisión en el aire que podría herir gravemente o matar a los bomberos tras una colisión. Tambien se puede dar el caso de que el drone pierda el enlace y puede caer directamente del cielo al personal que está trabajando en tierra, causándoles lesiones.

Las restricciones temporales de vuelo o TFRs se suelen poner durante los incendios forestales, y requieren que las aeronaves no involucradas en la extinción tengan que obtener autorizaciones para entrar en el áerea del incendio. La FAA, el Servicio Forestal y el Departamento de Interior consideran que los drones están sujetos a las TFRs. Los ciudadanos no deben volar drones sobre o cerca de los incendios forestales, incluyendo si una TGF no hubiera sido publicada. En EEUU los que interfieren en los esfuerzos de lucha contra el fuego pueden ser objetos de acciones penales. La FAA orienta de esta manera a los utilizadores de drones como hobby o recreo en este enlace.

- Publicidad -spot_img

Más artículos

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -spot_img

Todos los canales

Últimos artículos

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies