Los TCPs de Air Europa padecen prácticas precarizadoras que pueden mermar el Erario Público

0

Madrid, SP.- Quizás Vd. sea de esa masa de pasajeros que se lleva las manos a la cabeza cuando los pilotos de una aerolínea enseñan los dientes y convocan una huelga. Vd. debería pensar que la operación aérea es algo muchísimo más complejo que la figura del último eslabón de lo que se denomina cadena de seguridad. A esa cadena, además de los pilotos, o Técnicos de Mantenimiento Aéreo, TMAs, algo que parece evidente. Pero también pertenecen a ella, los Tripulantes de Cabina de Pasajeros o TCPs. Estos desempeñan una misión tan esencial de seguridad, que en el momento de una evacuación de la aeronave en sus manos y en su profesionalidad entrenada, se encuentra probablemente más de una de las vidas de sus pasajeros, si ésta se hace ordenada, profesionalmente, en medio de caos que suele reinar en una situación crítica de ese tipo. 

Pues bien, hace más de un año se creaba con la intención de parar los desmanes laborales en la compañía Air Europa, la denominada AACEF-AEA, Asociación de Afectados Contratación Eventual Fraudulenta, que básicamente nos explican en su primer comunicado cuales son las prácticas sobre este colectivo, por las que continuamente se ven inmersos en procesos judiciales en la denuncia de presuntas ilegalidades, irregularidades o malas prácticas empresariales. Un Inspector de Trabajo (A.A.) llegó a decir en un Requerimiento a la empresa, que “los trabajadores estaban en una situación “”ad infinitum“” que impedía el crecimiento profesional y que periódicamente se hacía uso del sistema de prestaciones de desempleo, lo que generaba una merma injustificada para el Erario Público

Después de leer lo que dice la AACEF-aea en este comunicado, quizás comprenda porqué hay ocasiones en los que la protesta laboral tiene bastantes razones objetivas para realizarse, y en el caso de que no se consiga su empatía, Vd. como pasajero, debe conocer al menos que en estas condiciones es en las que trabajan estos profesionales en cuyas manos, ojalá nunca, podría Vd. poner su vida, en una situación crítica en la que ellos tienen la enorme responsabilidad de una ordenada y eficazmente rápida evacuación de la aeronave…

NP AACEF-aea/ Asociación de Afectados Contratación Eventual Fraudulenta

Buenos días,

Somos un grupo de trabajadores, Tripulantes de Cabina de Pasajeros (T.C.P.) de la empresa Air Europa, que hemos constituido una asociación, Asociación de Afectados por la Contratación Eventual Fraudulenta (AACEF) constituida el 13 de julio de 2015. El objetivo de este mail es que nos ayuden a conocer nuestra delicada situación laboral, ya que creemos que es importante que la sociedad conozca las ilegalidades que estamos sufriendo. Además, desde AACEF creemos que los medios hacen una gran labor social y pueden ayudar sin duda a que otros trabajadores, que vivan nuestra misma situación laboral, se animen a tomar medidas legales con el objetivo de seguir destapando la corrupción de nuestro país. Sabemos que tienen poco tiempo y que nuestra historia es complicada, pero creemos que nuestro caso puede ser de gran interés para ustedes.

AACEF es fruto de la siguiente situación fraudulenta:
Los Tripulantes de Cabina de Pasajeros de la empresa Air Europa venimos trabajando desde hace 15 años mediante sucesión de contratos eventuales con la siguiente fórmula:

– 6 meses de contrato (Eventual por circunstancias de la producción)
– 6 meses fuera de la empresa
– 6 meses de contrato nuevamente eventual 1 año fuera de la empresa.
(Y comienza de nuevo el ciclo de seis meses).

Esta cadencia en la contratación llevaba aparejada una expectativa que generaba la propia empresa junto con los sindicatos, la cual era conseguir un contrato indefinido al cabo de unos años. De hecho en el segundo convenio colectivo de los auxiliares de vuelo de Air Europa se regulaba la contratación del personal eventual mediante un escalafón perfectamente ordenado por fecha de ingreso y días volados en la misma, en el cual se iba ganando puestos años tras año hasta lograr el ansiado contrato indefinido. En este mismo convenio se regulaba que el porcentaje de contratos indefinidos debía ser de un 70% respecto a la contratación eventual (artículo 4.1), sin embargo, nunca era cumplido por la empresa siendo 915 los trabajadores indefinidos y 1.546 los contratados mediante contratos eventuales fraudulentos a enero de 2014.
También se recoge la existencia de la unión esencial del vínculo, es decir, la obligación de la empresa en contar con los trabajadores se rompe pasados los tres años desde la finalizacion de su último contrato (artículo 3.2).

Si se fijan hemos mencionado la palabra fraudulenta porque el 5 de febrero de 2015 la inspección de trabajo de Madrid realizó un requerimiento, por el cual todos los trabajadores eventuales que estaban de alta en la empresa en ese momento y cuyo centro de trabajo era Madrid (430 trabajadores) pasaban a tener contrato indefinido, sin darse cuenta que el fraude era mayor ya que realmente existían 1.546 trabajadores contratados y vinculados a la empresa mediante sucesión de contratos eventuales fraudulentos, puesto que la gran mayoría no estaban de alta en ese momento y había trabajadores en esa misma situación en otras comunidades autónomas. En dicho requerimiento el inspector Ángel Allue refleja perfectamente que los trabajadores estaban en una situación “ad infinitum”que impedía el crecimiento profesional y que periódicamente se hacia uso del sistema de prestaciones por desempleo, lo que generaba una merma injustificada para el erario público. La empresa lejos de cumplir con ese requerimiento busco una solución pactada con los tres sindicatos USO , SITCPLA y CCOO. Para ello el 23 de marzo de 2015 mantuvieron una reunión en la que la empresa planteó a todos los sindicatos cuatro posibilidades:

1. Incumplir el requerimiento y recurrir el acta de infracción.
2. Hacer los contratos indefinidos que marca el requerimiento, no cumpliendo el convenio, opción que la empresa descarta.
3. Hacer a todo el personal eventual indefinido siguiendo el escalafón que marca el convenio y acto seguido un ERE que podría afectar a 1.000 trabajadores de todos los centros de trabajo.
4. Convertir a todo el escalafón en trabajadores indefinidos a tiempo parcial de alta todo el año, trabajando 3 o 4 meses, teniendo en cuenta que el convenio colectivo contiene una cláusula de exclusividad.

Analizando estas 4 opciones, que en su día se barajaban, cabe destacar que la única legal es la tercera, y probablemente el motivo por la que no la escogieron es porque ningún trabajador teníamos reconocidos nuestra antigüedad real en la empresa y, por tanto, no nos encontramos en el nivel salarial que nos corresponde. Si la empresa hubiera decidido tomar esta opción se habría destapado otro gran fraude laboral y que, además, la inspección de trabajo conoce. Sin embargo, la situación sigue complicándose porque Air Europa por estas fechas tiene ya ideada la creación de sociedades en países iberoamericanos para hacer nuevas contrataciones de tripulantes de cabina a tiempo completo porque, por supuesto, en estos países los contratos eventuales no son legales. La contratación de este personal extra comunitario es de nacionalidad dominicana, peruana y uruguaya. Una nueva práctica ilegal como así entiende la inspección de trabajo de Baleares en su acta.
Destacar que para poder llevar a cabo la solución número 4, todos los trabajadores eventuales (1.546) teníamos que aceptar voluntariamente la firma de un nuevo contrato indefinido a tiempo parcial. De esta forma, el trabajador vería disminuido su trabajo efectivo contenido en un año y lo más importante, no podríamos trabajar en ninguna otra empresa durante el resto del año debido a la clausula de exclusividad contenida en el convenio vigente, lo cual imposibilita también la prestación por desempleo.

El 13 de mayo de 2015 la empresa aporta a la inspección de trabajo un documento por el que se compromete a cumplir el requerimiento al mismo tiempo que el convenio y potenciar así al máximo la creación de empleo estable en la empresa y en el país. Para ello ofrece un contrato indefinido a tiempo parcial a todos los trabajadores afectados por la inspección y a todos aquellos que actualmente están incluidos en el escalafón de contratación temporal, unos 1500 TCPs. El orden de ofrecimiento se iniciaría por el numero 1 del escalafón y así sucesivamente, precisando la empresa un plazo de 6 meses a contar desde la última contratación eventual.
Ángel Allue, actuante y firmante, considera que el compromiso en los términos del escrito remitido constituye cumplimiento del requerimiento en su día presentado. No obstante queda pendiente la acreditación de la ejecución del compromiso, mediante la formalizacion efectiva de los contratos de trabajo, por lo que Air Europa deberá remitir a esta inspección provincial con carácter mensual los contratos de trabajo a medida que se vayan realizando, así como de las renuncias, en su caso de los trabajadores a efectos de contratación en los términos comprometidos.

Este pacto tenia el siguiente gran escollo que salvar, hacer ver a los 1.546 trabajadores eventuales y, más concretamente, a los 430 trabajadores eventuales cuyo centro de trabajo es Madrid y que en el requerimiento de fecha 5 de febrero se les había reconocido su derecho a ser indefinidos, obligando a la empresa a la conversión de los mismos dando un plazo de 30 días para su cumplimiento (antes del 9 marzo 2015) y que debían firmar un contrato nuevo voluntariamente donde el trabajador seria indefinido a tiempo parcial pasando a trabajar únicamente 101 días al año. Teniendo en cuenta que no podríamos trabajar en ninguna otra empresa el resto del año puesto que el convenio vigente en ese momento lo imposibilitaba, y que NO podríamos cobrar tampoco la prestación por desempleo.
Todo esto transcurre con una total opacidad ya que ni la empresa ni la inspección de trabajo, ni los propios representantes legales de los trabajadores mediante los sindicatos dan ninguna sola explicación ni ningún tipo de información a los trabajadores. La clara intención es pillarnos sin tiempo de reacción para informarnos de nuestros derechos.
El día 15 de mayo todos los trabajadores pertenecientes al escalafón de eventuales (1.546) recibimos en nuestro email personal un certimail en el que Air Europa nos ofrecía incorporarnos a su plantilla mediante un contrato indefinido a tiempo parcial, con actividad concentrada en 101 días en el computo anual equivalente a 27,67%. No se nos facilitaba mas información y condicionaban la fecha de inicio a la disponibilidad de la empresa en función de los trabajadores que la aceptaran. En este escrito también se menciona que esta propuesta se realiza en cumplimiento de lo ordenado por la Inspección de Trabajo y Seguridad Social de Madrid en el requerimiento de fecha 5 de Febrero de 2015 .
Desde AACEF queremos dejar claro que esto último es falso, ya que en el requerimiento no se menciona la conversión de contratos eventuales fraudulentos en indefinidos a tiempo parcial de 101 días, ya que es una perdida manifiesta de derechos y que la honorable institución publica no puede recoger por escrito, pues cometería una grave infracción vulnerando la ley vigente.
La mayoría de los trabajadores ante la falta de información por parte de sus representantes legales, la incertidumbre generada y las mentiras contenidas en ese primer certimail decidimos contestar afirmativamente a la espera de poder ver y estudiar el nuevo contrato y sus cláusulas.
El 21 de mayo, previo a un puente festivo debido a la festividad de Pentecostes, la empresa nuevamente se pone en contacto con los 1.546 trabajadores eventuales mediante otro certimail, donde únicamente se nos concreta la fecha de comienzo de este nuevo contrato y se emplaza para la firma del mismo el Hotel Tryp Alameda Aeropuerto los dias 27, 28 y 29. La firma de estos contratos la organiza la empresa Price WatherHouse Cooper.
Ante esta situación los trabajadores piden mas información a los representantes legales pertenecientes a los tres sindicatos USO, SITCPLA y CCOO, los cuales instan a la firma de estos nuevos contratos alegando que el que no lo haga quedara fuera de la empresa.
El 27 de mayo, primer día de la firma de los contratos indefinidos a tiempo parcial, los trabajadores tuvimos acceso al contrato por primera vez gracias a que otros compañeros enseñaban al resto la copia del contrato que habían firmado, y así poder consultar con algunos abogados que no tardaron mucho en calificar de leoninas las clausulas contenidas, incluso en una de ellas se redactaba que el trabajador voluntariamente renunciaba a los derechos adquiridos anteriormente respecto a la antigüedad en la empresa.
Son muchos los auxiliares de vuelo que ante la evidente y enorme precarización a la que se ven abocados si firman el contrato indefinido a tiempo parcial, deciden no firmarlo puesto que no se pueden permitir únicamente trabajar 101 días al año sin la posibilidad de trabajar en otra empresa y sin tener derecho a prestación social de desempleo.
Los que en ese momento estaban de alta con un contrato eventual fraudulento mandaron un burofax a la empresa para reclamar que se les tuviera en cuenta su derecho reconocido a ser indefinidos mediante el requerimiento 5 febrero y, posteriormente, pudieron denunciar por despido una vez finalizado el contrato eventual dándoles la empresa de baja en la Seguridad Social.
Otro gran número de trabajadores decidieron mandar un burofax previo a la firma del contrato indefinido a tiempo parcial avisando a la empresa que estaban siendo obligados a aceptar condiciones que mermaban sus derechos adquiridos y, que pese a la firma del mismo por necesidad y ante la amenaza de quedar desvinculado de la empresa, harían uso de su derecho de acudir a los tribunales para reclamar lo que por ley les corresponde.
La empresa utilizo prácticas claramente intimidatorias y coacciones para obligar a los trabajadores a suscribir el nuevo contrato de trabajo basadas en amenazas de ERE, quedar desvinculado de la empresa siendo despedido como así ha sido con los trabajadores que no firmaron, y el despido puntual de cabezas de turco que intentaban organizar a los compañeros para luchar por sus derechos de la mejor forma posible. Además, otra prueba manifiesta de estas presiones es el corto periodo de tiempo que se proporcionó para suscribir el nuevo contrato acentuándose este hecho por la existencia de un puente en esos días que dificultaba la consulta con abogados laboralistas.
Las numerosas llamadas de los trabajadores a la inspección de trabajo, incluso una reunión celebrada entre trabajadores e inspector actuante del acta de infracción abierto a Air Europa, el alto número de burofax recibidos por la empresa antes de la firma del contrato indefinido a tiempo parcial, las numerosas quejas de los trabajadores ante sus representantes sindicales y el altísimo número de denuncias individuales contra la empresa Air Europa por despido, por reconocimiento de tiempo completo de su relación laboral y por su antigüedad y nivel salarial, han hecho que quede altamente demostrado que se vulnera la libertad del trabajador para acceder libremente a una NUEVA modalidad de contratación que requiere de la expresa VOLUNTARIEDAD para la consolidación del mismo.
La empresa en esos días, ante la necesidad de hacer desaparecer el II convenio colectivo que contenía multitud de artículos que no se ajustaban a derecho porque eran claramente discriminatorios, se reúne con los tres sindicatos que tienen representación legal en la empresa USO, SITCPLA y CCOO para intentar dar apariencia legal a estos nuevos contratos indefinidos a tiempo parcial. Para ello elimina la clausula de exclusividad y aprovecha la coyuntura para bajar el sueldo a los trabajadores que hasta hace poco eran trabajadores eventuales (1.546) creando 3 subniveles salariales pasando a ganar unos 500 o 600 euros menos al mes. En la firma de este convenio también en uno de sus artículos se deja la puerta abierta a la contratación de TCPs extra comunitarios, y tal y como les explicamos antes la inspección de Baleares hace unos meses dejó claro que ese tipo de contratación es ilegal.

A partir de este momento, el 13 de julio de 2015, nace la idea de unirnos bajo un mismo paraguas que defienda a los trabajadores y que persiga las ilegalidades que comete Air Europa sobre los trabajadores. Y aquí es donde AACEF nace, y poco a poco va creciendo y teniendo más y más socios que apoyan este mismo ideal. Lo que nos hace fuertes y nos da el coraje y el peso suficiente para poder seguir luchando y denunciando ilegalidades.
AACEF, por tanto, quiere dejar claro que lo anteriormente narrado es un ERE encubierto en el que la empresa impone condiciones laborales miserables a los trabajadores y estos, ante la imposibilidad de cubrir sus necesidades básicas, tienen que renunciar a sus derechos adquiridos teniendo que sufrir no sólo la pasividad de la inspección de trabajo y de los tres sindicatos USO , SITCPLA y CCOO, sino también la complicidad y colaboración en los hechos queriendo dar apariencia legal a las medidas previamente acordadas.

El actual escalafón de Tripulantes de Cabina de Pasajeros esta compuesto por 2009 trabajadores de lo que se deduce que la empresa se ha quitado unas 500 personas y, actualmente, continua creando nuevas medidas para disuadir a más trabajadores de continuar perteneciendo a la misma. Lo mejor de todo esto es que sucede en el mejor momento económico de Air Europa, ya que está llevando a cabo una gran expansión al abrir nuevas rutas comerciales y recibir aviones de última generación.
Cualquiera puede hacerse una idea de la incertidumbre laboral generada por la política de contratación de esta aerolínea, perteneciente al conglomerado turístico español Globalia, saltándose con total impunidad (de momento) las regulaciones laborales contenidas en el Estatuto del Trabajador, con la complicidad de la inspección de trabajo y de los tres sindicatos, con la intención de dejar bajo la alfombra el fraude que venían manteniendo y sin dudar en cometer para ello nuevas irregularidades.
Los trabajadores hemos vivido momentos de estrés y nerviosismo, y por desgracia muchos arrastran secuelas. No asimilamos como la empresa puede seguir impunemente aplicando políticas de contratación ilegales, como es la contratación de TCPs extra comunitarias que no tienen permiso de trabajo, ni pasaporte de un país miembro de la unión europea, las cuales desarrollan su actividad laboral dentro del territorio español como se entiende en la ley de navegacion aérea aplicable a la bandera de las aeronaves. Precisamente estos trabajadores también vienen sufriendo una clarisima discriminación por nacionalidad ya que ellos cobran un salario inferior y, por supuesto, fuera de convenio.

Nos gustaría añadir que Air Europa desde hace tiempo viene externalizando sus vuelos con otras aerolíneas como son Swiftair y Privilege Style pese a no poder hacerlo, ya que incumple el convenio de los pilotos.
A pesar de esto, hace unos meses la empresa ha ido un paso mas allá con la compra de Aeronova para la creación de Air Europa Express y derivar inicialmente su flota de aviones pequeños, modelo Embraer 195, realizando nuevas contrataciones tanto de pilotos como de Tripulantes de Cabina de Pasajeros precarizando aún más nuestra profesión. Esta externalización es uno de los motivos que ha provocado la huelga de los pilotos para finales de julio y primeros de agosto.
Para que se hagan una idea actualmente Air Europa tiene unas 700 denuncias individuales presentadas por TCPs y unas 300 de pilotos. Vivimos en un clima de incertidumbre y tensión constante generado por la empresa y por sus continuas irregularidades demostrando una falta de respeto hacia trabajadores y organismos reguladores. Nos vemos obligados a desarrollar nuestra actividad laboral intentando que esto no afecte nuestra salud.

Todo lo anteriormente narrado viene a corroborar el alto número de fraudes cometidos por las aerolíneas españolas en materia de contratación, sobre todo con el colectivo de Tripulantes de Cabina de Pasajeros. Desde AACEF queremos destacar que en la consolidación de dicho fraude no solo se ven damnificados los trabajadores sino que es mucho el dinero que deja de ingresar la caja de la Seguridad Social en distintos conceptos y, uno de los mas representativos, es el reconocimiento de la antigüedad de los trabajadores estando mal encuadrados en sus niveles salariales con el consiguiente perjuicio también para la recaudación del erario, así como su uso para el pago de prestaciones sociales por desempleo, el abuso indiscriminado de subvenciones por la creación de empleo ficticio, el abuso por parte de la empresa para financiar cursos de obligado cumplimiento mediante subvenciones de la fundación tripartita y el fondo social europeo (cuya finalidad es proporcionar trabajadores mejor formados a las empresas y estos puedan lograr mayor estabilidad en el empleo), etcétera.

En la actualidad existen ciertas aerolíneas españolas que han dado un paso mas allá llevando este tipo de políticas de contratación al colectivo de pilotos, lo que supone una gran merma en la seguridad aérea ya que se desprofesionaliza al trabajador teniendo el resto del año que encontrar cualquier otro trabajo para poder cubrir sus necesidades básicas.
Permitiendo este fraude en la contratación eventual se esta directamente contribuyendo a que lo sucedido en Vueling este verano, estropeando las vacaciones a miles de ciudadanos, se vuelva a repetir, al mismo tiempo que se desmotiva y disuade a los trabajadores a la hora de intentar ganarse la vida desarrollando su profesión. Y lo más grave de todo es que que los españoles estamos subvencionando innecesariamente e injustamente un fraude que repercute directamente y muy negativamente en las cuentas publicas llenadas mediante recaudación de impuestos.

Deja un comentario