MIT: Dejar asientos vacíos reduce un 50% la posibilidad contagio COVID-19 a bordo

Aviaciondigit@l

0

Madrid, SP.- Dejar vacíos los asientos intermedios de los aviones podría reducir el riesgo de contagio entre pasajeros del virus del COVID a casi a la mitad, según un estudio publicado el 13 de julio de 2020 por el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT).

Un nuevo documento de investigación del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) estima que bloquear el asiento del medio en los aviones podría hacer que la probabilidad de que los pasajeros se infecten con el coronavirus baje casi a la mitad, justo cuando algunas aerolíneas están empezando a reservar vuelos a su máxima capacidad de nuevo.

Según el documento del MIT las posibilidades de contraer el coronavirus de un pasajero en un avión lleno, cuando todos los asientos están ocupados, es de 1 entre 4.300.

Sin embargo, esas probabilidades bajan a 1 entre 7.700 cuando todos los asientos del medio a bordo se dejan vacíos, dice el documento.

Teniendo en cuenta que la tasa de mortalidad del COVID-19 es del 1% según el modelo estadístico, la probabilidad de morir por un caso de coronavirus contraído en un avión es mucho mayor que la de morir en un accidente aéreo, ya que éste último tiene una probabilidad de 1 entre 34 millones, según el documento publicado por MIT.

En “Covid-19 Risk Among Airline Passengers”: El autor del estudio, Arnold Barnett, escribió que su análisis pretende ser “una aproximación” de los riesgos que implica volar durante la pandemia de coronavirus.
Las aerolíneas están estableciendo sus propias políticas, pero las aerolíneas y el público deben saber las implicaciones de riesgo de sus decisiones“, dijo Barnett a ZDNet esta semana.
Este documento llega justo cuando más aerolíneas, como American Airlines, empiezan a admitir reservas en sus vuelos a plena capacidad, a pesar de las oleadas del virus por todo el país en los EE.UU.

La situación en EE.UU.
La pandemia de coronavirus ha sido desastrosa para la industria de los viajes y ha perjudicado especialmente a las aerolíneas. Las principales aerolíneas americanas, incluyendo American, Delta y United, han pedido a sus empleados que compren sus acciones y se jubilen anticipadamente, informó Forbes, en un intento de reducir los costos ya que la pandemia les hace perder dinero.

United Airlines advirtió esta semana que podría verse obligada a reducir 36.000 empleos, o casi la mitad de sus trabajadores estadounidenses, a partir de octubre si no mejora la demanda. En abril, la aerolínea estimó que en el primer trimestre perdió 2.100 millones de dólares antes de impuestos, informó Forbes, y que estaba perdiendo 100 millones de dólares diarios en la última mitad de marzo. El director general de Boeing, Dave Calhoun, dijo en mayo que espera que una importante aerolínea cierre en 2020 como resultado de la presión de la pandemia.

American Airlines anunció hace dos semanas que empezaría a reservar asientos intermedios de nuevo a partir de julio, aunque la aerolínea permitirá a los pasajeros cambiar de un vuelo completo sin ningún coste adicional, informó Forbes. United también está vendiendo billetes para los asientos del medio. American Airlines recibió críticas a principios de este mes cuando el senador Jeff Merkley (D-Ore.) twiteó una foto de su vuelo lleno de gente.

Una fuente que prefiere no identificarse, y que conoce al profesor Barnett del MIT, nos señala que es un “súper experto” en estadística y gran conocedor del mundo del transporte aéreo. “De su argumento matemático no hay nada que objetar. Pero tras varios vuelos recientes realizados al máximo de capacidad de pasajeros (y con un tratamiento muy dispar en los aeropuertos), me da la impresión de que se está jugando con fuego…”. En cualquier caso los modelos matemáticos, son exactamente eso, “modelos”, que sirven o pueden servir para implementar medidas correctoras respecto a las tendencias que marcan. Otra cuestión es que en ese modelo no se tengan en cuenta algunos factores que desvíen esa tendencia del modelo, o que no se conozcan con las suficiente profundidad. Actualmente si lo observamos con cierta objetividad, los científicos no son unánimes, ni mucho menos en el conocimiento y la transmisión de este virus, por lo que el modelo puede estar viciado por dicho desconocimiento.Este estudio ha tenido amplia repercusión en USA. Sin ir más lejos se ha hecho eco News Medical Life Sciences en un artículo firmado por la filipina Angela Besaida.

Angela Besaida es una enfermera graduada Cum Laude por la Universidad de Baguio (Bachelor) en Filipinas

Deja un comentario