NAV Portugal en defensa de sus controladores por aterrizaje en Santiago

Aviaciondigit@l

0

Lisboa, PORT.- El proveedor de Servicios de Navegación Aérea de Portugal, NAV, rechazaba cualquier tipo de responsabilidad de sus profesionales del control aéreo, tras el aterrizaje de un vuelo de TAP que solicitó prioridad declarando “MAYDAY” o emergencia por “corto de combustible” en el aeropuerto de Santiago de Compostela. Se trataba de un vuelo Funchal-Oporto. La responsable de Comunicación e Imagen de NAV, Sofia Azevedo salió en defensa de sus controladores aéreos señalando que:

En este caso, los controladores de tráfico aéreo de NAV Portugal de servicio en la Torre de Control de Oporto, desempeñaron sus funciones con elevada profesionalidad…“.

Los pilotos de la APPLA portuguesa, sin embargo, por voz de Miguel Silveira, su presidente señalaban que “lo único que ha fallado el 10 de octubre-día en que se produjo el incidente- han sido los servicios de control aéreo“. A esto la Sra.Azevedo ha respondido con contundencia “Cualquier referencia a cualquier fallo por parte de NAV es, además de falso totalmente inaceptable en el ámbito de las relaciones ETICAS que supuestamente rigen las distintas instituciones de esta actividad aérea“. Esta es la reacción de la empresa pública cuya misión es la de proporcionar servicios de Navegación Aérea en el espacio aéreo de responsabilidad portuguesa.

Mientras el representante de los pilotos señalaba que “APPLA había denunciado la falta de información prestada al vuelo por los servicios de tráfico aéreo. En este caso específico, este servicio podría haber previsto que el aeropuerto de Vigo, primera alternativa al de Oporto, estaba lleno, habiéndoselo indicado a la tripulación, y señalado como segunda opción Santiago de Compostela”

La portavoz de NAV señaló que “todos los datos relacionados con este evento se notificaron a la Autoridad competente, así como todo el material solicitado que ha sido proporcionado a ésta”.

Según señalan fuentes lusas TAP estaría siendo investigada en España por haber solicitado prioridad de aterrizaje y declarado emergencia, al tratarse de un incidente, en Santiago de Compostela, por lo que denominan “emergencia por combustible”, pese a lo cual, la compañía señala que “nunca estuvo cuestionada la seguridad de la operación

Todo esto contradice las noticias desveladas por el medio luso RTP Noticias en el sentido de que la CIAIAC española una vez que tuvo contacto con Aproximación Santiago la tripulación declaró “emergencia por combustible” una vez que se habían percatado que al aterrizaje la cantidad de combustible sería de unos 989 kgs., por debajo de lo establecido en el Plan de Vuelo como RESERVA FINAL.

Fuentes oficiales de TAP garantizaron a la AGENCIA LUSA DE NOTICIAS, que el vuelo del 10 de octubre “había cumplido con todos los protocolos” y que “en ningún momento estuvo en cuestión la seguridad de la operación” señalando que “la declaración de emergencia por combustible lo fue por imposición legal, ya que resulta obligatorio siempre que cualquier vuelo prevea aterrizar por debajo de los 30 minutos de vuelo y que esta aeronave, un A319  CS-TDD aterrizaba en la pista 35 de Santiago con 29 minutos de autonomía, señalando que el remanente era de 962 kgs. al aterrizaje según la CIAIAC española. 

Según señala el Informe Preliminar la tripulación consideraba Vigo como ALTERNATIVO 1 al Aeropuerto de Oporto, y en función de la METEO configuraron la gestión del combustible planificado. La tripulación del TAP fue informada a posteriori del despegue de que Vigo estaba cerrado a la operación, ya que no disponía de espacio para estacionamiento de aeronaves y debían continuar a Santiago. Esta información no se le dio previamente a la tripulación según indica APPLA.  Pero NAV Portugal tiene respuesta a esto “la planificación y preparación de los vuelos, perfiles, restricciones comerciales, normas y procedimientos en el espacio aéreo controlado o no que deben ser sobrevolados, así como las previsiones meteorológicas y la actualización de éstas durante todo el vuelo es una responsabilidad de los operadores que son los responsables de sus propias normas de funcionamiento, así como de las normas y procedimientos que establece la legislación nacional, europea e internacional” sentencia NAV.

 

Deja un comentario