#PATRIOTASENLAINTIMIDAD De Guindos ya se relame con la “gran demanda” de la salida a Bolsa de AENA

0

Madrid, SP, 14 de enero de 2014.- Basta una frase para retratarse y bien. En este caso le tocaba al Ministro de Economía y Competitividad Luís de Guindos, que aunque refunfuñó en noviembre y dicen las malas lenguas que no estaba muy de acuerdo con la salida a Bolsa, es lo que se llama BANKIAFOBIA, finalmente se ha doblegado a los encantos argumentales que desde Fomento le llegaban. Pero el ciudadano no debe olvidar el pasado de este Sr. que perteneció nada menos que al Consejo Asesor de Lehman Brothers allá por el 2004-2006, de donde ascendió justo cuando comenzaba el estallido de la crisis especulativa financiera que hoy nos asola en 2008, a Director de la filial española de Lehman. Pero lo mejor viene cuando le nombran, hasta que Rajoy le convierte en Ministro, responsable de la División Financiera de PwC, es decir de la auditora de AENA, en todo este proceso, que no podía hacer la comfort letter por el pánico a repetir errores tipo BANKIA. Además coordinó el libro de FAES considerado la “Biblia” de la política económica que hoy aplica el Gobierno tardoliberal del PP. Sus aptitudes para la predicción económica-con AENA ya se verá con el tiempo si acierta- quedaron plasmadas en ABC en 2003 en relación con la burbuja inmobiliaria, cuando era nada menos que Secretario de Estado de Economía con Aznar, y dijo:

En España no hay burbuja inmobiliaria, sino una evolución de precios al alza que van a ir moderando con más viviendas en alquiler y más transparencias en los procedimientos de urbanismo” (ABC, noviembre de 2003)

Así esta mañana participando en Spain Investors Day aseguraba que “está todo preparado” y que se han cumplido todos los procedimientos, refiriéndose a la privatización de AENA. “Es un activo que tendrá una gran demanda”, señaló a EP, tras indicar que AENA ha mejorado “claramente” sus resultados y es un buen indicador de confianza en España. La pregunta es ¿para quién?, puesto que para trabajadores, y contribuyentes que ven en la operación falta de toda explicación transparente sobre los motivos, y que ven en este expolio todo un síntoma del final de una época y de una andadura que efectivamente ya tiene un recorrido más que corto. Hay que dejar los deberes hechos, que en pocos meses, no se sabe cómo estará la cosa. Huele a chamusquina y a despedida, como lo de Lehman…

Deja un comentario