Juba, SUD-SUDAN.- Miembros de tripulaciones españolas que trabajan para la ONU cerca del campamento en Juba en Sudán del Sur, alojados en un hotel próximo a dicha instalación de Naciones Unidas, precisamente ubicado allí para agilizar una evacuación en caso necesario, pueden escuchar con la claridad que reproduce el video los disparos del ataque a las instalaciones ONU en la ciudad de Sudán del Sur. 

El documento exclusivo de AD refleja las condiciones en las que trabajan estos profesionales, que además de este tipo de situaciones tienen que lidiar de forma casi heróica con la precariedad durante la propia operación aérea de las infraestructuras de este país en guerra, con un aeropuerto con baches en las pistas, un control aéreo bastante precario, donde un sólo controlador maneja toda la operativa, además de las hostilidades propias de la contienda civil en el país, sobrevolando un país en pleno conflicto bélico. Este es el ambiente en el que trabajan, y que nuestra opinión pública quizás deba conocer para valorarlo.

Los profesionales se encuentran bien, a pesar de que escasea el gasoil para el grupo electrógeno que produce electricidad para el hotel en el que se encuentran alojados, distante para facilitar la evacuación en caso necesario, sólo 500 metros del Campamento. También podrían estar empezando a escasear los alimentos.

La operación para la ONU hace de puente aéreo 6 días por semana habitualmente entre los aeropuertos de Juba y Malakal, distantes una hora de vuelo en aviones turbohélices. Por ello es muy probable que las tripulaciones españolas afectadas sean dos tripulaciones completas (2 crew + 2 TCPs) , más 2 técnicos de mantenimiento de aeronaves, TMAs, que podrían totalizar 10 personas de nacionalidad española posicionadas. Seguiremos informando.

2 Comentarios

  1. Pobres!! Seguro que ninguno de los jefecillos de la compañía están allí. La Cía. Swiftair creo que sigue teniendo tripulaciones allí. Uno de los tripulantes comentó no hace mucho que en alguna ocasión no podían volar por los tiroteos que estaban sufriendo cerca de la base de la ONU que es donde se alojan en barracones, cuando pase algo le echaran la culpa al muerto como siempre. Pero ellos siguen haciendo contratos sin importarles la vida de sus empleados, que gracias a ellos ganan muchísimo dinero. Valientes sinvergüenzas!! Que vayan ellos y sus hijos.
    Esto me lo comentaba mi sobrino Miguel Ángel Rueda González fallecido en la catástrofe del vuelo AH5017 en Mali.

  2. Es muy triste que la gente se siga jugando la vida por tan poco dinero. Incluso los militares destacados allí ganan 3 veces más . Las condiciones de alojamiento rozan la precariedad más absoluta y se juega con la ilusión de tripulantes que ven en ese infierno una salida laboral que sirve para que Swiftair se lucre . La aerolínea está allí porque nadie más quiere y se paga a precio de oro mientras a los tripulantes apenas llegan migajas. Cualquiera que haya trabajado en el entorno de la aerolínea conoce de primera mano las prácticas irregulares continuas y el peligro que corren los trabajadores , a los que injustamente se les achaca un accidente en el que han muerto tantas personas .
    Es del todo inexplicable como continúan con las operaciones tras un accidente tan grave y sin repercusión punitiva por parte de Fomento o quién corresponda .

Deja un comentario