EASA aclara la recomendación sobre el uso de los fans de recirculación del aire en los aviones

Filtros HEPA

0

EASA, Colonia.- Hace unos días, varios medios de comunicación especializados abrieron un debate sobre la idoneidad de la recomendación de EASA (Agencia de Seguridad Europea), sobre si los fans (ventiladores) de recirculación que llevan los aviones instalados para reciclar el aire de la cabina no deberían de conectarse. Este debate ha obligado a la agencia Europea a actualizar el Boletin de Información de Seguridad Covid-19.

¿Cómo se gestiona el aire en los aviones?

Todo el aire en las cabinas, de media, se cambia completamente cada 3 minutos aproximadamente, depende de cada modelo de avión.

El aire en las cabinas de los aviones es una mezcla de aire fresco extraído del exterior, y aire del interior que ha sido pasado a través de filtros extremadamente eficientes, que eliminan las partículas del aire hasta el tamaño de de bacterias y virus (con una eficiencia superior al 99,99%.) Estos filtros llamados High Efficiency Particulate Arrestors (HEPA) han demostrado en pruebas que proporcionan aire que cumple con los estándares para los quirófanos de los hospitales.

Con referencia a la tabla de eficiencia de abajo, podemos ver que las partículas dentro del rango de tamaño de los típicos virus son capturados por los filtros HEPA con una eficiencia superior al 99,99%.

Tabla de eficiencia filtros HEPA

Los filtros de recirculación de aire HEPA son capaces de capturar virus como el MERS (Coronavirus) y el virus Wuhan Corona con una eficiencia extremadamente alta.

En el funcionamiento normal, menos de la mitad del aire es filtrado y recirculado, el resto es aire fresco proviene del exterior.

Además, en el caso de Airbus, ha diseñado los lavabos con superficies antimicrobianas y controles sin contacto, para reducir aún más la propagación de los microbios.

¿Puede el aire recirculado propagar el virus de la corona?

Airbus cree que es poco probable. El flujo de aire inducido por el sistema de recirculación se mezcla con el aire fresco, y el aire combinado entra en la cabina a través de las salidas de aire. Este flujo de aire que pasa sobre los pasajeros se dirige hacia el nivel del suelo donde se extrae.

Parte de este aire se expulsara a fuera a través de las válvulas de salida de presurización, o pasará a través de un filtro HEPA para ser inyectado de nuevo en el mezclador del aire.

Sistema de recirculación del Aire

Por lo tanto, debido a que los filtros HEPA tienen una eficiencia extremadamente alta en la captura del virus de la Corona, el flujo de aire de recirculación no propaga el virus de la Corona por toda la cabina.

Airbus al igual que Boeing no recomienda apagar los Fans de Recirculación del aire. No obstante todo depende, tal y como hemos explicado si el avión dispone de filtros HEPA o no.

Recomendaciones EASA

La actualización de las recomendaciones que recientemente ha publicado EASA, hace tan solo dos días, van en la misma dirección que los principales fabricantes de aviones:

Siempre que realicen transporte aéreo comercial de pasajeros durante el brote de COVID-19, se recomienda a los operadores de aeronaves que empleen la recirculación del aire de cabina, que instalen y utilicen filtros HEPA, de acuerdo con las especificaciones del fabricante, o que eviten por completo el uso de la recirculación del aire de cabina, siempre que se confirme que no contribuyen a ninguna función crítica para la seguridad (por ejemplo, la refrigeración de la aviónica, etc.).

Filtros HEPA

A este respecto, los explotadores de aeronaves deberían considerar la posibilidad de revisar sus procedimientos relativos a la utilización de ventiladores de recirculación en el sistema de aire acondicionado sobre la base de la información proporcionada por el fabricante de la aeronave o, si no se dispone de ella, solicitar su asesoramiento.

Además, cuando se instalen filtros HEPA, los ventiladores de recirculación no deberían detenerse, sino que debería promoverse el aumento del flujo de aire fresco seleccionando un alto PACK FLOW (Flujo del paquete-caudal del aire), siempre que sea posible. Los operadores deben confirmar con los fabricantes de aeronaves la práctica de seleccionar la configuración de alto PACK FLOW y seguir sus instrucciones para el uso continuo.

Los operadores de aeronaves, independientemente de la zona de operación de las mismas, deben aconsejar a sus tripulantes que eviten el uso de sus propios desinfectantes en el entorno de la aeronave. La desinfección de las superficies de la aeronave con productos de fabricación propia realizada por los miembros de la tripulación puede dar lugar a reacciones químicas con los residuos de los productos químicos utilizados para la desinfección general de la aeronave que pueden tener efectos negativos (corrosivos) en la aeronave o para la salud de los pasajeros y la tripulación (humos).

En este contexto y para desalentar a los miembros de la tripulación de utilizar sus propios desinfectantes, los operadores de aeronaves deberían, en la medida de lo posible, proporcionar desinfectantes apropiados y suficientes (por ejemplo, paños desinfectantes) para todos los miembros de la tripulación y establecer procedimientos u orientaciones apropiados para su uso, asegurándose de que se traten adecuadamente todos los posibles puntos de contacto y las superficies con capacidad de transmisión. Esto debería ocurrir antes de la preparación del compartimento de la tripulación de vuelo y de la cabina, haciendo hincapié en asegurar que todos los sistemas de la aeronave estén correctamente ajustados antes de su uso.

Los operadores de aeronaves y los operadores de aeródromos deberían seguir las directrices específicas proporcionadas por los asociados de la EASA para el caso de sospecha de enfermedad transmisible, incluido el asesoramiento proporcionado UE Healthy Gateways. Los enlaces de las directrices específicas se pueden encontrar aquí.

Deja un comentario