spot_img
spot_img
21 C
Madrid
abril, viernes 12, 2024

¿Qué ocurrió con el vuelo MH370 de Malaysian Airlines?

El avión y los 239 pasajeros que iban a bordo continúan desaparecidos

Nuestros monográficos

- Publicidad -spot_img

Alba Sanz/Aviación Digital, Sp.- Esta semana se han cumplido nueve años desde que el vuelo 370 de Malaysian Airlines desapareciera por completo, siendo este uno de los misterios de la aviación más desconcertantes. A pesar de que tras su desaparición se realizó una búsqueda por tierra, mar y aire, tanto el avión como los 239 pasajeros que iban a bordo siguen sin aparecer. Asimismo, tampoco está claro qué motivó a que este avión desviase de forma repentina su trayectoria de vuelo.

El MH370, operado por un Boeing 777, despegó el 8 de marzo del año 2014 a las 00.41 hora local de Kuala Lumpur, con destino a Pekín, alcanzando una altitud de crucero de 10.700 metros a la 01.01 a.m. El Aircraft Communication Addressing and Reporting System (Acars), encargado de ir transmitiendo los datos sobre el rendimiento de la aeronave emitió su última transmisión a las 01.07 am. Un minuto después el ACARS se apagó y no volvió a encenderse.

La última comunicación con la tripulación https://aviaciondigital.com/tragedia-vuelo-mh370/se produjo a las 01.19 am y a las 01:21 se apagó el traspondedor del avión coincidiendo con el momento en el que el avión ingresaba en el espacio aéreo vietnamita sobre el mar del sur de China. Por último a las 1:30 am el radar civil y militar de Malasia rastreó una desviación que realizó el avión cuando este voló hacia el suroeste sobre la península de Malaca y posteriormente se dirigió hacia el noroeste sobre el estrecho de Malaca. A las 2:22 am el radar militar perdió el contacto completo con el avión cuando este se encontraba sobrevolando el mar de Andamán.

Desde el momento en el que se perdió el contacto con el avión se inició una extensa operación de búsqueda y rescate en las aguas del Golfo de Tailandia y en sus alrededores, en la zona donde se presupuso que el avión se habría precipitado. Sin embargo, una nueva investigación apuntó a que el avión había seguido rumbo al sur, adentrándose en el Océano Índico, en un punto muy alejado de tierra firme.

En esta línea, se presupuso que, de haberse precipitado por esta zona, los restos del avión habrían acabado en las profundidades del Océano y no habría podido haber ningún superviviente.

Una situación «sin precedentes» en la aviación

El 15 de marzo, una semana después de la desaparición, el entonces primer ministro de Malasia, Najib Razak, anunció que, de acuerdo con datos basados en observaciones satelitales, tanto el transponedor como el sistema de comunicaciones codificadas habían sido apagados de forma intencionada, lo que despertó las sospechas sobre un posible secuestro de la aeronave y su tripulación.

Un año después, tanto Malasia como China y Australia se comprometieron a continuar con la búsqueda de la aeronave, a pesar de que hasta ese momento no se encontró ningún tipo de restos del avión. Tanto es así que el propio Razak calificó la desaparición como una situación «sin precedentes en la historia de la aviación por su complejidad y dificultad técnica”.

En el año 2015 se hallaron los primeros restos de la supuesta aeronave en la costa de la Isla de la Reunión, los cuales fueron vinculados al caso de manera inicial. Tal y como calificó el ministro de Transportes del Gobierno australiano, Darren Chester, las piezas encontradas pertenecían «casi con total seguridad» al avión de la compañía malaya.

Expertos australianos indicaron que este hallazgo era «compatible con los modelos de las corrientes oceánicas”, por lo que la búsqueda iniciada por el país austral en las profundidades del Océano Índico podría ser la más adecuada. Sin embargo, jamás se encontró la aeronave ni los pasajeros que iban en la misma.

Esta situación fue considerada como «socialmente inaceptable» ya que no se puede permitir que un avión comercial desaparezca y que “el mundo no sepa qué fue de él y de las personas que iban a bordo”. Finalmente, el 17 de enero del año 2017 se dio por suspendida la búsqueda.

Por el momento solo se han encontrado 19 piezas que podrían pertenecer a la aeronave repartidas en diferentes islas del Océano Índico. Por otra parte, las cajas negras de la aeronave que podrían explicar qué sucedió, nunca se encontraron.

Las teorias sobre su desaparición

Entre las hipótesis más extendidas, destacan cuatro. La primera de la que se habla es de un posible ataque terrorista. Esta teoría nació debido a que dos pasajeros de nacionalidad iraní consiguieron entrar en la aeronave con dos pasaportes robados. Sin embargo, las autoridades no han encontrado ningún tipo de vinculación con terrorismo en el caso de estos dos pasajeros.

Otra teoría es que uno de los pilotos pudo haber secuestrado el avión para suicidarse en el mar, lo que explicaría el cambio de rumbo de la aeronave. Y es que, a pesar de que el piloto, Zaharie Ahmad Shah, no presentaba problemas relacionados con la salud mental, el FBI descubrió que Ahmad habría estado realizando simulaciones de vuelo con el ordenador de su casa, realizando una ruta muy parecida a la del MH370.

Gracias al software Microsoft Flight Simulator X, la policía pudo recuperar los puntos informáticos que señalaban al sur del Océano Índico, cerca del lugar donde desapareció el avión. Por esta razón esta teoría apunta a que el piloto ya tenía pensada su forma de suicidarse y la ruta que iba a realizar para ello.

Otro motivo de la desaparición de la aeronave, apuntan, es debido a una despresurización de la cabina al sobrevolar el punto muerto de comunicaciones en la costa de Malasia, convirtiéndose en «un vuelo fantasma». Y es que, en este modelo de avión, se habían reportado problemas con la configuración de de presurización del avión ocho meses antes del incidente.

La hipótesis indica que el avión pudo entrar en despresurización entre la costa de Malasia y Vietnam. A través de la incapacitación de la radio, fue imposible la comunicación en tierra con la aeronave. Esta teoría defiende que el capitán quiso realizar un aterrizaje de emergencia en el punto más cercano.

Las últimas investigaciones realizadas en el año 2022 apuntan a que el piloto activó un patrón de espera minutos antes de hacer la maniobra principal de 180º y, de acuerdo con lo registrado al acercarse a la costa con Malasia, activó los flaps.

De hecho, uno de los flaps encontrado en Tanzania estaba en posición baja por lo que esto refuerza la teoría de haber realizado un aterrizaje de emergencia mientras el piloto trataba de estabilizar la aeronave en tierra.

Sin embargo, el avión continúa desaparecido a pesar de que ya han pasado nueve años de su desaparición. Por este motivo, las teorías son muchas y ninguna de ellas se ha podido verificar, quedando así como uno de los misterios más sonados e importantes en la historia de la aviación.

- Publicidad -spot_img

Más artículos

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -spot_img

Todos los canales

Últimos artículos