Un informe preliminar dice que el piloto muerto en Monterrei perdió el control tras la descarga

0

Cuando se cumple un mes de la muerte del piloto Íñigo Zubiaga Pagadigorría mientras participaba en las labores de extinción de un incendio forestal en el concello ourensano de Monterrei, la Comisión de Investigación de Accidentes e Incidentes de Aviación Civil (Ciaiac), órgano colegiado del Ministerio de Fomento, publicó el primer informe -provisional- del accidente, dando cuenta de los hechos que acontecieron tanto antes como después del siniestro, sin analizar de momento las causas que pudieron provocar la pérdida del control de la aeronave, que acabó estrellándose en una ladera entre las localidades de Vences y Arcucellos. (LA VOZ DE GALICIA)

El informe relata que la avioneta se encontraba ese día de forma extraordinaria en la base de incendios de Antela, en Xinzo de Limia, a la que se había desplazado junto a otras dos aeronaves desde Doade (Lugo) -su base oficial- para atender un incendio que se había declarado en la localidad ourensana de Rairiz de Veiga. Unos trabajos que se dieron por finalizados a las 15.36 horas de ese mismo día.

Fue alrededor de las 17.15 horas cuando en la base de A Limia se dio el aviso para que las tres aeronaves despegaran para atender otro incendio que se había producido en Monterrei. En el informe se explica que, tras conocer el aviso, se cargaron las tres aeronaves con agua y fueron despegando con una separación de unos 2 o 3 minutos. El primer avión en salir fue el pilotado por Zubiaga.

En el informe se explica que el fuego había comenzado en una zona situada en la carretera OU-1021, entre los municipios de Vences y Arcucelos, y que se extendió hacia el norte, siguiendo la dirección del valle, y hacia el oeste, ascendiendo la ladera. Una vez en la zona del incendio, Zubiaga notificó que iniciaba la pasada de descarga de agua -lo que indica que no había notado nada extraño- pero subrayan que no notificó la finalización de la maniobra, por lo que se cree que fue entonces cuando perdió el control de la aeronave. No se apunta ninguna comunicación del piloto con sus compañeros o con los servicios de urgencias, como se apuntó en un primer momento.

El Ciaiac apunta que fue después de unos minutos, y tras no tener noticias de la aeronave, cuando se dio aviso de su búsqueda, siendo localizada la avioneta en la ladera de la montaña, en un lugar al que todavía no habían llegado las llamas, aunque el fuego se encontraba muy próximo y avanzaba hacia la zona en donde se encontraban los restos.

Deja un comentario