El verde rana del campanazo de Vargas con AENA

Hermanos Grimm

0

Madrid, SP.- Hoy será un día completo para Vargas, presidente de AENA. Tiene este Sr. dos comparecencias que representan de forma muy gráfica cómo son los usos y costumbres sobre la Piel del Toro que es España en los últimos años. Un extraño matrimonio entre lo público y los intereses a veces inconfesablemente privados.

Una piel cada vez más desgarrada por campanazos como el de Rato con Bankia-que por cierto parece ser que acabó “sonando” demasiado desafinado- y el de Vargas, que tras chirriar a su paso por Vocento, pregunten a sus periodistas, ahora maneja milmillonarios fondos públicos (Aena lo sigue siendo hoy), aunque tenga también que “rendir” cuentas ante una Junta de Accionistas con un 49% de interesados en la marcha de nuestros aeropuertos. Buena parte de ellos provenientes de la zona Brexit, un extraño nubarrón para los intereses nacionales y europeos; una distorsión más ante los atónitos ojos de la ciudadanía, y sobre la que a ésta, nadie ha brindado una explicación mínima. ¿Mejora de la gestión…?, de la gestión bursátil será.

El verde de Bankia y el verde de Aena. La campana de Rato y la de Vargas con las respectivas salidas a Bolsa. Desastre final en una entidad que era una “Caja de Ahorros y “”Monte de Piedad””, donde sus gestores no se apiadaron de nadie, y de un Ente que todavía se llama “Aeropuertos Nacionales y Navegación Aérea”. El primer campanazo de la Caja lo acabamos pagando todos, con rescate incluído, mientras todos estamos avalando hoy el segundo, algo que pasa desapercibido para una población cada vez menos impresionable por el bochornoso espectáculo al que asistimos desde hace meses. Que por cierto, también, estamos y estaremos pagando durante lustros gracias a aquellos 14.000 millones de déficit que de una forma u otra se han convertido en un 49% privado a día de hoy. El verde, además es el color de las “ranas” de Aguirre... mal fario que dirían los supersticiosos.

Pues bien mañana Vargas comparecerá ante sus sacrosantos accionistas del 49% de los aeropuertos de la red PUBLICA de Aena, y seguramente después, ante la Comisión de Fomento. Veamos cuáles son los datos para ver si el “príncipe” puede que acabe convirtiéndose en “rana”, respecto a la operación de expolio del Ente, con esos datos que argumentan sus trabajadores, esas cifras que tanto gustan a estos gestores de lo de todos los españoles:

  • La retribución de los accionistas (dividendo) aumenta un 41% respecto al año pasado. Nuestro salario, tras casi  una década de congelación, lo hará el 1% de media.

  • El dividendo bruto que se va a aprobar es de 574’5 M€, de los que el 49% redundarán en fondos de inversión, la mayor parte transnacionales. El gasto total en salarios de Aena, incluyendo los de alta dirección, es de unos 390 M€.

  • En 2012, tras el ERE, teníamos una plantilla de 8.447 trabajadores, y algo más de 194 millones de pax. En 2016 la plantilla era de 7.297 trabajadores (un 15% menos) al tiempo que se batía el récord histórico de pax con más de 230 millones (un 18% más).

  • En dos días, tras conocerse la noticia de que Aena iba a emitir bonos, se multiplicó por cuatro el volumen de negociación de sus acciones. En el último mes la acción ha subido cerca del 15%. Esto supone unos 3.000 M€ en beneficios.

  • Para generar este beneficio, Aena rebajó la licitación del handling un 30% respecto a la anterior; el resto de las subcontrataciones, que suelen ser bianuales, se rebajan un 20% cada vez que salen a concurso.

  • En 2012 la ratio pasajeros/plantilla estaba en 14.276’12; es decir, había un trabajador de Aena por cada 14.276’12 pasajeros. En 2016 esta ratio pasó a 31.551’26 pasajeros por trabajador. Esto supone un aumento de la productividad del 221%. Dicho de otra manera, hemos tenido que absorber un exponencial aumento en las cargas de trabajo.

  • En contraste, la plantilla aumentó de 2015 a 2016 en 93 trabajadores; pero hay que contar que existen 76 trabajadores temporales más que en 2015 y que se ha recurrido, por primera vez, a la contratación de becarios.

  • Enaire ingresó por la venta del 49% de Aena 4.263 M€; el valor actual de esa participación está por encima de los 11.200 M€, una revalorización por encima del 260%. En los Presupuestos Generales del Estado de 2016 se destinaron 24 M€ a las CCAA para la adquisición de libros de texto; a becas 1.416’52 M€; a estrategias de salud y enfermedades raras 3’44 M€; al fomento de la investigación en salud, la donación de órganos y el desarrollo del Sistema de Información Sanitaria: 3,37 millones de euros; o a I+D+i 390 M€. Así podríamos seguir hasta la saciedad.

  • La emisión de valores convertibles proyectada tendrá el aval y la garantía del estado (Enaire), a pesar de que este endeudamiento puede influir en su catalogación crediticia, pues supone un incremento 63% sobre la deuda financiera actual. Nuestro fondo de pensiones, que no olvidemos que salió y es parte de la masa salarial de los trabajadores, lleva congelado desde hace años.

  • Estamos en cifra récord histórica tanto de pasajeros como de productividad; sin embargo seguimos perdiendo poder adquisitivo (¿cuánto hemos perdido en estos años?) y reduciendo plantillas. Tenemos en la práctica dos convenios, depende en qué centro trabajes, el que hay no se cumple y cada vez hay peor clima laboral.

Estos son los datos objetivos. Como si fueran los de la Aldea de Asterix frente a los romanos, en este caso frente a algunos recién llegados de la Britannia, CGT ha convocado su movilización puntual a la cita de la Junta de Accionistas en la T3 del mayor aeropuerto del país, Madrid-Barajas a las 11:30LT, mientras dentro el Sr.Vargas, sería escandaloso que diera sobre el famoso tema de los 5000 millones de bonos que pretende que avalen los españoles, incluso hasta el que suscribe, explicaciones antes a los Accionistas que ante la Comisión de Fomento del Congreso de los Diputados, ya veremos, por aquello de la estética, pero a esta hora las dos citas no cuadran.

Christopher Hohn, TCI
Christopher Hohn, TCI

En definitiva ya se ha consumado el gran expolio. A un precio de saldo claro para personajes como Christopher Hohn el de TCI, quien probablemente desde la City siga de alguna manera la Junta de Accionistas plácidamente mientras degusta unas repugnantes fish&chips. Misión cumplida. ¡Dios salve al Santo Euro! y a los que lo hacen posible. Por cierto también en Gran Bretaña su Reina se viste de verde rana incluso de vez en cuando.

La motivación de las preguntas que ya publicamos de Unidos Podemos-En Comú Podem-En Marea no tiene desperdicio, aunque más que a Vargas hubiera estado bien que se le formularan directamente al accionista Hohn: “Para que explique el plan de expansión internacional de la sociedad estatal y la emisión de bonos que pretende realizar por valor de 5.000 millones de euros para financiarlo y para refinanciar, además, su deuda bancaria“. Y pensar que José Blanco ocupa un escaño en Europa, pagado por todos los europeos, españoles incluidos, y aún no ha explicado porqué Aena con los pingües beneficios que ha obtenido en tan sólo 2 años, llegó a esa deuda que ahora hay que refinanciar… Ver para creer.

Lo dicho, de príncipe a rana con un par de documentos que aparezcan en cualquier cajón u ordenador, ya que todo esto de poner a precio de saldo sin explicación alguna todos los aeropuertos de un país, de cuento de los Hermanos Grimm, no tiene nada. Cuentos oiremos hoy probablemente en la Comisión de Fomento.

 

Deja un comentario