spot_img
7.6 C
Madrid
noviembre, martes 30, 2021

8 ministros de la UE advierten del crecimiento de «formas atípicas» de empleo en las tripulaciones

Aviaciondigit@l

Nuestros monográficos

- Publicidad -spot_img

Bruselas, BEL.- Pedro Nuno Santos, Ministro de Infraestructuras de Portugal, y siete ministros de la UE advierten de los problemas que se derivarán de la crisis de la aviación. Entre estos ministros, no se encontraba el español del Ministerio de Transportes, Abalos…

Hablan de la «aparición de empresas transnacionales», de la incertidumbre jurídica sobre la legislación laboral y fiscal aplicable, del «crecimiento de formas atípicas de empleo de la tripulación aérea y de los diferentes niveles de protección social de los trabajadores». Y desafían a Europa a preparar marcos legales para lo que venga. Todo esto en la semana decisiva para la reestructuración de TAP como consecuencia de la pandemia.

El ministro portugués de Infraestructuras, Pedro Nuno Santos, y sus homólogos de otros siete países de la Unión Europea (UE), mostraron este martes una gran preocupación por la protección social de los trabajadores de la aviación posterior a la crisis del COVID-19. La declaración fue firmada por Pedro Nuno Santos y los ministros de transporte de Austria, Bélgica, Dinamarca, Francia, los Países Bajos, Italia y Luxemburgo, todos ellos pidiendo «una conectividad socialmente responsable para sostener la recuperación de la aviación» después de la crisis generada por la pandemia.

Recordando que «el sector europeo de la aviación se ha visto fuertemente afectado por los efectos de la crisis del covid-19, con graves repercusiones en la conectividad aérea, en las empresas y organizaciones, y en los numerosos empleados de todo el sector«, los responsables dicen temer «los profundos cambios en el sector de la aviación, que constituyen un desafío para las compañías aéreas, su personal y las autoridades nacionales«, según la información comunicada a la prensa en Bruselas.

Así pues, la declaración conjunta advierte de los problemas que «la crisis corre el riesgo de acentuarse», entre ellos «la aparición de compañías aéreas transnacionales con bases en toda Europa, la incertidumbre jurídica sobre la legislación laboral y fiscal aplicable, el aumento de formas atípicas de empleo de la tripulación aérea y los diferentes niveles de protección social de los trabajadores, el desigual margen de acción de las compañías aéreas y la inadecuada aplicación de las normas a nivel nacional», según el comunicado.

La posición común fue acordada al margen del Consejo de Transportes del martes de los ministros de la UE, que debido a la covid-19 tuvo lugar por videoconferencia el pasado 8 de diciembre.

En él, «los ocho Estados Miembros piden a la Comisión Europea y a otros Estados Miembros que consideren estos retos como una prioridad y que tomen medidas, por ejemplo, garantizando la seguridad jurídica, la aplicación efectiva de las normas y una mejor coordinación entre las autoridades«. No sabemos a día de hoy si el Ministerio de Abalos se ha posicionado al respecto en esta cuestión prioritaria para la Economía Nacional en España.

Además, se llama la atención sobre la salvaguardia de la dimensión social cuando se revise la Directiva comunitaria sobre normas comunes para la explotación de servicios aéreos.

Para los ministros competentes, «salir de esta crisis sin precedentes más fuerte y resistente depende de que se garantice una competencia sana y leal y se proporcione una conectividad socialmente responsable a los viajeros europeos«, dice el comunicado.

Está abierto a posibles nuevas suscripciones de otros países de la UE.

Tras varias semanas de vacaciones de primavera, la aviación europea se está poniendo al día, especialmente tras el resurgimiento de las infecciones por covid 19 en Otoño. Y ni siquiera la tímida recuperación del verano evitará las fuertes pérdidas anuales de tráfico.

Con el sector en crisis, ya se han anunciado varios despidos y algunos países han tenido que inyectar dinero en algunas aerolíneas, como la portuguesa TAP, que ahora se enfrentará a una importante reestructuración.

El plan de reestructuración de TAP, relativo a la ayuda estatal de 1.200 millones de euros, tiene era enviado por Portugal a Bruselas el jueves pasado.

SourceExpreso
- Publicidad -spot_img

Más artículos

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

spot_img
- Publicidad -spot_img

Todos los canales

Últimos artículos

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies