Ana Pastor y el feroz lobo de la privatización de AENA

0

Madrid, SP, 2 de febrero de 2015.- Ayer domingo una entrevista a Ana Pastor, Ministra de Fomento, y la correspondiente portada de ABC entrecomillando “Hemos pasado del miedo al rescate a crecer como nadie en Europa”, y debajo “Los corruptos pagarán por lo que han hecho y además devolverán el dinero”, son dos muestras de la escasa seguridad en cómo se ha emprendido desde Fomento la mayor privatización en España de los últimos años con AENA, así como que el electoralismo lo invade todo ya en nuestro país. Pastor ya está vendiendo la piel del toro, antes de lidiarlo… Empezando por el final, lo de que “… y además devolverán el dinero”, sobre los corruptos, probablemente ni ella se lo cree. Prueba de ello es que señalaba la “quiebra” de AENA en 2011, y todavía no se sabe si la cifra exacta de su déficit era entonces de 14.000 millones (más los 500 de caja) o los 12.000 que declaraba ayer en la entrevista. Pero no centraremos en lo que se refiere a AENA en sus respuestas a las periodistas Nuñez y Gómez de ABC.

El titular indica la satisfacción desde el minuto 1 por la expoliadora privatización del 49% de AENA. “El interés por AENA confirma que los inversores vuelven a confiar en España”. Evidentemente, ante semejante “chollo” para los inversores, que no para sus conciudadanos, éstos, los inversores, están evidentemente encantados con la posibilidad de hacer su febrero con la OPV de AENA. Sus propias palabras están indicando algo que los trabajadores ya llevan tiempo denunciando, como es que la privatización se hace para los “amiguetes”, es decir para los mercados y especuladores. Incluso ya alguno de ellos según escribía en el Diario.es, como FCI, con domicilio indirecto en las Islas Caimán.

Cuando las periodistas le preguntan sobre los beneficios de la privatización de AENA, Pastor, vuelve a ser traicionada por su subconsciente cuando responde de forma casi surrealista sobre que “sirva a los intereses de movilidad de los españoles…?, sin precisar en absoluto en su respuesta si antes no servía con el 100% público AENA a la movilidad. El argumento de tener un sistema aeroportuario eficiente, de calidad y al servicio de la cohesión del país, es algo que en absoluto está relacionado con el capital que se lucre de este servicio público. Respuesta de política de forma demagógica.

Cuando le preguntan sobre si eso se hace mejor en manos privadas que en públicas, sólo le falta decir, “me encanta que me hagan esa pregunta…” a las periodistas, pues eso le permite decir que “AENA sigue siendo pública”, señalando que los “profesionales siguen siendo servidores públicos”. De paso señala que es el modelo internacionalmente adaptado en Europa.

Luego la entrevista se sumerge en las diferencias con la privatización de la gestión sólo de Barajas y El Prat que proponía Zapatero. Aquí la ministra señala que la deuda entonces era de 12000 millones de euros y que se iba a poner en manos privada las joyas de la corona con esos dos aeropuertos. Según ella poner en manos privadas el 49% de TODOS los aeropuertos españoles, garantiza que éstos sigan funcionando en red, y lo reitera y recalca cuando dice que “nunca se rompa la red…”

Tampoco aclara la paralización de la OPV en diciembre, cosa que en absoluto desvela, y sí se encarga de volver a señalar la máxima contradicción de privatizar cuando los números de AENA se encuentran en verde, y a un precio de ganga como demuestra el ansia de los mercados por aprovechar el chollo a estos precios…

Le preocupan por los riesgos de solapamiento del tren y avión en España que aparece en el folleto de la OPV, y Pastor saliendo por peteneras, habla de lo que están creciendo todos los modos de transporte en España. Pero no explica esa amenaza.

FINALMENTE de forma simbólica se enlaza el tema aeroportuario con el del hormigón armado, y el discurso se torna ya directamente electoral, con los logros, empleos creados, y demás zarandajas demagógicas de los políticos en general. Pese a que Pastor niega que nunca haya sido propuesta para Alcaldesa de Madrid, sin duda alguna, por su discurso, y por sus numerosas ultimamente apariciones por todos lados, se trata de un capital humano interesante para los planes de Rajoy próximos, cuando la amenaza de ser retirados por las urnas a la oposición se ve que es la máxima preocupación del Gobierno y de sus ministros. De ahí la velocidad con la que se ha afrontado este expolio patrimonial nacional, y la negativa a su comparecencia para explicarlo en profundidad en el Congreso y el Senado. Eso de mandar a su Secretario de Estado a dar las explicaciones en lugar de hacerlo directamente ella, tiene una sóla lectura para el contribuyente…. No es posible explicar algo inexplicable. Tanto decir que viene el lobo, Sra.Ministra, y resulta que tras la piel de cordero de las bondades de la privatización, ya empiezan a aflorar amenazas a la limpia disección patrimonial. Que esto lo hagan “patriotas” además, tiene su aquel. Ana y el lobo se llama el cuento.

Deja un comentario