Boeing en situación limite

0

Washinghton, USA.- (Boeing) El coronavirus ha presentado una crisis de capitalización para Boeing. La compañía ya estaba en graves dificultades financieras debido al 737 Max, y las medidas que la FAA estableció hace mas de un año después de que los sistemas de control de vuelo relacionado con el MCAS, y que provocó dos accidentes mortales

Ahora, el brote se ha extendido por toda la industria de la aviación mundial y, a medida que las prohibiciones de viaje obligaron a paralizar la flota de las compañías aéreas, amenazó la salud a largo plazo de la aviación estadounidense.

El precio de las acciones de Boeing ha perdido cerca de dos tercios de su valor en el último mes.

La compañía ha diseñado una serie de medidas desesperadas para contener el daño financiero. Se dispuso de la cantidad total de un préstamo de $ 13.8 mil millones a mediados de marzo poco después de la caída del mercado de valores comenzó. Calhoun y el presidente de la junta, Larry Kellner, anunciaron que renunciarían a sus salarios hasta finales de este año.

La compañía está pidiendo al menos $ 60 mil millones en dinero de estímulo financiero federal para salvar la industria de la aviación estadounidense, de la cual Boeing sería el principal beneficiario. 

Para colmo de males, Boeing ha anunciado que detendrá todas las actividades de producción en la región de Puget Sound del estado de Washington, uno de los primeros puntos críticos nacionales para el brote de coronavirus , durante dos semanas después de la muerte de un empleado.

La medida afectará, según publica el Washington Post, hasta 70,000 empleados en la región de Puget Sound, quienes según la compañía recibirían vacaciones pagadas mientras dure esta circunstancia.

La interrupción de la producción podría obstaculizar las operaciones de producción comercial de Boeing. Aunque Boeing tiene su sede en Chicago, sus fábricas en el estado de Washington forman el epicentro de sus actividades de producción, ya que forma parte de la cadena industrial para el ensamblaje final para aviones comerciales, incluidos los 737 Next Generation, 747, 767, 777 y 737 Max. 

El negocio de defensa de Boeing podría ser un refugio contra la agitación que enfrenta su negocio comercial. La compañía dijo el lunes que “la mayoría de nuestra producción y otras instalaciones en toda la compañía permanecen abiertas”. Eso incluye sitios de fabricación en todo el país donde se fabrican aviones y armas para el Pentágono.

Deja un comentario