COVID-19: El verdadero valor de los pilotos de carga aérea

By Felix Gottwald (ECA)

4

Bruselas, BEL.- Como tripulación de vuelo en aviones de carga, a menudo somos vistos como pilotos de segunda clase por muchos en la industria, no “suficientemente buenos” para los pasajeros, y sin todo el glamour que acompaña a los pilotos de las aerolíneas en las películas de Hollywood.

Sin embargo, sólo reconocidos por unos pocos compañeros aviadores, nuestra vida en las sombras puede ser bastante interesante, y nuestro entorno operativo es a menudo mucho más desafiante que el del piloto de una aerolínea “normal”. Por lo tanto, es casi divertido que nuestro valor real sólo se vea, cuando todos los demás están en tierra. La importancia de las cadenas de suministro “justo a tiempo” significa de repente que sin aviones de carga -y sus tripulaciones listas para volar durante una pandemia- podríamos enfrentarnos a problemas aún mayores en un futuro próximo que los que estamos viendo ahora.

La importancia de las cadenas de suministro justo a tiempo significa de repente que sin aviones de carga -y sus tripulaciones listas para volar durante una pandemia- podríamos enfrentarnos a problemas aún mayores en el futuro cercano que los que estamos viendo ahora.

TRABAJANDO A MÁXIMA CAPACIDAD DURANTE COVID-19

Para muchos de mis colegas esta circunstancia inspira un sentimiento de orgullo y confianza. No sólo estamos felices de ver que nuestro trabajo sea finalmente apreciado, sino que también nos alegramos sinceramente por ello. Nadie se pregunta por los turnos largos, las reprogramaciones a corto plazo o el tiempo prolongado fuera de casa en un entorno siempre cambiante y complejo, donde los viajes se han vuelto casi imposibles y definitivamente engorrosos.

Con un cuerpo de pilotos internacionales, algunos colegas ni siquiera pueden llegar al trabajo, y nunca podemos estar seguros de cuándo volveremos a casa finalmente – ¿el país al que vamos a volar nos dejará realmente entrar o nos enviará a la cuarentena inmediatamente? Sin embargo, sabiendo que trabajar al máximo de capacidad ayudará a la sociedad a soportar un poco mejor el desafío de COVID-19, nadie se queja.

Sin embargo, a sabiendas de que trabajar a máxima capacidad ayudará a la sociedad a soportar el desafío de COVID-19 un poco mejor, nadie se queja.

Nuestros trabajos también están sujetos a una fina cuerda y es de vital interés para nosotros hacer lo que podamos para ¡salvar nuestras empresas! Hemos escuchado y respondido a la llamada, y mis colegas se ofrecen a renunciar a los días de vacaciones para poder trabajar. Nuestros pilotos están más ansiosos de hacer su parte del trabajo que nunca, esperando la oportunidad de ayudar donde se necesite.

Ya antes de que comenzara la pandemia de COVID-19, estábamos amenazados con perder nuestros trabajos debido a la subcontratación de nuestra red de rutas y a una reducción significativa de nuestra flota, sin mencionar los rumores de reducción de las tripulaciones, y finalmente no realizar operaciones de carga de los pilotos a medida que la tecnología evoluciona.

PILOTOS = ¿SÓLO UN FACTOR DE COSTE PRESCINDIBLE ?

Sólo podemos esperar que la dirección reconozca y valore los esfuerzos que estamos haciendo para mantener el negocio a flote y honrar las cicatrices que tenemos. La experiencia demuestra que no será así y que al final de la crisis, cuando todos los demás vuelvan a volar pasajeros, una vez más corramos el riesgo de vernos reducidos a trabajar para una “filial desatendida” de una gran empresa multinacional, en la que los pilotos sólo se consideran un factor de costo prescindible…

Nota de Redacción: En AD siempre hemos hablado de “…esa gran desconocida Aviación Comercial” la carga aérea. Es el momento de acercarnos y valorar algo más el trabajo, la mayor parte de las veces silencioso como la noche, de estos trabajadores, que en estos días de zozobra lo dan todo por todos nosotros para que no nos falte de nada en nuestro “cómodo” confinamiento.

4 Comentarios

  1. Yo siempre os tuve un enorme respeto. Esos “mighty” MD-11s de FEDEX, 747-8s, o el Antonov 225 son aviones que no los levanta al cielo un piloto cualquiera. Requieren lo mejor de lo mejor en cuanto a destreza y experiencia. Y no solo pilotos, también en cuanto a técnicos que puedan solucionar problemas complejos para mantenerlos volando. En el mundillo de las aerolíneas de pasajeros hay ciertos pilotos y tripulantes que se lo tienen demasiado creídos para lo poco que hacen…

  2. ICon mucha tristeza leo este msj,dudar del valor de los pilotos de carga es necio, ofensivo, hipócrita… siempre fueron,son y serán necesarios y valiosos,no sabía esta triste realidad,menospreciados?? Porque??
    Son tan valiosos como los pilotos de aviones de pasajeros o militares,vuelan 747 o aviones más complejos de volar,Vi volar a pilotos de C 130 a Malvinas durante la guerra,fueron tan valientes como los pilotos de caza,son,en la FAA,el equivalente a los pilotos de cargueros.Mi gratitud a Uds por el trabajo que están haciendo en estos momentos obscuros que vive la humanidad!
    Saludos desde Argentina 🇦🇷 Sres!

  3. La aviación comercial, la gran desconocida, pues su trabajo es el traslado de mercancias, y los sacrificados pilotos y que gracias a sus esfuerzos, nos tienen abastecidos de todo y así no sufrir tanto este Coronavirus. Abrazos para el personal tanto aereo como el personal de tierra. Gracias.

  4. En estos momentos, de autentica emergencia, poco o nada aporta a la fiabilidad y seguridad del transporte aéreo entrar en polemicas sobre quien es el mejor o el menos valorado cuando lo importante es empujar en la misma dirección ya que todos somos necesarios y nadie es imprescindible

Deja un comentario