Copia del Burofax remitido a los Sres. Blanco, Lema y Novelles, desde el ACC de Torrejón con advertencias sobre seguridad operacional

0

Estimados Sres. Blanco, Lema y Novelles,

Como controladores aéreos del centro de control de Torrejón nos sentimos en la obligación de advertirle de dos modificaciones derivadas de la aplicación del RD1/2010 que afectan a la seguridad del tráfico aéreo:

1.- Como consecuencia de la aplicación del artículo 3.3 del RD 1/2010 sobre tiempo de actividad y descanso de los controladores civiles del tránsito aéreo se ha reducido el tiempo de descanso diurno del 33% al 25%. En el Centro de Control de Torrejón esto ha supuesto que, en vez de asignar 3 controladores por cada sector, se asignen 8 controladores para 3 sectores.

A día de hoy las consecuencias son:

En primer lugar, se está incrementando el número de relevos, cuando se sabe que es un momento crítico en la seguridad. En 2008, p ej, la CEANITA estudió 5 incidentes en los que se resalta la importancia de este momento en que el controlador ha de tomar conciencia situacional.

Por otro lado, los controladores rotan por 3 sectores, en vez de estar centrados en los procedimientos e información relativos a un solo sector. Esto implica una carga adicional tanto en la concentración como en la cantidad de información a manejar (deltas activas, NOTAMs publicados, turbulencias,…).

Por último, toda esta reorganización se ha aplicado sin estudiar en qué grupos de sectores es más conveniente rotar. Se están produciendo incidentes porque después de trabajar en un sector cuyo volumen de responsabilidad corresponde a niveles de vuelo bajos se pasa a trabajar con un volumen responsable de niveles altos, con el consecuente peligro de que la inercia lleve al error de autorizar descensos fuera del volumen propio. Se podría resolver estudiando los sectores óptimos desde el punto de vista de la seguridad.

2.- En la Disposición transitoria primera del RD 1/2010 se faculta a AENA para "cambiar la jornada por necesidades del servicio o por la variación de los horarios operativos de la dependencia, así como modificar la hora de entrada de un turno en un centro de trabajo, …".

En aplicación de dicha disposición, en el centro de control de Torrejón se ha previsto modificar la hora de entrada para el mes de abril. El único fin verosímil de este cambio de horario sería mejorar la "sostenibilidad económica", pero nos gustaría que se tuvieran en cuenta las implicaciones en seguridad, uno de los objetivos declarados de este RD, que suponemos (sólo suponemos) que prima sobre los otros.

Actualmente, el servicio de mañana se realiza de 0800 a 1500, el de tarde de 1500 a 2200, y el de noche de 2200 a 0800. Un controlador que trabaje de tarde y al día siguiente de mañana tiene aseguradas 8 horas de sueño. Con el nuevo horario la mañana abarca de 0700 a 1500, la tarde de 1500 a 2300 y la noche de 2300 a 0700.

Esto supone que un controlador que tenga programada una mañana después de una tarde, dependiendo de la distancia de su domicilio, podrá dormir unas 6 horas. Creemos que no tenemos que explicar que la fatiga y la falta de sueño son unos elementos clave en la seguridad. A esta falta de sueño hay que añadir la que acumulemos por los turnos de noche que se nos asignen y las horas extras obligatorias que se nos programen.

Existen diversos estudios que concluyen en la conveniencia de que el turno de noche sea más largo para que haya más horas de descanso entre el turno de tarde y mañana. Un ejemplo de estos estudios es el de la Organización Internacional del Trabajo sobre Control Aéreo en el que se recomienda el sistema utilizado en Italia ( y Torrejón hasta ahora ) de noches de 10 horas y mañanas o tardes de 7 horas.

Este cambio de horario no se va a realizar por "necesidades de servicio" como se establece en el RD, sino con el objetivo de que cada noche se nombre un número inferior de controladores y reducir costes.

Los responsables de esta decisión responderán judicialmente, como ha ocurrido en el caso de Skyguide en Suiza, si se produce algún resultado no deseado por nadie, consecuencia de primar el aspecto económico sobre el de seguridad.

Por todo ello, le ruego que, hasta que se realice un estudio adecuado de seguridad, la prudencia les lleve a restablecer el sistema previo de asignación de sectores y no se modifiquen los horarios actuales, dado que además no existe una "extraordinaria y urgente necesidad"

Atentamente,

Deja un comentario