Daños colaterales de la privatización de las torres hace 4 años

0

Madrid, SP, 8 de abril de 2016.- La ocurrente privatización de las 13 torres de control de la época del bachiller y euroaforado José Blanco en el Ministerio de Fomento, con J.I.Lema como presidente de AENA y la actual Secretaria General de Transportes, Carmen Librero, entonces como directora de Navegación Aérea, empieza a asomar la verdadera cara de la precariedad con la que se abordó. Unas migajas en medio de la quiebra de AENA (casi 15.000 millones de déficit), pero sobre todo con claras implicaciones en aspectos relacionados con el quehacer de estos trabajadores, donde la patronal Saerco o Ferronats proponen una jornada de 1.826 horas, frente a las 1.670 planteadas por los trabajadores del control aéreo privado, equivalente a las que según el Laudo, pueden realizar los controladores del Ente Público, ahora ENAIRE. De nuevo la falta de personal, según denuncian los trabajadores de proveedores de servicios privatizados, VS, la latente amenaza de la fatiga. Experimentos sin estudios previos, es decir, economía sobreponiéndose a seguridad en definitiva. Un año y medio después sigue estancada la negociación de su Convenio Colectivo. !Que los militaricen…! como se les ocurra organizar cualquier cosa que huela a reivindicación…, sería la “solución” del tal Blanco y sus colaboradores de entonces.

Según los controladores afectados declaran a EP “las plantillas son demasiado ajustadas con lo que en ocasiones se trabaja con un sólo controlador de torrs no catalogadas para ello (monoposición), no hay un sistema regulado de guardias o imaginarias y se realizan tareas adicionales al trabajo efectivo de control, incluso en los descansos”.”Detrás está un supuesto modelo más optimizado y adaptado al tráfico, lo que hay es una falta de personal, no existe flexibilidad, ante la ausencia de un sistema de guardias se abusa del término “causa sobrevenida” para obligar a cubrir cualquier ausencia de controlador”, señala otro de los afectados.

El Convenio en vigor data de septiembre de 2012, y fue firmado por CCOO, UGT y APCA (Asociación de Proveedores Civiles de Tránsito Aéreo) conformada por Saerco y Ferronats.

Para hacernos una idea un controlador en práctica no percibe por encima de 1.000EUR y los mejor pagados 36.000EUR brutos al año más complementos por horas extras (sí han leído bien !horas extras!)

Por otro lado existen límites al acceso profesional. De los 350 controladores formados antes de la privatización en escuelas, sólo 98 se incorporaron a las plantillas de Ferronats y Saerco.

Buena parte de esas plantillas son resultado de subrogarse algunos, otros provinientes de controladores militares con la antigüedad reconocida y condiciones ad-hoc al ser necesaria experiencia en ese momento. Esas limitaciones “han elevado el coste de los cursos, hecho que la demanda baje y han limitado el número de empresas…”

Por ejemplo los cursos de controlador de torre, aproximación y ruta de SENASA cuestan 75.000EUR y los de torre de la escuela SAERCO, 25.000

SENASA ayer lanzaba sus cursos de aproximación y ruta que comienzan en junio y entre cuyos requisitos está precisamente “no estar prestando servicios como controlador de tránsito aéreo, operador AFIS y operadores SDP en dependencias españolas”, con lo que los controladores “privatizados” no pueden concurrir pues deben tener formación de ruta.

TORRES LIBERALIZADAS.

Aena adjudicó en septiembre de 2011 a Ferrovial y Saerco el servicio de control de torre en 13 aeropuertos de la red, por 18,1 millones de euros anuales –con un ahorro de casi el 50% en costes– y por un periodo de cinco años y uno prorrogable, si bien no empezaron a operar hasta septiembre de 2013, tras un proceso de transición necesario.

FerroNats Air Traffic Services –UTE integrada por Ferrovial y NATS– presta servicio en 9 torres: A Coruña, Vigo, Sabadell, Cuatro Vientos, Valencia, Alicante, Ibiza, Sevilla y Jerez, mientras que Saerco es proveedor de control en 4 torres: Castellón, La Palma, Lanzarote, Fuerteventura y La Palma y del servicio AFIS (servicio de información aeronáutica) en Seu de Urgell.

Por su parte, Ineco presta el servicio AFIS en tres torres (Burgos, Huesca y La Gomera), servicio de control en El Hierro y el SDP (servicio de dirección de plataforma) en Madrid-Barajas divido en dos sectores (dos torres) en la T1, T2 y T3 y en la T4, moviendo el 50% de la operativa.

El SDP dirige el movimiento de las aeronaves en tierra y se puso en funcionamiento en noviembre de 2011, antes incluso de la liberalización de las torres, para sustituir a los controladores aéreos que lo prestaban antes.

En Barajas el servicio SDP cuenta con 44 operadores, de los cuales 36 están en torre al 100%, mientras que el resto de la plantilla rota por otras dependencias para prestar servicio AFIS y ATC (control de torre) allí donde se requiera.

El sueldo de un técnico de SPD es más de un tercio más barato que el que cobra un controlador, similar al del sector de 'handling', y para las nuevas incorporaciones es un 15% más bajo, poco más de 1.000 euros.

“Se trabaja con la plantilla mínima y se incumplen los descansos”, asegura uno de los operadores que trabaja para Ineco, que recuerda que la necesidad de refuerzos les obliga a trabajar en turnos de siete días seguidos. “Nuestra situación es todavía más complicada y existe un vacío legal”. No se les aplica el convenio sectorial ni el Real Decreto 1001/2010. “Somos control 'low cost'”, concluyen.

Desde USCA, que no cuenta con representación en las torres privatizadas, aseguran que la situación en estos centros es “muy complicada”. “Les prestaremos nuestro apoyo para garantizar unas condiciones de trabajo dignas, independientemente de donde trabajen”, señalan.

Deja un comentario