spot_img
spot_img
10.6 C
Madrid
abril, miércoles 17, 2024

El Gobierno portugués incrementó un 73% el alquiler de aeronaves para la extinción de incendios 

Con esta fórmula, Portugal consigue cubrir sus plazas mientras en España quedan desiertas por las malas condiciones ofrecidas.

Nuestros monográficos

- Publicidad -spot_img

Miguel Gutiérrez / Aviación Digital, Sp. En 2023 los equipos de extinción de incendios del país luso sufrieron un severo déficit. A fecha de 15 de mayo, ya a las puertas del verano y de las altas temperaturas, sólo había 27 aeronaves disponibles cuando se requerían 34. El plan era tener un total de 72 para el 1 de junio pero llegaron con 3 meses de retraso, el 6 de septiembre. 

En esta tesitura, la Fuerza Aérea Portuguesa se vio obligada a hacer un esfuerzo económico y a alquilar nuevos equipos a un precio mayor que el inicialmente presupuestado. El importe fue, en algunos lotes, un 73% superior al habitual según revela el diario luso Público. 8 de los 14 contratos fueron adjudicados por concurso público y los 6 restantes de forma directa. En total supuso un gasto de 66 millones de euros. El precio de los aviones estuvo en línea con lo presupuestado: 17 millones frente al máximo de 17,3 millones de euros establecido. Sin embargo, el coste de los helicópteros estuvo muy por encima del techo presupuestario.

Alquiler más caro por la inflación y por la imprevisión

Las compañías argumentaron que la inflación ha incrementado los precios de todas las variables. Un factor clave en el aumento de los precios de contratación fue que no se hicieron los deberes a tiempo. En la licitación de marzo de 2023 solo se contrataron 19 de los 33 helicópteros necesarios. Así, ya en julio, en plena temporada de incendios, se contrataron 7 helicópteros ligeros y 4 aviones anfibios por un importe muy superior. A esto hay que sumarle la alta demanda a nivel mundial que también encarece el servicio.

La comparativa de cifras entre 2022 y 2023 da fe de ello. Hace dos años, según las licitaciones, el precio medio de la aeronave al día era de 8.800 euros. En 2023 fue de 15.263 euros, un 73% extra. Ídem ocurrió con el coste de la hora de vuelo: pasó de 660 a 1.089 euros. Un incremento del 65% en menos de un año. A pesar de ello, la administración portuguesa no dudó en adjudicar los contratos.

Mejores previsiones para verano de 2024

Este año la Fuerza Aérea Portuguesa está mejor pertrechada y cuenta ya con 41 aparatos para hacer frente a los incendios rurales. La flota aérea tiene en su poder 10 aviones y 31 helicópteros. Los contratos para la llegada del resto de equipos están aún pendientes de adjudicación, hacen falta entre 13 y 17 aeronaves adicionales para hacer frente al verano con garantías.

El Gobierno de Portugal no se cierra ninguna puerta y no duda en explorar el mercado internacional, donde las empresas españolas están muy bien posicionadas, y una alternativa a los bajos precios de licitación en España, que en algunos casos están muy por debajo de los costes de operación. El hecho de que el país vecino esté dispuesto a adaptarse al incremento generalizado de los precios del servicio le da una ventaja competitiva frente a otros contratantes.

España, anclada en el modelo opuesto

Al contrario, nuestro país se mantiene instalado en el presupuesto previo a la inflación que ya ni siquiera cubre el gasto operacional de las aeronaves. Esto complica la adjudicación de los contratos ya que las empresas no están dispuestas a trabajar a pérdidas o a simplemente cubrir gastos. Como consecuencia, la flota aérea española ve más atractivo trabajar para otros países como Portugal. El riesgo de que España se quede sin servicio es real.

SourcePúblico
- Publicidad -spot_img

Más artículos

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -spot_img

Todos los canales

Últimos artículos