El vuelo Valladolid-Londres se retrasa 7 horas por un fallo en el motor antes del despegue

0

No ha sido un buen comienzo de año para los pasajeros del vuelo Valladolid-Londres con la compañía Ryanair con la salida prevista para las 15:05 horas desde el aeropuerto de Villanubla.

A esa misma hora, cuando todos los pasajeros se encontraban en el interior del avión recibiendo las explicaciones pertinentes de las azafatas antes del despegue, se ha producido un fallo en el motor derecho del aparato, que ha obligado a salir del avión a todos los pasajeros.

Según ha podido saber Castilla y León Televisión, la compañía irlandesa ha anunciado a sus clientes que en 55 minutos, es decir a las 16:00 horas, el avión estaría listo para volar. Pero no ha sido así.

El siguiente aviso que han recibido los pasajeros ha sido la demora de dos horas. A las 18:00 horas, con un ambiente bastante caldeado a falta de explicaciones lógicas, Ryanair ha informado sobre la llegada de un ingeniero de Madrid prevista a las 20:00 horas para arreglar la avería. Gracias a la llegada del técnico, sobre las 21:45 horas los más de 150 pasajeros pudieron embarcar en el vuelo con destino a Londres.

No tienen acceso a las maletas

Entre el grupo de pasajeros, hay niños y ancianos, personas que necesitan medicación o tomar alimentos de forma periódica. Pues bien, Ryanair no permite tener acceso a la maleta a menos que se decida abandonar el vuelo. Ese hecho ha enfadado aun más al personal, que está a la espera de una información que solucione este problema a día 1 de enero.

En principio, si el ingeniero de Madrid no consigue arreglar el fallo, sobre las 22:00 horas la compañía irlandesa anunciará las posibilidades que tienen los pasajeros, que se presumen dormir en Valladolid en un hotel cercano o ir en otro vuelo a Santander y al día siguiente volar a Londres.

Suceda lo que suceda, seguro que hay muchas mejores formas de comenzar un año que estar en la terminal de un aeropuerto durante más de cinco horas sin saber cuando podrás volver a casa.

Deja un comentario