Entrevista a la piloto de Level, Laura Porras

Carlos Navarro para Aviaciondigit@l

0

Barcelona, SP.- Entrevistamos a Laura Porras piloto de la compañía Level que nos da algunos vectores en primera persona del punto de vista femenino de esta profesión (nos negamos a emplear el termino “pilota”). No se aprecia afortunadamente nada traumático en sus palabras, y sí mucha pasión por la profesión que desempeña desde hace 18 años, aunque sea una profesión aún mayoritariamente masculina. Laura la ejerce como cualquier otro profesional en esta compañía, señalando que los requisitos son los mismos, y se consigue si se pone esfuerzo y dedicación a esta carrera profesional totalmente vocacional en su caso. 

¿Te parece sexista el mundo de la aviación?

No, pero creo que, en general, se deberían ampliar las oportunidades para que hombres y mujeres tengan la misma cabida en las diferentes ocupaciones laborales.

¿Fue difícil perseguir tus sueños? ¿Qué problemas o impedimentos tuviste?

Vengo de una familia muy ligada a este mundo: mi padre era sobrecargo y mi madre TCP en Iberia. – Estuvieron destinados en Anchorage –Alaska- en los años 90, cuando Iberia volaba a Tokio vía Anchorage y allí me hice piloto. Siempre me encantó volar por lo que en mi caso esta profesión es totalmente vocacional.

En mi opinión, no existen diferencias entre hombres y mujeres, para conseguir ser piloto. Los requisitos a los que nos enfrentamos son los mismos y, para mí, todo en la vida se consigue con esfuerzo y dedicación.

¿Ves diferencias de trato, oportunidades de ascenso con tus homólogos hombres?

Para conseguir ser piloto los requisitos a los que se enfrentan hombres y mujeres son los mismos, da igual si eres hombre o mujer. La primera que tiene que estar convencida de lo que quieres eres tú misma; eso te permite superar cualquier obstáculo que se presente, da igual que sea en el entorno familiar, durante tu formación o cuando estás buscando trabajo.

En cuanto a las oportunidades de ascenso, existen las mismas oportunidades, pero si es cierto que debemos tener en cuenta que actualmente de los 6.000 pilotos que hay en España, solo unas 200 somos mujeres por lo que el porcentaje de ascensos es mayoritariamente masculino.

¿ Cómo es la convivencia, el día a día.?

Somos como una gran familia. Para nosotros lo más importante es el trabajo en equipo, desde las personas que forman parte de la tripulación de cabina, los técnicos de mantenimiento, los pilotos y copilotos. Todos trabajamos con un mismo objetivo; garantizar la seguridad de nuestros pasajeros y tripulaciones.

Con los pasajeros, has tenido alguna experiencia a contar.

Por supuesto que todavía hoy te puedes encontrar con actitudes aisladas machistas, pero lo que más impacta es que la gente aún se sorprenda de que una mujer sea piloto. Nuestra sociedad ha evolucionado, pero cuesta darle normalidad a la presencia de la mujer en profesiones como la nuestra, históricamente capitalizada por hombres.

Tú corta experiencia en Level ¿Cómo la valoras y que tiene de especial?

Llevo casi 18 años trabajando en Iberia y, hasta ahora, mi base siempre había sido Madrid. LEVEL ha sido para mí una oportunidad para volar desde Barcelona a nuevos destinos como Oakland. La experiencia está siendo muy positiva en todos los sentidos, sobre todo, profesionalmente ya que hemos formado un grupo fantástico de pilotos que trabajamos codo con codo para que la operación de LEVEL sea un éxito.

 ¿Tienes familia e hijos?

Tengo tres hijos adolescentes

¿Cómo puedes conciliar tu vida profesional y familiar.?

Ser piloto de avión es una profesión apasionante. Creo que el hecho de que existan pocas mujeres piloto no es consecuencia de la conciliación, sino de que hay pocos referentes mujer en profesiones técnicas. Es verdad que hay que adaptarse a los horarios, pero nuestras compañeras TCP –tripulantes de cabina de pasajeros- tienen los mismos que nosotras, y ellas son mayoría en su profesión. Me imagino que si más mujeres no se animan a ser pilotos es por falta de referentes, porque no se plantean esta profesión desde jóvenes.

¿Qué dirías a otras mujeres, que consejos o advertencias les darías?

Pues creo que las que más tenemos que hacer somos nosotras mismas. Estoy segura de que, si fuéramos más pilotos, se le daría normalidad a nuestra presencia en la profesión y esto mismo creo que es extrapolable a todos los ámbitos de la sociedad. Ojalá que más mujeres se animaran a hacerse pilotos.

¿Qué cosas ves del sector que necesitan cambio o mejorar.?

Creo que para que el papel de la mujer en el sector de la aviación evolucione debemos empezar con acercarnos a los niños y niñas. Es importante transmitir que existen profesiones técnicas apasionantes que pueden ser llevadas a cabo tanto por mujeres como por hombres y que, aunque no existan muchos referentes en este ámbito, si tu sueño es convertirte en piloto de avión solo necesitas esfuerzo, dedicación y constancia.

¿Qué te gustaría añadir?

Ha sido un placer dar un punto de vista femenino a nuestra profesión, y aprovecho para animar a todas las mujeres que quieran convertirse en pilotos de aviación que luchen, que las estamos esperando.

Deja un comentario