Ground effect vehicles-GEV

0

Pelícano9 de octubre de 2012.- Ya hace muchos años que se conoce este efecto consistente en un fenómeno que altera el flujo del aire cuando una superficie aerodinámica se desplaza muy próxima al suelo. Este fenómeno afecta a las aeronaves de ala fija, helicópteros, aves marinas que vuelan sin esfuerzo casi tocando el agua y a otros vehículos como bólidos que lo aprovechan para aumentar el agarre a la calzada. Pero lo que no es muy conocido es el desarrollo y existencia de vehículos que basados en este efecto se los puede considerar un hibrido entre avión y barco porque ni van tocando la superficie del agua ni se separan mucho de ella.

Son vehículos que se desplazan a velocidades parecidas a los aviones y transportan cargas similares a los barcos pero con un alto rendimiento. Al aumentar la sustentación por el efecto suelo y tener menor resistencia inducida, necesitan alas menores que un avión equivalente, menor potencia (motores más pequeños), por consiguiente menor peso y menos consumo de combustible, logrando una gran eficiencia. En los años 20 del siglo pasado, el fenómeno del efecto suelo ya era bien conocido.

RusoEn 1.934, la “National Advisory Committee for Aeronautics” americana publicó el “Technical Memorandum 771” titulado “Ground Effect on the Takeoff and Landing of Airplanes”. Pero no fue hasta los años 60 del siglo pasado cuando se empezó a experimentar de verdad con vehículos aprovechando el efecto suelo, sobretodo en la antigua Unión Soviética como consecuencia de la carrera armamentística propiciada por la guerra fría. Así como los EE.UU. fueron muy generosos con los presupuestos para la NASA (National Aeronautics and Space Administration) cuando se propusieron ser los primeros en llevar al hombre a la Luna, la Unión Soviética no reparo en gastos para desarrollar un medio de trasporte rápido y eficaz para el desplazamiento de tropas y equipos militares distinto de todo lo existente en esa época.

Ekranoplan KMEl “Ekranoplan KM” conocido por los americanos como “El Monstruo del Mar Caspio” dado su tamaño, fue detectado por sus servicios de inteligencia y ha sido quizás uno de los vehículos de este tipo más sobresalientes. Fue diseñado para ir a una altura máxima de 3 metros sobre la superficie del agua y alcanzar una velocidad superior a los 400 Km/h. No es de extrañar que los americanos lo apodaran “El Monstruo del Mar Caspio” porque el Ekranoplan KM pesaba 540 toneladas y tenia una longitud de 106 metros. Los Soviéticos llegaron a construir varios de distintos tipos, uno de ellos de 350 Tm. de peso fue dotado con capacidad para lanzar misiles (Ekranoplano 903 LUN).

http://www.youtube.com/watch?v=wvyXdcLRfFs

Pelican

Otro monstruo actualmente en desarrollo por los EE.UU. es el Boeing “Pelican ULTRA (Ultra Large TRansport Aircraft) ” propulsado por cuatro motores turbohélice, tiene 152 metros de envergadura, 122 de longitud y un peso máximo al despegue de 1.400 toneladas, es capaz de mantener una velocidad de crucero (a unos tres metros de la superficie del mar) de 440 Km/h. y un alcance aproximado de 18.000 Km. Tiene la ventaja adicional de poder volar también a 6.000 metros de altitud sobre tierra como un avión, opción ésta que merma su rango de acción pero le añade versatilidad. Como dato curioso, su tren de aterrizaje tiene 76 ruedas para distribuir adecuadamente su enorme peso.


http://www.boeing.com/news/frontiers/archive/2002/september/i_pw.html

Sus destinatarios potenciales serian las Fuerzas Aéreas de EE.UU. la OTAN y compañías civiles de trasporte. En versiones más modestas hay un buen número de este tipo de naves basadas en el efecto suelo, como ejemplo el “Air Fish-8” construido por AFD ( AirFoil Development ), con capacidad para seis pasajeros y dos tripulantes ó 750 Kg. y dos tripulantes a 160 Km/h..

http://www.youtube.com/watch?v=TYFEFekPzDM&feature=related http://www.youtube.com/watch?v=LSeZ1eQzDvI

Air Fish 8


Actualmente se esta investigando el efecto suelo en otra área muy interesante. En la actualidad existen unos magníficos trenes de alta velocidad que se desplazan sobre vías y otros que dan un paso más levitando mediante campos magnéticos, denominados Maglev (MAGnetic LEVitation) por consiguiente se evita el rozamiento con la superficie de las vías permitiendo un aumento de velocidad y disminución del ruido. Los trenes Maglev necesitan energía para desplazarse horizontalmente y energía para levitar. ¿Por qué no eliminar la energía empleada en la levitación y aprovechar el efecto suelo para hacer que se deslicen sobre aire? Pues bien, actualmente se está investigando en este tipo de trenes ya que aparentemente podrían tener mucho menor coste de fabricación y de explotación que los del tipo Maglev.


Tren magnéticoMagnético


J.M.M.C.

Deja un comentario