USO denuncia hostigamiento a TCPs de Ryanair

Hostigamiento laboral

0

Madrid, SP.- Desde USO-Sector Aéreo denunciamos las presiones recibidas por los tripulantes de cabina de Ryanair (TCPs) por lo que la empresa considera un bajo rendimiento en las ventas a bordo a los pasajeros, avisándoles de “procedimientos sancionadores” en caso de no mejorar estas ventas, así como que derivado de estos resultados en las ventas “simplemente no estás haciendo bien tu trabajo”.

Ryanair, tras amonestar a los tripulantes por su bajo rendimiento en ventas de productos tales como cosméticos, comida, bebida, perfumes, bebidas alcohólicas o tarjetas “rasca y gana”, modifica sus condiciones de trabajo en materia de horarios a modo de sanción desde el 1 de diciembre hasta el 31 de enero de 2018 por lo que la compañía considera un incumplimiento de su contrato, no estableciéndose en ninguna de sus condiciones contractuales los objetivos de ventas.

Asimismo, se les informa de que se les hará un “seguimiento continuo durante los 2 próximos meses” en los que, de no haber mejoras, “se procederá a tomar medidas y se podrá estar sujeto a procedimientos sancionadores”. En notificaciones anteriores, los tripulantes son amenazados con ser trasladados de centro de trabajo en algunas de sus bases en europa a otras, tales como a Londres o Dublín, para ser “monitorizados” en sus ventas.

Esta aerolínea parece olvidar que la función principal de los tripulantes de cabina es la de la seguridad a bordo de los pasajeros a los que transporta, y no la de un agente de ventas. La función de dar servicio a los pasajeros, ya sea con la comida y bebida, o productos de venta a bordo, es accesoria y secundaria.

Las funciones principales de un tripulante están recogidas en el manual de operaciones de la compañía aprobado por la autoridad aeronáutica irlandesa, así como en la normativa europea aeronáutica de la Agencia Europea de Seguridad Aérea, y son las destinadas a procedimientos operativos normales y de emergencia.

Desde la Unión Sindical Obrera denunciamos estas prácticas abusivas laboralmente que desvirtúan las funciones principales de los tripulantes de cabina, haciendo que se fuerce al trabajador a desatender las labores de seguridad a los pasajeros debido a las contínuas presiones recibidas para realizar labores meramente comerciales bajo amenazas de cambio de centro de trabajo, incluso en un país distinto, o cambios en los horarios.

Esta cultura de presiones y amenazas son impropias de una empresa del siglo XXI en el seno de un país miembro de la comunidad Europea como Irlanda, en la que la seguridad aérea prima por encima de las ventas de perfumes, licores o “tarjetas rasca y gana”, como así parece apercibir esta aerolínea a sus trabajadores.

Adjunto a este comunicado se añaden notificaciones a los trabajadores y afiliados de USO en relación a lo denunciado en este comunicado.

USO-SECTOR AÉREO.

Deja un comentario