La “traición” de Rato, sirve en bandeja el Gibraltar aeronáutico español a British Airways

0

Rato, Rajoy y EsperanzaLa prevención de Esperanza Aguirre, para que Rodrigo Rato accediera a la presidencia de Caja Madrid, tendría una clara justificación en lo que Don Rodrigo "McBarajas", está haciendo estos días en relación con la absorción de Iberia por British Airways, y el encaje de bolillos con la T4 del mayor aeropuerto de España, para servírselo a los británicos, como un nuevo Gibraltar, en este caso aeronáutico, sin que medie ningún Tratado.

El bagaje de la época de ministro de Rato, y su posición con Iberia, siempre ha indicado que no tiene ningún "cariño" a la que fué aerolínea bandera. Pero su traición a buen seguro la intentará justificar por criterios contables, sin que las consecuencias de la descapitalización nacional, le quiten el sueño. Mientras el ministro de Fomento, se frota las manos, pues Rato, le está haciendo el trabajo sucio, en su intento de desgaste a la presidenta madrileña, y a su ascensión a algún puesto clave que por ahora se nos escapa, aunque el precio sea esta traición a intereses nacionales.

La noticia que aparece en CapitalMadrid, titulada "Caja Madrid podría entrar en el capital del Aeropuerto de Barajas", no tiene desperdicio en la línea de lo que apuntábamos. Habla de una ecuación de canje de un 48% para Iberia y un 52% para British. Aquí es donde estaría el límite de lo que los "albiones" van a permitir. Según indica este medio, Rato se habría encontrado con una minusvalía de 147 millones, no compensados por los dividendos percibidos por la entidad de 90 millones. Para obtener una clara rentabilidad, las acciones deberían superar los tres euros. Aquí es donde entra Barajas, y la futura cogestión del aeropuerto madrileño. Lo que Rato sabe, es que existe un organismo, al que popularmente se le llama "AENA2", que lleva ya dos años trabajando en la línea de la futura participación de la Comunidad de Madrid, en la gestión aeroportuaria. De ahí la traición de sus actuales actos, que se confrontan directamente con los trabajos que se vienen haciendo desde hace tiempo por parte de la Comunidad. Aún sabiendo esto, que a buen seguro que lo sabe, la ambición de Rato, pues sino no tendría sentido el camino que ha emprendido, se ha decidido por servir en plato caliente la T4 a la compañía resultante de la absorción de Iberia por British. Es decir, de servir a British una infraestructura que superó los 7.000 millones de euros para el ciudadano, simplemente para poner en su curriculum un renglón más, y de paso dejar sin un activo importantísimo a la nación y a la Comunidad de Madrid.

El retraso de la absorción de Iberia, podría estar motivado por el estudio jurídico que se está llevando a cabo para el gran hub que se implantaría en Barajas. Atentos a la jugada. Iberia consiguió la explotación desde la T4 hace unos pocos años, y ahora lo que pretende es rentabilizar, PARA LOS INGLESES, esa opción ventajosa de la que ha venido disfrutando hasta ahora. Iberia pondría además los 2000 millones de euros que tiene en caja, frente al déficit de 4.000 millones de BA de su fondo de pensiones. Ahora se entiende aún menos la operación, pero lo cierto es que los mercados en las últimas semanas se han sumado a la euforia. Esta euforia cada vez parece que tiene menos lógica.

Deja un comentario