Los aeropuertos lanzan un Mayday para pedir ayuda a la UE

0
inside the international airport

ACI, BRU.- Con ocasión de la Cumbre sobre la aviación organizada hoy por la Presidencia alemana de la UE, ACI EUROPE expuso la grave situación financiera de los aeropuertos europeos y pidió a los ministros de transporte de la UE y a la Comisión Europea que garantizaran un alivio equilibrado y no discriminatorio para todo el ecosistema del transporte aéreo.

En lo que va de año, los aeropuertos de Europa han perdido casi 900 millones de pasajeros, y el tráfico de pasajeros ha desaparecido casi por completo (-98%) durante los meses de abril y mayo. Si bien los aeropuertos perdieron todos sus ingresos durante ese período, aún así sufrieron gastos importantes para acomodar los vuelos de emergencia y asegurar los suministros esenciales mediante vuelos de carga.

Desde entonces, el Protocolo de Seguridad de la Salud Aérea COVID-19 de la EASA/CEPD y el levantamiento de algunas restricciones de viaje han permitido que los aeropuertos vuelvan a funcionar, pero su recuperación avanza a un ritmo lento y decepcionante. El tráfico de pasajeros se redujo en un -93% en junio, y todavía se mantiene en un -80% este mes.

Dado que los aeropuertos europeos no se han beneficiado en general de un alivio financiero específico, esta situación significa que están continuamente quemando sus reservas de efectivo – y algunos tienen que utilizar préstamos inicialmente destinados a financiar inversiones para mantener las operaciones.

Jost Lammers, Presidente de ACI EUROPA advirtió: “La situación económica y financiera de los aeropuertos es desastrosa y la recuperación está avanzando a un ritmo mucho más lento de lo que esperábamos. La ayuda financiera a las aerolíneas no aborda ni resuelve los problemas financieros propios de los aeropuertos y el riesgo de continuidad de las operaciones en la recuperación. Esa ayuda financiera unilateral a las aerolíneas crea enormes desequilibrios en el Mercado Único de la Aviación y amenaza su integridad. Terminará por perjudicar la conectividad aérea y el interés de los consumidores“.

Si bien se han concedido más de 30.000 millones de euros de ayuda financiera a las compañías aéreas, esa ayuda no está llegando a los aeropuertos ni a otros proveedores. Las líneas aéreas están ejerciendo una presión implacable sobre los aeropuertos para que sigan rebajando o renunciando a sus tarifas, y en los casos de las líneas aéreas que reciben rescates masivos, actualmente ni siquiera pagan a los aeropuertos por el uso de sus instalaciones.

Para mantener las operaciones de los aeropuertos, ACI EUROPE pidió que se promulgaran las siguientes medidas de socorro, subrayando que se debería utilizar el Plan de Recuperación de la UE:

Compensación financiera a los aeropuertos por los costos que supone permanecer abiertos durante los cierres y por los costos adicionales de las medidas sanitarias. La Comisión Europea ha confirmado que esa compensación no calificaría como ayuda estatal, ya que es de competencia pública.

Ampliación de los planes de apoyo al desempleo temporal del personal de los aeropuertos – para limitar los despidos y conservar los conocimientos especializados.

Si la actual exención de franjas horarias se va a prorrogar hasta la próxima temporada de invierno, ello debería hacerse en condiciones estrictas y aplicables que permitan a los aeropuertos planificar sus niveles de recursos de manera eficiente. Esto también es crucial para garantizar que las franjas horarias no utilizadas puedan reasignarse a otras aerolíneas durante la recuperación, permitiendo así un restablecimiento más rápido de la conectividad aérea.

Exigir a las aerolíneas que reciben rescates gubernamentales que paguen a los aeropuertos por el uso de sus instalaciones.

Permitir la venta libre de impuestos a la llegada a los aeropuertos de la UE. Esto ayudaría a apoyar el restablecimiento de la capacidad de generación de ingresos.

ACI EUROPA también pidió a los Estados de la UE que coordinaran y armonizaran mejor las restricciones de viaje, y a la UE que tomara la iniciativa en el establecimiento de una norma internacional para las pruebas de pasajeros. Lammers comentó: “Agradecemos los esfuerzos de la Comisión Europea para alinear los Estados de la UE en las restricciones de viaje. Pero los Estados de la UE deben ser coherentes y cumplir lo que han acordado. No podemos seguir teniendo Estados que aplican diferentes requisitos para los mismos destinos. Esto no ayuda a la confianza del consumidor en los viajes y el turismo, y esto está perjudicando la recuperación”.

Deja un comentario