Los principales actores de la Aviación Humanitaria Internacional reunidos en Madrid

NP WFP/Foto:NWP

0

Madrid, SP.- Las operaciones de aviación humanitaria en las emergencias de Haití y Siria son las que despiertan mayor interés entre las que el Programa Mundial de Alimentos de las Naciones Unidas (WFP en sus siglas en inglés) tiene activas hoy en día. Así se puso de manifiesto en la rueda de prensa celebrada en el marco del VIII Congreso Mundial de Aviación Humanitaria (GHAC) que se inauguró esta mañana en Madrid.

(Pie de foto: De izquierda a derecha:Carlos Botta, Director Adjunto, Servicio de Aviación del Programa Mundial de Alimentos (WFP),Rafael de Prado, Jefe de la Oficina de Acción Humanitaria, Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID)
Antonio Salort-Pons, Jefe de Oficina en Madrid del Programa Mundial de Alimentos (WFP),Iván Gutierrez Santos, Director General Técnico del Colegio Oficial de Pilotos de la Aviación Comercial (COPAC)

José Odini, Director de la Unidad de Seguridad Aérea del Programa Mundial de Alimentos (WFP)En Haití en estos momentos contamos con dos helicópteros que facilitan asistencia humanitaria a poblaciones afectadas que sin este servicio estarían incomunicadas, ya que han quedado aisladas a causa de la destrucción provocada por el huracán Matthew“, declaraba Carlos Botta, Director Adjunto del Servicio de Aviación de WFP. “Pronto añadiremos un tercer aparato a disposición de la comunidad humanitaria para abordar las ingentes necesidades de estas comunidades”.

La labor que se está desarrollando en Haití es solo un ejemplo de las operaciones que lleva a cabo el Servicio Aéreo Humanitario de las Naciones Unidas (UNHAS), que WFP gestiona. En 2015 UNHAS estuvo activo en 33 países, llegando a más de 300 localidades en el mundo y trasladando a cerca de 300.000 pasajeros. Una labor que se inicia con la solicitud de ayuda por parte de los países afectados por desastres naturales o conflictos, seguida por la valoración de los expertos de Naciones Unidas, y la elaboración de una estrategia de actuación, basada en garantizar la seguridad de cooperantes, población y tripulación.

Un elemento básico en nuestras misiones es la prevención de accidentes, es decir, la seguridad de vuelo“, explicaba José Odini, responsable de la Unidad de Seguridad Aérea de WFP. Para ello la Aviación de WFP cuenta con estrictos procedimientos de acreditación de operadores aéreos, requerimientos específicos para los pilotos y seguimiento constante de las condiciones de seguridad sobre el terreno. En lugares como en Siria garantizar la seguridad lleva a WFP a realizar lanzamientos de suministros humanitarios desde más de 5.000 metros de altitud, una maniobra que requiere gran precisión.
Los participantes en la rueda de prensa afirmaron que eventos como el GHAC de Madrid, que reúne a cerca de 300 expertos internacionales, son imprescindibles para lograr la armonización de los organismos internacionales y operadores aéreos que participan en estas misiones aéreas y gracias a cuyo trabajo se cumple el principal objetivo humanitario: salvar vidas. Durante GHAC, los principales expertos – operadores aéreos, pilotos, ingenieros de aviación, organismos humanitarios, autoridades de aviación civil, asociaciones profesionales… – ponen en común sus experiencias, así como las necesidades más inmediatas para mejorar este servicio humanitario. Gracias a la VIII edición los organismos internacionales que intervienen en las operaciones aéreas podrán trabajar juntos en las mejoras y en establecer aún más lazos de unión que faciliten la labor en momentos de crisis humanitarias.

Son los que llamamos expertos aéreos humanitarios, de los cuales muchos han participado de forma voluntaria en alguna de las operaciones sobre el terreno y han visto las dificultades que este trabajo conlleva“, declaraba Odini en relación a los ponentes de la apretada agenda de GHAC. “WFP lidera la logística humanitaria -aclaraba Odini -, pero muchos otros organismos comparten la tarea“.

La aviación humanitaria permite realizar evacuaciones médicas, mejorar la eficiencia del trabajo humanitario o reducir riesgos como accidentes de tráfico y secuestros“, afirmó Rafael de Prado, jefe de la Oficina de Acción Humanitaria de la Agencia Española de Cooperación (AECID). La Cooperación Española apoya regularmente las operaciones aéreas de WFP, notablemente en los países del Sahel como Malí, Mauritania o Níger.

Esperamos que la celebración de este Congreso en Madrid impulse la cooperación entre operadores aéreos, autoridades aeronáuticas y profesionales españoles y que la aviación humanitaria tenga una mayor presencia en el sector aéreo nacional”, explicó Iván Gutiérrez, Director General Técnico del Colegio Oficial de Pilotos de la Aviación Comercial (COPAC). “Los pilotos españoles ya son una referencia para impartir formación a colegas que trabajan para UNHAS”.

La aviación humanitaria salva vidas, no deja a nadie atrás y refuerza la dignidad de las personas más vulnerables“, como reforzaba Antonio Salort-Pons, jefe de la oficina en Madrid de WFP. Salort-Pons daba las claves para entender el concepto de WFP de Aviación Humanitaria: “Respuesta a una crisis, en zonas de imposible acceso por tierra y transporte de personas“, siempre siguiendo el mandato de Naciones Unidas de responder de manera inmediata.

La inauguración del GHAC de Madrid ha contado con la participación de la presentadora de televisión Tania Llasera, que en un emotivo discurso ha puesto de manifiesto la importancia de concienciar sobre la ayuda de todos los agentes en las graves crisis internacionales.

 

Deja un comentario