Manifiesto de CSIF en AESA en favor empleados públicos en Cataluña

Mientras algunos de los denominados sindicatos "de clase" se han posicionado en Cataluña en el lado de los independentistas, el sindicato de empleados públicos, en la Agencia Estatal de Seguridad Aérea, órgano de supervisión de la seguridad aérea en el territorio de soberanía española, se manifiesta meridianamente del lado del Orden Constitucional y el imperio de la Ley

0

Madrid, SP.- Le remito nuestra posición sobre la situación que están viviendo los funcionarios en Cataluña, como servidores públicos defendemos el estado de derecho con sujeción a la Ley, ya hemos demostrado en reiteradas ocasiones nuestra imparcialidad y trabajo en favor de los ciudadano sin mezclar el funcionamiento de la administración con la política, como bien se vio cuando España estuvo casi un año con un gobierno en funciones, todo funcionaba como un reloj.

Creemos que nuestro trabajo en favor de los ciudadanos no debe ser interferido por intereses espurios de individuos o grupos de presión, estamos sometidos al imperio de la Ley en todas las ocasiones.

MANIFIESTO

Buenos días;

Los representantes de CSIF, en la Agencia Estatal de Seguridad Aérea, trasladan su apoyo y solidaridad a los empleados públicos en Cataluña por la situación de dificultad, incertidumbre y presiones que están recibiendo como consecuencia de las decisiones adoptadas por la Generalitat y el Parlament de Cataluña.

Nuestros compañeros catalanes no están solos. Cuentan con todo el respaldo, colaboración y respeto del conjunto de los empleados públicos, en todos los ámbitos de nuestras administraciones.

Este colectivo valora y aplaude la independencia, la profesionalidad y el sentido de Estado de los empleados públicos que, como los funcionarios y letrados de la cámara catalana, han dado ejemplo posicionándose y advirtiendo de la ilegalidad de estas actuaciones.

Los empleados públicos trabajamos con independencia, para garantizar el acceso a los servicios públicos de todos españoles en condiciones de igualdad, vivan donde vivan, y las Administraciones  son  garantes  de  los  principios  que  sustentan  nuestro  modelo  de Estado social, democrático y de derecho.

La primera obligación del empleado público, en cualquiera de las Administraciones en las que ejerza su función –estatal, autonómica o local- es la lealtad constitucional y el debido acatamiento al ordenamiento jurídico vigente: la Constitución Española y el Estatuto de Autonomía.

Rechazamos que se ejerza ningún tipo  de presión o coacción contra un empleado público por el hecho de situarse en el orden constitucional.

Los empleados públicos de Cataluña nos tienen a su lado

Gracias por vuestra atención.

 

Deja un comentario