5.8 C
Madrid
febrero, miércoles 1, 2023

Misión Start Me Up: a punto de tener lugar el primer lanzamiento orbital desde suelo inglés

El nombre del lanzamiento es un tributo a la canción de The Rolling Stones

Nuestros monográficos

- Publicidad -spot_img

Florencia Amat / Aviación Digital, Sp. – La misión Start Me Up de Virgin Orbit comenzará oficialmente esta noche. Según la compañía, el 9 de enero a las 23:16 hora española se abrirá la ventana inicial de la misión, la cual llevará al espacio satélites a través del sistema LauncherOne. Ante cualquier contratiempo, se ha reservado una fecha de salvaguarda a mediados o finales de enero.

ACTUALIZACIÓN: La misión no llegó a completarse con éxito tras no alcanzar la órbita esperada. La aeronave tuvo éxito en el despegue desde la pista de aterrizaje de Spaceport Cornwall, así como en el desplazamiento a la zona de lanzamiento designada. Cosmic Girl soltó el cohete con éxito, y tras ello LauncherOne encendió sus motores y alcanzó la velocidad hipersónica, lo que le permitió llegar al espacio. Después, el cohete encendió los motores de su segunda fase, pero en un momento en el que ya funcionaba a una velocidad de más de 17.000 kilómetros por hora, se produjo una anomalía que obligó a terminar la misión prematuramente. Esta es la primera misión satelital liderada por el LauncherOne que no llega a su órbita, tras cinco consecutivas con éxito. Sin embargo, este hecho ha demostrado que es factible el lanzamiento de satélites desde suelo británico.

Start Me Up cuenta con la colaboración de Virgin Orbit, la Real Fuerza Aérea británica, el Consejo de Cornualles y la Agencia Espacial del Reino Unido (UKSA). Esta misión llevará satélites al espacio comprados por siete clientes diferentes entre los que se incluyen cargas útiles comerciales y gubernamentales de distintos países – incluyendo una colaboración entre el Reino Unido y EE.UU, llamada CIRCE.

Cómo funciona la misión

El cohete LauncherOne es el que llevará la misión bajo sus hombros. Para el lanzamiento, se acoplará a Cosmic Girl, el Boeing 747-400 adquirido por Virgin Orbit unos años atrás y que despegará desde el Puerto Espacial de Cornualles (Spaceport Cornwall), en Reino Unido. El 8 por la mañana se llevó a cabo con éxito una prueba de lanzamiento que confirmó tanto la capacidad del equipo humano como la del propio artefacto. En diciembre se le concedieron además a Virgin Orbit las licencias necesarias para despegar y de las que no disponían en noviembre, fecha inicial del comienzo de la misión.

Spaceport Cornwall recibió su licencia de lanzamiento en octubre de 2022

Cosmic Girl será el avión encargado de transportar el cohete bajo su ala izquierda. Cuando alcance aproximadamente los 10 kilómetros de altitud, LauncherOne será expulsado en caída libre. 4 segundos después de su ejecución, el cohete encenderá su motor para poder comenzar el trayecto hacia la órbita.

El Boeing 747, más conocido como Cosmic Girl, utilizado por Virgin Orbit para transportar el cohete LauncherOne bajo su ala izquierda – Virgin Orbit

Esta misión marcará un hito tanto en el país como en la propia compañía. Para Reino Unido, el lanzamiento sería el primero que se haría desde su propio territorio. Para Virgin Orbit, supone el primer lanzamiento internacional (fuera de EE.UU.). Para Europa occidental, este hecho marcaría el comienzo de los lanzamientos comerciales de satélites.

Ian Annett, Director General Adjunto de la Agencia Espacial del Reino Unido, ha declarado: «El desarrollo de nuevas capacidades de lanzamiento orbital ya está generando crecimiento, catalizando inversiones y creando puestos de trabajo en Cornualles y otras comunidades del Reino Unido. Esto dará lugar a nuevas carreras, mejorará la productividad e inspirará a la próxima generación de profesionales del espacio, y esto es sólo el principio. Estoy deseando ver más lanzamientos desde otros puertos espaciales del Reino Unido a lo largo del próximo año, situándonos firmemente en el mapa como el principal destino europeo para el lanzamiento de pequeños satélites comerciales«.

Satélites transportados

El LauncherOne se diseña y fabrica en Long Beach, California (EE.UU.), para después lanzarse por el ala del Cosmic Girl. Como se propulsa desde un Boeing 747, cualquier pista de aterrizaje lo suficientemente grande para contener a este tipo de avión podría ser válida para el lanzamiento. Esto hace que el propio sistema de lanzamiento de satélites cuente con mucha más autonomía, ya que no depende de los puertos espaciales convencionales para operar.

Este será el quinto lanzamiento consecutivo de Virgin Orbit en el que transporte carga útil. LauncherOne ya ha lanzado con éxito 33 satélites, en diferentes situaciones meteorológicas y a diferentes órbitas. Este cohete puede alcanzar gamas de órbita más amplias de lo que haría un sistema tradicional de lanzamiento desde tierra. El siguiente lanzamiento, el de la misión Start Me Up, fue comprado y financiado por la filial estadounidense de Virgin Orbit (Oficina Nacional de Reconocimiento, NRO) ya que es esta la que presta servicios a clientes clasificados.

Los satélites que se lanzarán en esta misión cumplirán varias funciones, todas ellas relacionadas con la mejoría de las condiciones de vida en la Tierra. Algunos de los ejemplos son la reducción del impacto ambiental de la producción; la prevención del contrabando, terrorismo, y diferentes tráficos ilegales de mercancías; o funciones relacionadas con la seguridad nacional.

Qué supone esto para el futuro

Según Virgin Orbit, su principal objetivo es crear una “revolución de satélites pequeños”. Por eso, “seguirán innovando en la producción para minimizar los costes, al tiempo que aumentan su ritmo de lanzamientos”. Quieren atraer nuevos actores espaciales al redil, así como incentivar la creación de una nueva generación de tecnología espacial.

Virgin Orbit busca dotar a los operadores de satélites pequeños de cierta autonomía para organizar sus propios calendarios de lanzamiento. Según ellos, “los viajes compartidos por sí solos no bastan para proporcionar el nivel de servicio y flexibilidad que exigen los satélites pequeños”. Por encima de eso, afirman que ofrecerán servicios de primera clase a un coste justo.

La flexibilidad de los lanzamientos es la primera atractiva ventaja de la compañía. Pero es que además su sistema de lanzamiento aéreo móvil puede alcanzar fácilmente cualquier inclinación orbital (entre 0º y 120º), dando flexibilidad no solo en el horario sino en la optimización de la misión. Esto supone un ahorro de tiempo, dinero y combustible, ya que el satélite se colocará en el lugar exacto al que pertenece. La fabricación de cohetes es algo relativamente sencillo para ellos gracias a las innovaciones aeroespaciales de útlima generación, lo que les permite fabricar docenas de cohetes LauncherOne al año.

Está claro que, al menos de momento, el enviar satélites al espacio no es algo accesible para la mayoría de nosotros. Sin embargo, los que sí son capaces de hacerlo, podrán: y además, serán capaces de hacer cambios positivos en la Tierra. Gracias a este próximo lanzamiento, organizaciones públicas y privadas han aumentado su interés acerca de materias social y económicamente significativas, lo cual se refleja en las misiones que cada satélite completará. “Juntos, estamos aprovechando el espacio en beneficio de todos los habitantes de la Tierra”, afirma Virgin Orbit.

- Publicidad -spot_img

Más artículos

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -spot_img

Todos los canales

Últimos artículos

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies