5.8 C
Madrid
febrero, miércoles 1, 2023

Continúan las restricciones para los pasajeros que vuelen desde China

Será obligatorio enseñar el certificado Covid o, en su defecto, un test negativo

Nuestros monográficos

- Publicidad -spot_img

Florencia Amat / Aviación Digital, Sp. – Volar a China no tiene mucho más misterio, que el que tiene viajar a cualquier otro destino a lo largo del globo. Sin embargo, volver de allí va a pasar a ser un poco más complicado, debido a las nuevas restricciones anunciadas por el Ministerio de Sanidad en España.

El repunte de los casos de Covid-19 en China ha alarmado a varias naciones por todo el mundo. Por eso, desde nuestro país se han impuesto medidas que afectarán a nuestras comunicaciones aéreas de pasajeros con la superpotencia asiática. Justo antes de acabar el 2022, se estableció la obligatoriedad de presentar o bien una pauta completa de vacunación o bien un test PCR negativo 72 horas previas al vuelo – solo aplicable a vuelos provenientes de China continental. En principio, esta norma se extiende hasta el 15 de febrero de 2023.

Se confirman las restricciones en el BOE

Este martes 3 de enero se publicó en el Boletín Oficial del Estado la norma que obliga a los pasajeros provenientes de China a disponer de un Certificado Covid Digital; o en su defecto, una PCR negativa realizada 72 horas antes del vuelo o un test antígenos negativo realizado 24 horas antes. Además, si se ha superado recientemente la enfermedad (como máximo 180 días antes del vuelo), bastará con entregar el papel que lo certifique.

Se retomarán los controles aleatorios de temperatura a los pasajeros que vuelen desde China, así como los tests rápidos al azar. La justificación desde el gobierno español, según lo publicado en el BOE, viene de la “necesidad de extremar la vigilancia y la adopción de medidas preventivas” frente al “importante deterioro de la situación epidemiológica con respecto a la COVID-19 en la República Popular China que coincide con la eliminación de las restricciones de viaje en este país, a partir del día 8 de enero de 2023, y la celebración de su año nuevo, el 22 de enero”.

Están exentos de la medida de denegación de entrada los residentes habituales de la UE o la tripulación de cabina que necesite desplazarse para trabajar, por ejemplo. Tampoco se le podría negar a los menores de 12 años o.a las personas en situaciones extremas (ej. refugiados).

Contexto europeo

La Recomendación de la Unión Europea del pasado 13 de diciembre “levanta de modo general las restricciones de viaje a la UE desde terceros países” pero “recoge la posibilidad de que los Estados miembros decidan el restablecimiento de determinados requisitos adecuados para los viajeros antes de su entrada cuando sea necesario para hacer frente a un grave empeoramiento de la situación epidemiológica en un país tercero”. Por eso, el Ministerio de Sanidad español ha decidido tomar estas medidas urgentes y extraordinarias, vigentes desde el 31 de diciembre de 2022.

La ministra de Sanidad, Carolina Darias, afirmó que desde Asuntos Exteriores estaban “trabajando para la convocatoria de la reunión en la UE de alto nivel de respuesta política integrada a la crisis para adoptar una posición común europea de medidas de entrada a pasajeros procedentes de China ante la situación sanitaria de ese país”. ”A nivel europeo, vamos a impulsar la necesidad de revisar la recomendación para solicitar el certificado Covid digital o equivalente a los viajeros procedentes de China como la mejor garantía de seguridad para todos”.

Opiniones desde el sector de la aviación

Otros países y organizaciones no están del todo de acuerdo con las medidas que España quiere que la Unión Europea replique. Willie Walsh, el Director General de la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA) lanzó un comunicado este 4 de enero expresando su descontento con las restricciones impuestas por varios países, entre ellos España.

“Resulta extremadamente decepcionante ver este restablecimiento precipitado de medidas que han demostrado su ineficacia en los últimos tres años. Las investigaciones realizadas en torno a la llegada de la variante Omicron concluyeron que poner barreras a los viajes no suponía ninguna diferencia en el pico de propagación de las infecciones”.

Mientras que las organizaciones de transporte aéreo -por lo general- tienen una opinión desfavorable a las restricciones, desde la parte gubernamental de cada país no lo ven de la misma manera. “Los gobiernos deberían escuchar los consejos de los expertos, incluida la OMS, que desaconsejan las restricciones de viaje. Tenemos las herramientas para gestionar el COVID-19 sin recurrir a medidas ineficaces que corten la conectividad internacional, dañen las economías y destruyan puestos de trabajo”, concluía Walsh.

- Publicidad -spot_img

Más artículos

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -spot_img

Todos los canales

Últimos artículos

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies