10.3 C
Madrid
febrero, domingo 21, 2021

Pacto de silencio y Convenio Unico en AENA

Nuestros monogáficos

El pensadorLa pregunta que está en el aire entre los trabajadores del Ente público AENA, es sencilla ¿qué es eso de un Convenio Unico, de Grupo, o como le quieran llamar?. La LOLS (Ley Orgánica de Libertad Sindical), no contempla este tipo, ciñéndose a los 3 modelos de Convenios Colectivos en vigor, véanse:

· Inferior a la empresa: A) convenio colectivo de centro de trabajo o sección. B) colectivo homogéneo de trabajadores (a esto se le denomina convenio franja).
· De empresa
· Superior a la empresa: rama de actividad o sector productivo

Luego, ya de por sí esa denominación no existe en la legislacion laboral española. ¿Por qué los sindicatos oficialistas entonces hablan de él?. La impresión generalizada es que tratan de dilatar, como sea, la cuestión.

AENA debe tener instrucciones precisas en relación con la "paz social", hasta que se cierren las adjudicaciones de las empresas privadas para la gestión de la desmembrada empresa pública. Este sería el primer mensaje. El caramelo, que están degustando los sindicatos CC.OO., UGT y USO, está si no envenenado, si lleno de inconcrecciones legales laborales. Otra inconcrección, por ejemplo, es la apreciación de CC.OO. al indicar que tras la separación de AENA, no se podría aplicar el V Convenio Colectivo en vigor. La norma marca que al haber una separación de una empresa, el Convenio seguiría en vigor, hasta que se apruebe un nuevo convenio en cada una de las empresas resultantes.

Insistir en un "Convenio Unico o De Grupo", que no existe en la legislación laboral, hace que el Convenio en vigor, tras marear sindicalmente la perdiz, sea susceptible, en las nuevas empresas resultantes, de ser modificado por dichos sindicatos. Pero mientras tanto el objetivo de la "paz social", que busca la empresa para no depreciar su valor ante los licitantes, es seguido sumisamente por estos tres sindicatos.

Pero estas organizaciones sindicales tienen un problema de fondo, que intentan soslayar a la desesperada. Por una parte su credibilidad entre los trabajadores está bajo mínimos, como se puede observar en cualquiera de las Asambleas a las que asisten. Por otra parte son conscientes de que el objetivo es la venta a un precio razonable de los activos de la compañía, conservando el control del 51% restante en las manos estatales, lo que indirectamente, haría que ellos tambien, en el ámbito de los aeropuertos, conserven su poder sindical (segun la prensa, actualmente son 850 liberados sindicales). Se trata de seguir teniendo el control, y seguir en sus poltronas sindicales. ¿A qué precio?.

Por lo tanto, tanto la empresa, como los representantes sindicales "representativos oficlalmente", coinciden en la imperiosa necesidad de que no haya ruido alguno en este momento. Evidentemente, los encierros virtuales de la pasada semana, calificados de éxito por estos sindicatos, son unicamente un escenario virtual de cara a la galería, pero cuyo fracaso nadie cuestiona, por lo evidente que ha resultado.

La empresa adjudicataria, sabe que el Convenio Unico de hoy no sería válido al día de mañana. Por otra parte, se trata de dilatar esa paz social convenida, hasta al menos el próximo 28 de febrero, la fecha elegida para la separación real del Ente.

Otros nubarrones acechan tras el día 28 a las organizaciones mencionadas anteriormente. El plazo para la realización de nuevas elecciones sindicales, estará fijado entonces a 4 meses vista.

- Publicidad -

Más artículos

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -

Todos los canales

Últimos artículos

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies