Palabras de Agueda Rueda en Barajas al inaugurar la Placa Conmemorativa accidente AH5017 de Malí

Aviaiciondigit@l

0

Madrid, SP.- La soleada mañana del domingo en Madrid, sirvió para arropar el acto de descubrimiento de la Placa Conmemorativa para el recuerdo de los 6 miembros de la tripulación y 110 pasajeros del vuelo AH5017 que se estrellaba en Gossi (Mali) el 24 de julio de 2014. Agueda Rueda, familiar de uno de los fallecidos de esa tripulación, miembro de la ACVFFI, describió con sus palabras el calvario al que de nuevo se han tenido que enfrentar como familiares de víctimas de un accidente aéreo en nuestro país tras producirse esta tragedia. Un espacio junto al del JK5022 en el exterior de la T2, para ellos es un triunfo algo tan básico para mitigar su duelo, como tener un lugar físico para el recuerdo de sus seres queridos. Con posterioridad Pilar Vera, presidenta de la Federación Internacional de Familiares de Víctimas de Accidentes Aéreos también dirigió unas palabras.´

Rueda lo describe así:

QUERIDAS FAMILIAS Y AMIGOS, SRA. SECRETARIA GENERAL DE TRANSPORTE, SRAS. Y SRES.:

Me llamo Águeda Rueda González, soy miembro de la Federación Internacional de Víctimas de Accidentes Aéreos y sus Familias, he sido Azafata de Vuelo en Iberia,  tiempos donde en la aviación, aunque con problemas, primaba la seguridad. 

En el Accidente del MD-83 en Malí, murió mi niño Michel Rueda, Sobrecargo de la tripulación que tuvo la desgracia de subir al fatídico vuelo que los llevó a todos a la muerte. Lo que ocurrió después del 24 de Julio hasta hoy ha sido una pesadilla: morir fuera de tu país no es aceptable pero si encima se siguen sumando comportamientos indignos la pesadilla se acrecienta hasta límites insoportables. No me voy a extender mucho pero si quiero contar lo que sucedió desde aquel triste día hasta que llegaron muchos meses después los cuerpos de nuestros seres queridos porque han dejado huellas dolorosas difíciles de olvidar.

Supuestamente la Oficina de Victimas del Ministerio de Fomento está para prestar asistencia a las víctimas de accidentes de la aviación civil, dentro o fuera de España. Desde el principio su respuesta más habitual ha sido NO, a viajar al lugar del accidente en 2015,  a confundirnos para que desistiéramos de asistir a la novia de mi sobrino y a mí, mandarnos a la Compañía Aérea y ésta remitirnos al Director de la Oficina y éste, como si fuéramos una molesta pelota, otra vez a la Compañía,  negarnos en definitiva el amparo que emana del Real Decreto 632/2013 de Asistencia a Víctimas. 

Sin embargo, 9 meses más tarde y con el Accidente en los Alpes franceses,  se hace un gran despliegue muy diferente al nuestro. Ante el desamparo e incomprensión acudo a la Asociación de Víctimas Francesas para poder viajar al lugar donde mi niño perdió la vida. Finalmente viajamos según el Director de la Oficina de Victimas  “porque él nos hizo el favor”, pero había que ir y pasamos por alto, una vez más esas ofensas gratuitas.

Falta de humanidad y engaños por parte de la Compañía Swiftair, desprecio por parte de los franceses porque éramos familias de los tripulantes y aunque acompañados por un representante del Ministerio de Fomento que no impidió que en la clausura de los actos que se celebraron allí, pudiéramos hacer algo por los nuestros, pues tuvimos que soportar que la bandera española la llevara una francesa.  No éramos nada ni parecía que estuviéramos allí, no le deseo a nadie esa sensación de desamparo y soledad.

No desaprovecharon la ocasión, en aquellos duros momentos, que la culpa del accidente era por la falta de profesionalidad de la tripulación.

El impacto que me produjo el lugar donde se estrelló el avión es indescriptible: tan alejado de la civilización, árido, desolador… Los trozos dispersos y fragmentados… No dejaron que nos acercáramos más que lo justo… Casi ni pude despedirme de mi niño en aquel tórrido lugar donde dejó de respirar de forma tan dramática por el modo en que se desarrolló aquella importante visita para nosotros, los que deseábamos acercarnos a los últimos momentos de su existencia no tuvimos paz ni intimidad.

Respecto a la Compañía Swiftair que hoy no está presente aquí, salvo que esté de incógnito, no quiere ningún trato con las víctimas de su tripulación, así lo hizo llegar por escrito su Abogado, al Responsable de Emergencias del Ministerio de Fomento, que se ha limitado a aceptarlo sabiendo que se incumple el RD 632/2013 de Asistencia a Víctimas. El motivo: su imputación en el Tribunal francés que investiga las responsabilidades del accidente.

Todas esas palabras y hechos, son heridas cuyas cicatrices se añaden a las que ya llevas encima y hacen que a la amargura que ya tienes se añadan sufrimientos que debería ser objetivo de esa Oficina de Victimas, evitar porque de lo contrario, su existencia no tiene razón de ser.

Pero todavía nos quedaba mucho más por padecer, el Informe de la BEA Francesa sobre las causas del accidente: nos enviaron el Informe preliminar y nadie se molestó en llamarnos para explicarnos su contenido ni tampoco con el segundo, ni porqué se retrasó tantísimo. El accidente que ocurrió en Abril de 2015 tuvo su Informe Final mucho antes que nosotros, total 6 tripulantes no merecían tanta atención ni delicadeza y mucho menos sus familias. 

La OAV nos comunica el 21 de Abril de 2016 que viene un Representante de la BEA francesa a Madrid a explicarnos algo tan complejo técnicamente hablando en francés, que no es ni el idioma de los 6 tripulantes fallecidos ni el de sus familias, en el Centro de Estudios y Experimentación de Obras Públicas – CEDEX – que sinceramente no sé qué tenía que ver ni con la OAV ni con la CIAIAC ni con la BEA ni con nada, salvo con la entonces Ministra de Fomento que no encontraría lugar más recóndito que encerrarnos en aquella habitación, lejos del foco mediático.

En aquella reunión, los que dijeron que pertenecían a la CIAIAC ni se pronunciaron sino que asistieron mudos – ni siquiera nos dirigieron la palabra a las familias – al relato que aquel francés nos expuso sobre el informe, en su idioma no en el nuestro.

También estuvo la Cía. Aérea y nadie les dijo nada, representada por el TCP David Narrillos  (el mismo al que mandaron para que me comunicara que el avión había desaparecido) y el Directivo Fernández de Mesa, a los que no se vigilaba como hacían con nosotros, por si acaso se nos ocurría grabar aquello con el consiguiente escándalo que hubiera supuesto que se diera a conocer tamaña encerrona, pues aunque el Reglamento Europeo dispone, que antes de hacer pública esa información, se debe facilitar a las familias no nombra ni cita que pueda estar presente la Compañía Aérea, de hecho la normativa de asistencia a víctimas ni siquiera lo considera por contraproducente.

Preguntamos y pedimos que queríamos el Informe en español, necesitábamos conocer las causas de las muertes de nuestros seres queridos pero nos dijeron que lo enviarían. Otra mentira más pues con fecha 23 de Mayo de 2016 solicitamos por escrito en el Registro del Ministerio el Informe traducido al español que finalmente nos mandaron unos meses más tarde, sino fuera por su contenido, parecería un anónimo, no se identifica quién lo traduce, solo que no se hacen responsables de su traducción. 

El Anexo 13 de la OACI dice que ese Informe puede hacerse en los 5 idiomas oficiales de dicho Organismo Internacional y entre ellos está el español ¿quién tomo la decisión de humillarnos soportando una charla en un idioma que desconocíamos? A lo que se añade ver la diferencia en el trato con las 50 familias españolas que habían padecido también su tragedia escasamente 9 meses después del nuestro.

Los colectivos a los que pertenecían profesionalmente la Tripulación del Vuelo Ah-5017, durante estos más de 4 años que han pasado, se han olvidado de sus compañeros por completo, bueno el SEPLA organizó en Cuatro Vientos una especie de evento, en el que aprovecharon para decir en rueda de prensa, que la falta de formación contribuyó al accidente: ni siquiera tuvieron piedad ni respeto con sus compañeros fallecidos, olvidándose que ellos también están expuestos a que les pase lo mismo y ser tratados de la misma forma.

En medio de todo este peregrinaje vital que desconocía por completo a pesar de haber volado tantos años, me encontré con alguien que había pasado por el mismo drama y que llevaba años afrontándolo con dignidad y valentía al frente de la Asociación de Afectados del Vuelo JK5022.  

Pilar Vera hace honor a su nombre, se ha convertido en el pilar de muchas familias que no saben cómo afrontar – frente a tantos intereses –  una tragedia como la que hemos padecido, ella no distingue entre las familias sin son de pasajeros o tripulaciones, pilotos o tripulantes de cabina de pasajeros, repite que la “muerte iguala a todos los seres humanos” y ni siquiera se plantea las ingratitudes que pueda recibir por tender su generosa mano, tiempo y conocimientos.

La he acompañado en 3 ocasiones a la OACI, soy testigo del respeto con que cuenta a nivel internacional – en este país tal vez cuando ya no esté se darán cuenta de la inmensidad de su lucha por la dignidad en la asistencia a las víctimas no solo a nivel nacional sino internacional – de cómo sortea los conflictos para no distraerse de sus objetivos, que siempre termina consiguiendo y de cómo trabaja sin descanso allí hasta agotar su salud, no quiero ni suponer el peso que lleva aquí.

La última de ellas, en la Jornada de Asistencia a Víctimas celebrada dentro de la 13 Conferencia Mundial de Navegación Aérea en la sede de la OACI en Montreal, el pasado 16 de Octubre, donde se citó a las 3 personas que han hecho historia a nivel mundial en la lucha de las víctimas de accidentes aéreos: los Presidentes de las Asociaciones de Víctimas Americana e Italiana – ambos fallecidos – y Pilar Vera, Presidenta de la AVJK5022 española que recogió el testigo del americano que con 91 años y viendo cercano su final, le hizo prometer que acabaría lo que empezaron juntos en 2010 en la OACI.

Para hacer lo que ella ha hecho en España y a nivel europeo e internacional hay que ser de una pasta especial, humana pero también inteligente y luchadora, es su seña de identidad. En medio de la desgracia sufrida, les digo a las familias de su Asociación que nos acompañan, que es una suerte tenerla y que nunca sabrán lo que Pilar ha hecho por la tragedia del JK5022. 

Ella se ha mantenido firme con la seguridad de que este día llegaría porque nunca dudó que se conseguiría la inauguración de esta sencilla Placa Conmemorativa cuando llegara un Ministro sensible que comprendiera la importancia que para 6 familias tiene poder acudir al lugar de donde salieron para hacer su trabajo como emigrantes del aire, que era la pasión de todos. 

Nunca se rindió y tampoco permitió que me rindiera, así que no tengo palabras para decirte lo que siente mi corazón y no puedo expresar con palabras aunque espero que estas GRACIAS que te doy públicamente te lleguen al alma.

Aunque mi corazón sigue llorando, ya no tiene resentimiento, hoy he cumplido con algo que tenía que hacer, por ellos y por todos nosotros, luchar contra el olvido y reivindicar la Memoria de los 6 tripulantes a los que está dedicada esta Placa, no podían seguir silenciándolos como hasta ahora: ellos no cometieron ningún delito y no merecían ser castigados con el olvido social ni profesional de los colectivos a los que pertenecían

Quiero dar las gracias más sinceras y así espero que se lo transmita Sra. Secretaria General de Transportes, a D. José Luis Abalos, él no era Ministro en 2014 pero le diferencia profundamente su actitud humana frente a quién desempeñaba ese cargo entonces y conoce de cerca el drama humano que se desencadenó a partir de que se perdió el rastro del avión aquel triste 24 de Julio de 2014, ella,  a quién también se le pidió, no quiso acceder ni tampoco su sucesor.

A usted también, Sra. Rallo, por acompañarnos, a las familias compañeras en la tragedia, a todos los amigos que se han acercado a honrar casi 5 años después a 6 españoles cuyo RASTRO DE AMOR, ES IMPOSIBLE DE OLVIDAR…

MUCHAS GRACIAS A TODOS por estar hoy aquí.

INAUGURACION PLACA ACCIDENTE MALI – 17.2.2019 –JARDINES TERMINAL 2 – AEROPUERTO BARAJAS. Pilar Vera, presidenta de la ACVFFI

BUENOS DIAS: Familias, SGT, amigos todos:

Me dirijo a ustedes como Presidenta de la Federación Internacional de Víctimas de Accidentes Aéreos y sus Familias, a la que pertenece Agueda Rueda, familiar del Sobrecargo del Vuelo AH-5017 si- niestrado el 24 de Julio de 2014 y por la implicación para lograr que se inaugure hoy esta sencilla pero significativa Placa Conmemorativa en memoria de la tripulación y pasajeros de ese fatídico Vuelo.

Como saben, soy Presidenta de la AVJK5022, nacida de la tragedia del 20 de Agosto de 2008 en la que fallecieron 154 personas y sobre- vivieron 18 y como tal no he cesado de acudir fuera de España a lograr lo que se nos negaba inicialmente aquí, respecto a una serie de cuestiones que aprendimos dolorosamente a partir del conoci- miento que hemos extraído de nuestra tragedia. Entre otras, una asis- tencia digna y respetuosa con las víctimas, que la lista de pasajeros se diera 2 horas después de ocurrido el siniestro a las familias y tam- bién que la información factual del siniestro se facilitara a las fami- lias/asociaciones antes de darle publicidad. Todo eso lo recogió el Reglamento Europeo 996/2010.

Tres años después se publicó el Real Decreto que contiene un Plan de Asistencia a Víctimas de Accidentes Aéreos y sus Familias del que se deriva un Protocolo de Coordinación en la Asistencia del Ministerio del Interior. Nada era para las víctimas del JK5022 sino para los ciu- dadanos que tuvieran la desgracia de sufrir algo similar. Por todo el trabajo que se ha hecho en su nombre, la AVJK5022 está conside- rada de “utilidad pública” desde Marzo de 2013.

En el Real Decreto citado se crea una Oficina de Víctimas que de- pende de una Subdirección General de Emergencias en el Ministerio de Fomento, modelo que no tiene igual en ningún otro país europeo ni a nivel internacional, donde la Asistencia a Víctimas se encuentra incluida dentro de los órganos de investigación, por ejemplo en la

NTSB que investiga más del 80 por ciento de los accidentes aéreos en todo el mundo y que goza de gran credibilidad, o en la Autoridad Holandesa de Investigación de nuestro entorno europeo. Eso, hoy por hoy, no existe en nuestro País, pero seguiremos luchando para que pronto sea una realidad.

En ese Real Decreto se dispone la designación de una persona de contacto por parte de las Compañías Aéreas para colaborar con las Autoridades del Estado y con las familias, tanto para la gestión de la emergencia como para las visitas y monumentos. También se otorga a la Agencia Española de Seguridad Aérea la responsabilidad de au- ditar, inspeccionar y controlar tanto los planes de asistencia a vícti- mas de las Compañías Aéreas como su efectivo cumplimiento.

Por eso no se entiende que se haya aceptado la negativa de la Com- pañía Aérea Swiftair, alegando –ante la citada Oficina de Víctimas – que se lo impide su imputación por la Fiscalía francesa que la acusa de homicidios involuntarios por impericia, imprudencia, desatención, negligencia y falta de una obligación de prudencia o de seguridad.

Tengo recuerdos nítidos de aquel 24 de Julio e hice lo que estaba a mi alcance: llamé al Ministerio de Fomento para confirmar que el avión estaba desaparecido, después me llamó la Ministra en varias ocasiones, llamé también a Swiftair donde hablé con uno de sus due- ños para ponerme a disposición de las familias cuando ya se había encontrado el avión, de la que nunca tuve respuesta. Asistí al funeral en Madrid por Federico Cárdenas y saludé a su familia. A posteriori, me enteré que algunos de los 6 tripulantes habían volado con Spanair y que al desaparecer buscaron acomodo en esta compañía española que los llevó a volar en otro país en el que encontraron la muerte. Casualidad o no, era una más de las muchas con las que me he en- contrado desde que lidero esta lucha.

Unos días después me contactó el entonces Decano del Copac para pedirme que ayudara a Javier Cermeño, cuñado del piloto con el que estuve hablando hasta que conseguimos el certificado de defunción de los 6 tripulantes a finales de Agosto de 2014.

Después de lo que les pasó a ustedes, logramos que se incluyera en la Ley 15/2015 de Jurisdicción Voluntaria los Arts. 74 a 77 sobre la declaración de ausencia o fallecimiento en accidente aéreo fuera de nuestro país, debiendo ser el Ministerio Fiscal el que inicie el expe- diente de oficio y no las familias.

Desde que se produjo esta tragedia y Agueda Rueda se incorporó a la Federación, pedimos esta Placa a la Ministra Pastor, al Ministro de la Serna y al actual Ministro José Luis Ábalos: a la tercera fue la ven- cida y por eso, nuestro agradecimiento y reconocimiento por su va- liente decisión de atender el deseo de la Federación y de las familias, desoyendo las opiniones negativas e incomprensibles de los que pre- sumían conocer esta catástrofe de cerca. Por favor, Sra. Rallo, há- gaselo llegar en nuestro nombre al Sr. Ministro de Fomento.

En la AVJK5022 hay muchas familias de otros accidentes que no en- cuentran ni amparo ni apoyo donde deberían y por eso seguiremos luchando por crear en España una Fundación de Seguridad en Vuelo que permita ser el puente entre las familias/sector/administra- ción para equilibrar los recursos entre todos.

Señalar el primer paso dado por el Ministerio de Fomento con la pre- sentación del Informe sobre el Transporte al Consejo de Ministros el pasado 1 de Febrero, en el que se contempla la creación de una Au- toridad Única de Investigación de Accidentes en las infraestruc- turas. Estaremos en la elaboración de la Ley que dará lugar a su efectiva creación para que recoja lo que familias y victimas espera- mos: la independencia real y no aparente como ocurre ahora con las investigaciones oficiales, porque la independencia está reñida con que el regulador aéreo se investigue a sí mismo.

La única lucha que se pierde es la que se abandona, por eso es tan importante que las familias no nos resignemos hasta conocer la verdad de las causas que matan a nuestros seres queridos y sobre todo, en un acto de generosidad suprema, trabajar para que los erro- res que se cometen en nuestras tragedias no vuelvan a repetirse y mucho menos se perpetúen en el sistema, haciendo ver a los que tienen en sus manos la posibilidad de hacerlo más seguro, la urgente necesidad de subsanarlos.

No quiero acabar sin decir que está pendiente en el Congreso de los Diputados la aprobación del dictamen que contiene las conclusiones de la Comisión de Investigación sobre la Tragedia del Vuelo JK5022. No es hora de hacer balance del calvario que hemos sufrido hasta llegar aquí, tiempo habrá, pero sí SOLICITAR PUBLICAMENTE al PSOE, PP y CIUDADANOS que el dictamen de las conclusiones se lleven al último Pleno de esta Legislatura el 28 de Febrero, POR FAVOR NO NOS ABANDONEN DE NUEVO dejando incon- clusa esa Comisión porque sería condenarse nuevamente al más rotundo fracaso institucional y en esta tragedia ya hay tan- tas, que no soportaríamos ni una más.

Hay un proverbio que oí en la OACI hace años, que dice: SI QUIE- RES IR RAPIDO CAMINA SOLO, SI QUIERES LLEGAR LEJOS, CAMINA EN GRUPO y ese es el objetivo de la Federación Interna- cional de Víctimas de Accidentes Aéreos y sus Familias, caminar jun- tos para llegar más lejos. Hoy 6 ausentes sonreirán al ver que sus familias los recuerdan públicamente junto a los 110 pasajeros con los que hicieron el último vuelo de sus vidas.

ELLOS, las 116 personas del Vuelo AH-5017, los 154 del Vuelo JK5022 y todos los inocentes que se han ido dramáticamente en tra- gedias aéreas, para siempre ESTAN EN ALGUN LUGAR… SIEM-PRE EN NUESTROS CORAZONES.

MUCHAS GRACIAS POR ACOMPAÑARNOS.





Deja un comentario