9.6 C
Madrid
enero, domingo 23, 2022

Piloto despedido tras denunciar graves fallas en materia de seguridad

Nuestros monográficos

- Publicidad -spot_img

Madrid, SP, 25 de marzo de 2013.- Eugenio Viera, comandante de Air Class, ha sido expedientado y despedido de su compañía por denunciar, primero ante la aerolínea y luego ante la Justicia, una serie de irregularidades que dejan al descubierto graves fallas en materia de seguridad. Air Class perdió dos tripulantes el pasado 6 de junio de 2012 en un accidente con un Fairchild Metro III a un kilómetro de las Islas Flores (Río de Plata, Uruguay), del que aún se desconocen las causas oficiales.

Este comandante, que cuenta con más de 9400 horas de vuelo, ha denunciado la prohibición a las tripulaciones de anotar las fallas de los aviones en el Registro Técnico de Vuelo (RTV) para evitar poner a las autoridades aeroportuarias en conocimiento de las mismas y vuelos realizados con instrumentos inoperativos, como los radares y los equipos que evitan el engelamiento de las alas y las hélices. Además, el piloto ha afirmado que los instrumentos operativos se «colocaban provisionalmente en otro aviones para pasar las revisiones» y que la empresa no quería parar las aeronaves para hacer las reparaciones necesarias. Según el aviador, los aviones perdían presurización poniendo en peligro la seguridad de los pasajeros.

Aunque aún no se ha concluido el informe oficial y, por ello, no se conocen las causas del siniestro, la compañía apunta únicamente a un error humano, como ya informábamos el pasado miércoles. El informe surgido de su investigación interna señala a los pilotos como únicos culpables, situación que ha indignado profundamente a las familias de las víctimas puesto que los pilotos fallecidos ya venían denunciando la falta de controles a la empresa y las fallas de seguridad que experimentaba.

El comandante Viera ha expuesto el incumplimiento de los protocolos de seguridad aérea ante la juez Mariana Mota, encargada del accidente hasta que la Suprema Corte de Justicia la trasladó a un juzgado civil y nombró a Beatriz Larrieu juez del caso.

Viera fue despedido después de que un psicólogo a cargo de Air Class sugiriera «separarlo de la actividad de vuelo hasta que no se compruebe un cambio significativo en su actitud, según informaciones publicadas en el diario El Observador.


Poniendo en peligro la seguridad

En febrero de 2012, en una reunión con la empresa, Viera presentó «un memorándum» con una serie de reivindicaciones que iban desde temas salariales hasta otros vinculados a problemas de seguridad.

Viera denunció también que la empresa brindaba una «instrucción deficitaria» a los pilotos nuevos. Dijo que a las fallas de radar se sumaban las de «giro direccional» (que indican al piloto la dirección del avión para aterrizajes con instrumentos) que no funcionó durante seis meses. También había problemas con los equipos TCAS, y según Viera, la puerta del avión Fairchaild Metro que se estrelló estaba «deformada», y por ello no cerraba bien. Por eso, para evitar pérdidas de presurización y ruidos, la tripulación, desde adentro, sellaba la puerta con nailon o papel.

Además, la tripulación no podía sujetar la carga que transportaba, «detalle» al que se acostumbraron, como afirma Viera, pero que es importante porque puede hacer cambiar el centro de gravedad del avión.


Fuente: http://www.elobservador.com.uy/noticia/246518/piloto-denuncio-que-air-class-obligaba-a-tapar-fallas-tecnicas/
- Publicidad -spot_img

Más artículos

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -spot_img

Todos los canales

Últimos artículos

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies