22.6 C
Madrid
mayo, domingo 26, 2024

Single Pilot Operations: lo que piensan desde el sector

Desde las asociaciones de pilotos, se mira con recelo esta medida que lleva años en boca de fabricantes de aeronaves y organizaciones internacionales

Nuestros monográficos

- Publicidad -spot_img

Florencia Amat / Aviación Digital, Sp. – La seguridad es algo que no se negocia. En el mundo de la aviación, es la regla número uno, inquebrantable e indiscutible. Parece ser que, según desde dónde lo veas, existen diferentes conceptos de seguridad. Para la mayoría de pilotos, que haya dos de ellos en la cabina de vuelo es lo que permite que este se desarrolle de la manera más segura posible. En cambio, hay empresas y organizaciones que consideran que con un piloto ya sería suficiente para garantizar dicha seguridad.

Cada vez suenan más altos los rumores que dicen que el cambio de dos pilotos en cabina a uno está a la vuelta de la esquina. Y no por cualquier motivo: la Agencia Europea de Seguridad Aérea (EASA) ya solicitó una regulación que permitiese este cambio, aunque fuera gradualmente. En el documento presentado a la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI) en 2022, la EASA expone los riesgos y ventajas de esta decisión, sopesando los pros y contras y pidiendo a la OACI que considere implementar normas que permitan que solo trabaje un piloto.

Mientras que esto supondría un abaratamiento de los costes para las empresas implicadas, lo cierto es que desde las asociaciones de pilotos no termina de haber una visión positiva hacia esta medida. La Asociación Internacional de Pilotos de Líneas Aéreas (ALPA), el mayor sindicato de pilotos de EE.UU., ha mostrado en reiteradas ocasiones su preocupación por la persecución de este objetivo.

Desde ALPA, hacen un perspicaz apunte sobre las inversiones estatales a la industria de la aviación, las cuales deberían destinarse a otro tipo de medidas que seguirían abaratando costes pero no supondrían una disminución de la seguridad en vuelo. Por ejemplo, la inversión en “la financiación de la investigación que dará lugar a aviones más seguros, más eficientes en combustible, más rápidos, más silenciosos y más respetuosos con el medio ambiente. Estas iniciativas tendrán un beneficio mucho mayor a largo plazo para el sistema de transporte aéreo».

Opiniones de profesionales

Esta preocupación se extiende por el mundo entero. Tanto es así, que desde Aviación Digital hemos tenido la oportunidad de conocer la opinión de varios pilotos. Álvaro Bezos, piloto actual de un Boeing 737 (Ryanair), cree que “lo único que define tener a dos personas en la cabina de un avión es la seguridad”. Si un piloto se incapacita, asegura, el otro debe estar preparado para poder ”poner el avión en el suelo”. También apunta que no solo es por la incapacitación, sino que el tener a dos pilotos en cabina supone “un cross check de ambos pilotos continuamente”, ya que los cálculos de carga y centrado en un vuelo regular que hace cada uno de ellos por separado se ponen después en común. Allí pueden salir errores que solo se solucionan viendo qué ha hecho bien o qué ha hecho mal el otro. “Una máquina, dudo mucho que sea capaz de tener la capacidad de poder hacer un cross check”, comenta.

También revela que en su compañía, siempre que viene un piloto nuevo, un “piloto de seguridad” se sitúa en el transportín de atrás en caso de que el comandante del vuelo se incapacite y tenga que “tomar las riendas del avión”. “Hay cosas que las máquinas no pueden detectar o saber y que tienen que estar relacionadas por un ser humano”. Aunque “lo que determine la EASA es cosa de las autoridades”, Bezos cree que esto es “un tema de seguridad” y un “cross check de una persona con la otra, lo que hace que las cosas salgan de una manera correcta”.

lo que le falta a un piloto en las comprobaciones técnicas puede ser completado por el otro

Aviación Digital también recogió el testimonio de dos comandantes en activo de la aerolínea Air Europa. El primero nos cuenta que la idea de poner un solo piloto en los aviones comerciales de un solo pasillo partió de unos ingenieros aeronáuticos de Airbus, quienes la plantearon un poco partiendo de la base del desarrollo tecnológico y la automatización de los transportes (por ejemplo, como pasa con los coches modernos). A los fabricantes (como Airbus) les interesa llegar a este tipo de regulaciones ya que sería más fácil comerciar, pero a nivel de seguridad y de conocimientos técnicos la preparación del piloto en la aeronave tiene que ser mucho más completa.

A partir de este anuncio de Airbus, el presidente de Ryanair dijo que compraría aviones fabricados bajo estas condiciones ya que abarataría los costes de operativa del mismo. Esto, según el punto de vista de los pilotos, “es inviable, ya que tenemos una fase estéril (sterile cab)-desde que empieza a rodar el avión hasta que entra en fase de crucero- donde solo podemos comunicarnos entre nosotros o con la torre de control”. En estas fases críticas, hay un piloto monitorizando los movimientos y otro “volando” en el sentido estricto. Es decir, el primero se dedica a la dirección y el segundo coordina por tierra a través de radio (ofreciendo datos de altitud, etc.). En esta fase estéril, que dura unos 20 minutos, no es factible que solo haya una persona en cabina.

Además, el piloto añade que pueden darse otro tipo de situaciones relacionadas con las necesidades humanas. Si solo hubiese un piloto en cabina, y este tuviese que ir al baño, no existiría la posibilidad de comunicarse por tierra en ese momento. También recalca que por ese mismo motivo, los comandantes tienen dos menús diferentes, ya que si comieran lo mismo y lo que ingiriesen estuviera en mal estado, los dos podrían tener una intoxicación, comprometiendo la seguridad a bordo. En caso de que uno de ellos se indispusiera, “un tripulante de cabina tendría que sacar al piloto incapacitado de los mandos, quitándole del asiento si fuera necesario, y realizar las listas de chequeo”.

El otro piloto cree que los aviones hoy en día controlan tantos parámetros que “aunque el piloto quisiese volverse loco y estrellar el avión, no podría”. Los avances tecnológicos son cada vez más rápidos, admite el comandante, y cree que aunque ahora mismo “no sea viable desde el punto de los pilotos, en un futuro a lo mejor se implanta tal nivel de seguridad y control que permitirá que solo haya un piloto en cabina”. De hecho, bromea diciendo que “en el futuro, solo se necesitará un piloto y un perro en cabina; el primero para pilotar, el segundo para morderle la mano si va a pulsar cualquier botón”.

Todavía no hemos alcanzado la cúspide del desarrollo tecnológico

Por último, cree que de momento para la aviación comercial no hay nada a corto plazo previsto, pero que en los aviones de carga sí que “hay un tipo de proyecto que permita habilitar operaciones en las que esto sí sea posible”. En la aviación de carga, donde no hay pasajeros en riesgo, es más fácil comenzar las operaciones de prueba, ya que conllevan mucha menos responsabilidad. Todo apunta a que estas tentativas de Single Pilot Operations comenzarían por la carga y por lo militar (en este último, el uso de los vehículos no tripulados directamente es interesante para las fotos terreno o para descifrar al enemigo).

De nuevo, aunque en un futuro es algo que se podría considerar -sobre todo por el tema de ahorro de gastos-, por el momento la tecnología no es capaz de garantizar la seguridad necesaria que se tiene que dar en un avión como para eliminar al 50% de los comandantes en vuelo. Además, habría que esperar a ver qué dicen los países sobre esto; ya que aunque varias organizaciones supranacionales quieran llevarlo a cabo, aún es incierto el futuro legislativo de estas operaciones según la nación.

- Publicidad -spot_img

Más artículos

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Todos los canales

Últimos artículos