Caracas, VEN.- Justo después de las 9:30 a.m. del lunes 8 de abril, un visitante inusual llegó al Aeropuerto Internacional Simón Bolívar en Caracas, Venezuela. Un Airbus A340-600 de Mahan Air aterrizó en la capital de Venezuela después de un vuelo de 15 horas desde Teherán.

El vuelo no traía turistas iraníes al país sudamericano, sino funcionarios del gobierno. Reza Jafarzadeh, portavoz de la Organización de Aviación Civil de Irán, confirmó ante los medios de comunicación iraníes, que el Director del Departamento del Ministerio de Relaciones Exteriores para las Américas, Mohsen Baharvand, y una delegación iraní del Ministerio de Relaciones Exteriores, estaban a bordo del primer vuelo a fin de mantener conversaciones políticas con el país sudamericano, respecto a la situación a la que se enfrenta actualmente.

Jafarzadeh señaló que una delegación de Mahan Air también estaba a bordo del vuelo para discutir el establecimiento de una conexión permanente entre Caracas y Teherán en un futuro próximo. Sin embargo, Mahan Air aún no ha comenzado a vender billetes para esta ruta ni ha comunicado horarios que la oficialicen. Tampoco se ha hecho público ningún acuerdo con las autoridades venezolanas en este sentido.

El Senador Marco Rubio, refiriéndose a la llegada de la delegación iraní a Venezuela ha indicado: “una razón más por la que el régimen de Maduro es una amenaza a la seguridad nacional de Estados Unidos.

Mahan Air fue fundada en 1992 como la primera aerolínea privada de Irán. Hoy en día, la aerolínea tiene la mayor flota de aviones comerciales en Irán y está incluida en la lista negra de Estados Unidos. Se impusieron sanciones específicas a la aerolínea por proporcionar apoyo financiero y de transporte a la Guardia Revolucionaria Islámica de Irán, recientemente declarada como organización terrorista por el presidente americano. La aerolínea también ha sido acusada de operar vuelos de transporte militar a Siria.

Alemania y Francia también prohibieron a Mahan Air volar a sus países como resultado de la presión de los EE. UU. A pesar de estas restricciones en Europa, la compañía continúa volando a Italia y España.

Deja un comentario