23.6 C
Madrid
junio, miércoles 19, 2024

TIC-TAC, sindical: La guerra entre sindicatos oficiales y los trabajadores en AENA ha estallado

Nuestros monográficos

- Publicidad -spot_img

Madrid, SP, 13 de febrero de 2015.- Ya es imparable el desencuentro cuyo campo de batalla estará a partir del próximo 13 de mayo en las Elecciones Sindicales. Ha bastado una lectura minuciosa de lo firmado por la CSE, del Acuerdo de desconvocatoria de huelga por parte del sindicato mayoritario en el mayor aeropuerto de España para «desenmascarar», esta vez de forma definitiva, a los sindicatos llamados de clase-termino del pasado siglo -XX-, que conforman la CSE, para que en CGT inocentemente señalen simplemente que «nos la vuelven a liar». Cuando lo que en el texto de su nota de prensa lo que se señala es lo que coloquialmente se llama una «vendida» en toda regla en opinión de trabajadores del Ente, que no se atreven a declararlo en ON, pues interpretan que lo realmente firmado en ese Acuerdo de desconvocatoria de huelga, teóricamente contra la privatización también del Ente Público, es además la segregación en dos de la empresa, y la privatización de AENA. Pero la reflexión que finalmente hacen sobre los cambios político-sociales que se están produciendo en nuestro país, indica que ya ha llegado el momento del cambio sindical tambien en AENA, algo que temen tanto estos sindicatos, como la patronal ¿por qué será?… «es una pregunta que probablemente tenga algunas desagradables respuestas», nos señalan.

NP CGT/ La huelga era contra la privatización, ¿no? . . . . !otra vez nos la vuelven a liar!

Sin credibilidad, sin razones, sin argumentos. Sin referéndum ni participación de los trabajadores. Las cúpulas sindicales que llevan manejando sin restricciones las relaciones laborales en el Grupo Aena desde su creación han avalado en otro Acuerdo de Desconvocatoria de Huelga la segregación de ambas entidades y la privatización de Aena; es decir, la disolución de lo que se creó hace casi 25 años. Ni siquiera se han tomado la molestia, esta vez, de vendernos unas garantías de papel que, a estas alturas, nadie se cree. Y ni siquiera hemos tenido oportunidad de realizar el paro del día 11 para no enturbiar la salida a Bolsa de Aena.

Han mentido a los comités de centro, ante quienes se comprometieron a liderar y coordinar las acciones a nivel estatal para que éstas tuvieran una mayor repercusión. Han mentido a los trabajadores temporales, agravando con el acuerdo, en muchos casos, su situación. Y nos han engañado a todos los trabajadores, afirmando que estas movilizaciones eran contra la privatización de Aena, defraudando nuestra legítima confianza. Al igual que en 2011, con una macro convocatoria de huelgas, han frenado las movilizaciones de otros grupos, colectivos y comités de centro contra la privatización. La convocatoria de huelga no fue iniciativa de quienes la convocaron; al contrario, se vieron en la obligación de hacerlo ante la presión de quienes sí estaban dispuestos a hacerla y de todos los comités que aprobaron resoluciones a favor.

El Acuerdo es una burla que no contiene una sola referencia a la segregación y a la privatización. Pero tampoco aporta nada a los trabajadores. Hemos amenazado con una huelga para que CCOO pueda firmar un acuerdo de prolongación de convenio que no quiso firmar en julio pasado. No hay consolidación en 2015 ni ninguna garantía de que la haya en 2016. No se ha aumentado la bolsa de horas para contratos temporales, avalando el invento que el Ministerio ha sacado este año para Aena. Se ha convocado una huelga para crear bolsas externas en lugar de luchar por mejorar las condiciones de absoluta precariedad en que nuestros compañeros temporales deben comerse un exiguo contrato de 3 días tras otro. Pero recordemos:

19 centros de la red ya no tienen el mismo convenio que el resto, rebajado por otro acuerdo con las cúpulas de siempre.
Venimos de sufrir un ERE pactado que no sólo causó 1300 bajas a la plantilla, sino que provocó múltiples movilidades geográficas forzosas y modificaciones sustanciales con las que debieron lidiar los centros.

Hay 13 torres de control privatizadas, varias de ellas en este período; y es privado el servicio AFIS y, en la mayoría de los casos, el SDP (Servicio de Dirección en Plataforma).
Estamos segregados, y el acuerdo no ofrece ninguna garantía de que los trabajadores de Enaire tengan que prestar servicio a unas instalaciones de Aena privadas.
No hay ninguna garantía de empleo, ni la hubo con el papel mojado anterior. No hay reposición de bajas vegetativas y se han realizado dos eres opacos: el acuerdo para la rescisión de los contratos de interinajes impropios, que nunca ha salido a la luz, y la externalización de los aparcamientos, cuya consecuencia fue el despido de muchos compañeros temporales.
No se ha recuperado en propio ningún servicio externalizado (salvo pequeñas excepciones); al contrario, se han perdido en propio nuevos contenidos, al tiempo de aumentar las cargas de trabajo hasta límites que ponen en riesgo la seguridad operacional.
La legislación vigente, RDL 8 de 2014 de 4 de julio, permite la ruptura de la red, el cierre de aeropuertos «no rentables» y la venta segregada de instalaciones.
Quien se arroga el derecho de negociar por todos los trabajadores debiera igualmente cargar con la responsabilidad de defender el sentir mayoritario de quienes formamos la plantilla y los comités de centro, la firme oposición a la privatización y la movilización sindical de la defensa de nuestros derechos hasta alcanzar estos objetivos.

CGT considera ilegítima la desconvocatoria de huelga en tanto no sea aprobada, en referéndum convocado por los comités de centro, por la mayoría de los trabajadores.

Instamos a todos los trabajadores, colectivos, organizaciones y comités de centro a mantener las movilizaciones contra este fraude social en tanto Aena no revierta a manos públicas; en defensa de unas condiciones dignas de trabajo; del mantenimiento de las plantillas; y de la denuncia de la política de expolio de lo público, porque entendemos que es el único camino para que el nuevo Consejo entienda que los trabajadores de Aena ni estamos resignados ni vamos a mantenernos con las manos en la espalda.

Creemos imprescindible el camino de la coordinación entre todos aquellos que proponemos continuar la movilización; damos pasos en esa dirección y estamos abiertos a toda iniciativa en este sentido.

Es evidente, que el resultado para los trabajadores, de los acuerdos tomados entre Aena y la actual representación sindical a nivel estatal, es contraria a los intereses de los trabajadores y traiciona la confianza que les otorgó para representarnos.

Las cosas están cambiando fuera. Ya es hora de que cambien también dentro de Aena

- Publicidad -spot_img

Más artículos

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Todos los canales

Últimos artículos