Air Nostrum cierra 2009 con unos ingresos de 561,4 millones de euros y 4,6 millones de pasajeros

0

Air Nostrum cerró 2009, el peor de los ejercicios de toda la historia de la aviación comercial mundial, con unos ingresos de 561,4 millones de euros y 4,6 millones de pasajeros transportados. La fuerte caída del tráfico así como el importante descenso en la utilización de tarifas de negocios, llevaron a la compañía a anotar un resultado negativo neto de 16,2 millones de euros, de los cuales un total de 9,1 (el 56%) se correspondieron a los propios gastos de reestructuración debidos al plan anticrisis.

La compañía fue la primera aerolínea española en reaccionar al duro contexto de recesión sufrido en el mercado durante el pasado año y aplicó, en el segundo trimestre del ejercicio, un exigente plan de choque gracias al cual se generó un ahorro de 34 millones de euros. El mayor porcentaje de esta economía se concentró en la reducción de producción, que supuso un recorte de costes de 19 millones.

El plan permitió mejorar el factor de ocupación de los aviones, hasta situarlo en tasas positivas respecto al mismo periodo de 2008, y detuvo la caída de las tarifas de negocios.

Las medidas correctoras, puestas en marcha en tiempo récord, sirvieron tanto para redimensionar la compañía como para reducir costes. Air Nostrum eliminó todas las rutas no rentables; recortó la producción para ajustarla a la demanda real; redujo su flota en 11 aviones de 50 plazas; rebajó los gastos generales, y pactó un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) que afectó a 97 personas (el 50% se cubrió mediante bajas voluntarias incentivadas). Sin duda, la salida de personal ha constituido el momento más duro y triste de la compañía desde su fundación hace ahora más de 15 años.

En paralelo se activaron acciones para la reducción de costes tal y como la disminución del servicio a bordo en clase turista, la implantación del modelo de 1 auxiliar de vuelo en las aeronaves de 50 plazas (la normativa sólo exige la programación de una tripulante de cabina de pasajeros en este tipo de aviones) o la rebaja salarial para directivos y mandos intermedios. Además, se recortaron todos los gastos discrecionales.

Perspectivas de futuro

Tras los ajustes llevados a cabo en el año 2009, Air Nostrum acomete el nuevo ejercicio desde una posición financiera sólida y solvente que constituye una buena garantía de futuro. Las perspectivas para 2010 pasan por regresar a los beneficios, consolidar la actual política de control de costes – ya que éstos se mantienen en un nivel inferior a los del pasado año- y continuar adecuando cuidadosamente la oferta a la demanda real

Los ingresos unitarios han comenzado a arrojar tasas de crecimiento desde enero de 2010 respecto al mismo periodo del año anterior. No se alcanzan los niveles previos a la crisis, pero se alejan de las caídas experimentadas durante el año 2009. En el mercado internacional (como es el caso de Francia o Italia) se observan indicios de recuperación. Por ese motivo, se está programando de nuevo parte de la oferta que se había suprimido durante el pasado año.

Respecto a la política de combustible, Air Nostrum tiene asegurado el 65% de su consumo previsto para 2010 en niveles muy competitivos que permitirán un descenso del precio medio respecto al año anterior superior al 30%. En este ejercicio, además, se iniciará el proceso de renovación en la flota con el objetivo de integrar en ella aviones de módulo 70/100 plazas, que permitan una significativa reducción en los costes operacionales.

En octubre de 2010 se incorporará a la compañía el primero de los 35 CRJ1000 comprometidos con el fabricante canadiense Bombardier. El CRJ1000 es el avión regional más moderno y avanzado del mercado con capacidad para 100 pasajeros, y Air Nostrum lo operará antes que ninguna otra compañía en el mundo. Los nuevos reactores, que sustituirán paulatinamente a los de 50 plazas, permitirán reducir en un 32% el coste por asiento. Su menor peso máximo al despegue supondrá tasas más reducidas, disminución en el consumo de combustible, menores índices de emisiones de CO2 y mayor respeto con el medio ambiente.

A ello hay que añadir que el CRJ1000 supone un considerable ahorro en costes de formación de pilotos y mecánicos, gracias a la complementariedad con el resto de la flota CRJ de la compañía. La aerolínea cerrará 2010 con 3 nuevos reactores de esta familia, en 2011 se sumarán otros 5 y así de manera paulatina hasta los 35 previstos en el año 2016. En esta misma línea, el plan de flota también incluye 10 nuevos ATR 72-600 (más 10 opciones de compra) con capacidad para 70 pasajeros.

A medio plazo, Air Nostrum pretende continuar incrementando sus trabajos de mantenimiento a terceros. La profesionalidad y competencia de su personal, junto a lo avanzado de sus instalaciones, han permitido a la empresa obtener contratos de mantenimiento y transformación de aeronaves con algunos de los fabricantes más importantes del mundo, como es el caso de EADS-CASA/Airbus Military.

Dentro del acuerdo con EADS-CASA se han realizado modificaciones en aeronaves para incorporar nuevas tecnologías en equipos y sistemas complejos (entre ellos de ayudas a la navegación, contramedidas para defensa en guerra electrónica y comunicación por satélite). En 2009 realizaron revisiones y modificaciones en 7 aviones de las fuerzas aéreas de diversos países europeos, así como en otros de organismos dedicados a vigilancia y medio ambiente.

La compañía seguirá trabajando este año en todos sus programas de innovación y calidad que son los que han permitido, por ejemplo, cerrar 2009 como la sexta aerolínea más puntual del mundo (datos de la plataforma Flightstats recogidos por la revista Forbes). Sin duda, el mérito es de todos los empleados de la firma que -en un año difícil- han realizado con mayor eficacia, si cabe, su labor.

La empresa colabora en estos momentos con diversas instituciones académicas como la Universidad Politécnica de Valencia y la Universidad de Monterrey (México) y empresas como Mexicana de Aviación y Dassault, en el desarrollo del proyecto MANTRA que persigue desarrollar unas gafas de realidad aumentada que supondrán una importante ayuda a las tareas de mantenimiento y reparación de las aeronaves.

Deja un comentario