Airbus consigue por vez primera un repostaje en el aire totalmente automático

NP Airibus

0
La imagen muestra los primeros contactos de reabastecimiento totalmente automatizados entre un avión cisterna de prueba Airbus y un avión de combate F-16 de la Fuerza Aérea Portuguesa.

Getafe, SP.- Airbus ha conseguido la primera operación de repostaje aire-aire totalmente automática (A3R) con un sistema de botavara. En la campaña de ensayos en vuelo, realizada a principios de año sobre el Océano Atlántico, participó un avión de pruebas de un avión cisterna de Airbus equipado con la solución Airbus A3R, con un avión de combate F-16 de la Fuerza Aérea Portuguesa actuando como receptor.

Este hito forma parte de la fase de industrialización de los sistemas A3R antes de su implementación en el desarrollo del avión cisterna A330 MRTT.

La campaña consistió en un total de 45 horas de vuelo de prueba y 120 contactos en seco con el sistema A3R, cubriendo toda la envoltura de reabastecimiento aéreo, ya que el F-16 y el MRTT consolidan la madurez y las capacidades del desarrollo en esta etapa. La fase de certificación comenzará en 2021.

Didier Plantecoste, Jefe de Programas de Cisternas y Derivados de Airbus, dijo: “El logro de este hito clave para el programa A3R pone de relieve el excelente desarrollo de la hoja de ruta de capacidades del A330 MRTT y confirma una vez más que nuestro avión cisterna es la referencia mundial para las operaciones de repostaje presentes y futuras. Nuestro especial agradecimiento a la Fuerza Aérea Portuguesa por su continuo apoyo y ayuda en este crucial desarrollo“.

El sistema A3R no requiere ningún equipo adicional en el avión receptor y está destinado a reducir la carga de trabajo del operador de reabastecimiento aéreo (ARO), mejorar la seguridad y optimizar la tasa de transferencia de reabastecimiento aire-aire en condiciones operativas, ayudando a maximizar la superioridad aérea. El objetivo del sistema A3R es desarrollar tecnologías que permitan alcanzar capacidades totalmente autónomas.

Una vez que el sistema es activado por el ARO, el A3R vuela la pluma automáticamente y mantiene la alineación entre la punta de la “pluma” y el receptáculo del receptor con una precisión de un par de centímetros; la alineación adecuada y la estabilidad del receptor se comprueban en tiempo real para mantener una distancia segura entre la pluma y el receptor y también para determinar el momento óptimo para extender el rayo telescópico para lograr la conexión con el receptor. En este punto, se inicia la transferencia de combustible para llenar la aeronave receptora y una vez completada y ordenada la desconexión, el brazo se aleja del receptor retrayendo el rayo telescópico y alejando el brazo para mantener una distancia de separación segura. Durante este proceso, el ARO simplemente monitoriza la operación.

Deja un comentario