Babcock hereda una condena de la INAER de Miñano haciendo peligrar el servicio en Galicia

Aviaciondigit@l

0

Santiago de Compostela, SP.- Miñano anterior propietario de INAER, hoy responsable de Habock, ha servido en un frío plato a su competidor Habock una envenenada herencia que incluso podría hacer peligrar el servicio de helicópteros de la Xunta de Galicia tanto en la extinción de incendios como en el SAR que realizan tanto el helicóptero Pesca 1 como el Pesca 2. Motivo la Sentencia ya firme de la Audiencia Nacional, condenando a la continuadora de INAER Aviation Group,S.L. por una infracción en la Declaración del Impuesto de Sociedades de los años 2007 y 2008 por una cuantía de 6.059.636,41€, que viene arrastrada de la liquidación en anteriores ejercicios por importe de 3.220.763,25€, junta a las costas judiciales del proceso.

Corría 2011 cuando la Inspección de Tributos del Estado, según ahora se ha conseguido demostrar, cuando ésta formaba parte de una UTE, en Inaer Aviation Group S.L. no consideraron como un gasto deducible los intereses de unos préstamos participativos en los que la Sociedad Limitada figuraba como prestataria. Pero además como HECHO PROBADO se refleja en esta Sentencia que Inaer habría simulado préstamos participativos que concedieron sus socios para financiar la adquisición de participaciones de Inaer Aviation Spain, S.L.

El Expediente Sancionador de la Agencia Tributaria llegaba en 2012, estando aún Luís Miñano al frente contemplando una infracción tributaria, pudiendo alegar ante del Tribunal Económico Central, que desestimó las alegaciones.

Luís Miñano decía adiós a la presidencia de Inaer en 2012, tal y como reflejamos entonces en nuestra entrada “¡Adiós Miñano adiós…!“. En 2014 Babcock adquiría Avincis dueña de Inaer. Y en enero de 2017 Inaer pasaba a denominarse Babcock MSC España, con la que opera actualmente. La salida señalan algunas fuentes de Miñano, no fue precisamente por la puerta grande, y en estos años según dichas fuentes Miñano habría estado detrás de la configuración de un nuevo operador para competir precisamente con su antiguo vástago, Inaer, que se denomina Habock. La confusión entre ambos nombres, no creemos que elegidos al azar, es un curioso dato a tener en cuenta. En marzo de 2018 Luís Miñano a través de Financecopter afloraba entrando en el accionariado de Habock y en el Consejo de Administración de la compañía.

Habock había nacido en el año 2015, y durante todo este tiempo la rumorología o no indicaba que la sombra de Luís Miñano estaría detrás de la conformación de este nuevo grupo operador de helicópteros en España. Luís Miñano también es presidente de European Flyers una escuela de pilotos situada precisamente en la zona en la que se ubica la sede corporativa de Babcock MSC España.

Las palabras de Miñano en la entrega a unos alumnos sevillanos de Grado decía“si en cualquier profesión el trabajo en equipo es importante, en nuestro sector es fundamental. Para que una persona pueda subirse a un avión o un helicóptero, la coordinación entre técnicos y pilotos debe ser total, no hay margen de error”. Tampoco debería haber “margen de error fiscal”, cuando se gestiona una compañía aérea.

Ante esa primera sanción se interpuso el correspondiente Recurso contencioso-administrativo en la Audiencia Nacional, y ahora es cuando Babcock, que adquirió Inaer Aviation Spain, S.L. ve ahora como tumba la Audiencia, heredando de Miñano una empresa envenenada fiscalmente hablando.

La cuestión surge evidentemente por las adjudicaciones que este operador tiene por parte de la Xunta, lo que entra en contradicción tras la firmeza de la Sentencia ahora, ya que al no haber estado al corriente de sus obligaciones fiscales, y estar juzgándose dichas irregularidades, además de coincidir con aquella curiosa y cuestionada operación de recompra a la Xunta de los medios aéreos de la Consejería del Mar, los Pesca I y II, que casualmente luego les fueron adjudicados a Babcock.

Actualmente Babcock es la adjudicataria de los medios aéreos de incendios y Salvamento de la Xunta. Si se tuviera en cuenta la imposibilidad de contratación con una empresa no al corriente de sus obligaciones con Hacienda, podría darse la contradictoria circunstancia de que se pudiera adjudicar a Habock, que es la empresa en la que Miñano actualmente “presta servicio”. Esto pondría en serios aprietos la operatividad de los medios aéreos justo en un crítico momento en el que se alinea por una parte esta Sentencia condenatoria, y por otro la explosiva situación de falta de tripulaciones en España. Una tormenta perfecta en el momento en el que los incendios de “nueva generación” han asolado  especialmente esa Comunidad Autónoma.

Estamos intentando contactar con ambos operadores para ver cúal es la situación.

Deja un comentario