Chaves y su séquito emplean un Falcon para escapar de la nube volcánica

0

Falcón del contribuyente españolCuarenta personas en Bélgica para un acto anodino. La casta política sigue a lo suyo mientras miles de pasajeros quedan atrapados en los aeropuertos de toda Europa. Paradigma del despilfarro, el vicepresidente del Gobierno, Manuel Chaves, llevó a Bruselas el pasado jueves la celebración de una reunión de sólo tres horas de representantes de las 17 Comunidades Autónomas. Y cuando la ceniza del volcán cerró el aeropuerto de la capital belga, fletó un minibús para salir de Bélgica con su séquito, dejó al resto en el lugar de la reunión, y se hizo recoger por un Falcon de la Fuerza Aérea en el aeropuerto francés de Lyon, que no estaba cerrado.

Según cuenta Ramón Pérez Maura en ABC, -Chaves emplea un Falcon para escapar de la nube volcánica y abandona a sus invitados- la Conferencia de Asuntos Relacionados con Europa (Carce) se reúne dos o tres veces al año, generalmente en Madrid -siempre en España-. A ella están convocados los consejeros de los Gobiernos regionales que tienen entre sus funciones los Asuntos Europeos. El convocante es tradicionalmente el ministro de Administraciones Públicas, hogaño el vicepresidente de Política Territorial, Manuel Chaves.

  • Dentro del despliegue de la Presidencia de turno española de la Unión, en esta ocasión se ha decidido que el Carce se celebrase en Bruselas.
  • Hasta la capital comunitaria acudió el vicepresidente tercero con un equipo de otras once personas entre las que estaban los secretarios de Estado de Cooperación Territorial, Gaspar Zarrías, y el de la UE, Diego López Garrido.
  • En total se dieron cita unas 40 personas entre los miembros de la delegación del Gobierno central y los de las 17 autonomías -algunas, como Cataluña, enviaron hasta tres personas-.

Cuando el pasado jueves terminó la reunión del Carce sin que en la misma hubiese ningún contenido reseñable, el aeropuerto de Bruselas estaba ya cerrado por la nube volcánica. El vicepresidente Chaves, convocante de la reunión, puso los medios del Estado a su disposición, pero no a la de los representantes autonómicos. Fletó un minibús para su propio séquito que les llevó a Lyon y allí les recogió un Falcon de la Fuerza Aérea española. El resto de la delegación tuvo que regresar a España por sus propios medios.

Deja un comentario