8.9 C
Madrid
febrero, lunes 6, 2023

Digámosle adiós a InSight, el longevo módulo de aterrizaje en Marte

Esta misión forma parte del Programa Discovery de la NASA para misiones científicas que plantean cuestiones críticas en la ciencia del sistema solar

Nuestros monográficos

- Publicidad -spot_img

Florencia Amat / Aviación Digital, Sp. – El módulo de aterrizaje InSight de la NASA ha publicado ya su última foto. Se ha despedido a través de un emotivo tweet con mucha repercusión, alegando que puede que sea capaz de comunicarse con las bases responsables en la Tierra en sus últimos días pero que su capacidad de hacer fotos y operar está prácticamente acabada. Este 21 de diciembre, NASA confirmaba a través de su página web que, efectivamente, su retirada se hace oficial.

Los controladores de la misión fallaron en sus dos intentos de comunicación con el módulo de aterrizaje, del que no se reciben mensajes desde el 15 de diciembre. De aquí deducen que las baterías alimentadas por placas solares han dejado de producir energía. Los científicos seguirán pendientes de una posible respuesta del InSight solo por si acaso, pero es muy poco probable que vuelva a emitir señal.

«Hemos considerado a InSight como nuestro amigo y compañero de trabajo en Marte durante los últimos cuatro años, por lo que es difícil decir adiós», dijo Bruce Banerdt del JPL, investigador principal de la misión. «Pero se ha ganado su merecida jubilación».

Más sobre InSight

InSight fue construido en 2018 con el objetivo de estudiar la estructura interior de Marte y poder así responder a preguntas clave sobre la formación temprana de los planetas rocosos de nuestro sistema solar interior -Mercurio, Venus, la Tierra y Marte-, así como de los exoplanetas rocosos. Es un módulo de aterrizaje que ha sometido al Planeta Rojo a su primera revisión a fondo desde que lo conocemos, inspeccionando su corteza, manto y núcleo.

InSight, abreviatura de Interior Exploration using Seismic Investigations, Geodesy and Heat Transport

Marte parece ser el planeta por excelencia para los astrónomos, y no por pocas razones. Marte no es ni demasiado pequeño ni demasiado grande, si lo comparamos con el resto de los planetas del Sistema Solar. Esto significa que conserva el registro de su formación y puede darnos una idea de cómo se formaron los planetas terrestres, aunque los científicos sean también conscientes de la baja actividad geológica de Marte.

Cuestiones técnicas

Su diseño se basó en el del módulo Phoenix de la NASA. Su brazo robótico tiene 1,8 metros de longitud y consiguió colocar un sismómetro y una sonda de flujo térmico en la superficie del planeta. Además, la cámara que lleva incorporada le permite enviar vistas en 3D y a color del paisaje de aterrizaje, la colocación de los instrumentos y de sus actividades. Los sensores miden también las variaciones meteorológicas y del campo magnético. Por tanto, InSight es capaz de darnos una visión general de la formación y evolución de los planetas terrestres, pero también de la actual actividad tectónica y la tasa de impactos de meteoritos del planeta. En toda su vida, InSight ha detechado 1.319 marsismos -sismo de Marte-, incluidos los causados por impactos de meteoroides, el mayor de los cuales desenterró trozos de hielo del tamaño de rocas a finales del año pasado.

La sonda de flujo térmico, en principio, estaba diseñada para excavar un hoyo en el suelo de unos 5 metros de profundidad. Sin embargo, debido a las inesperadas propiedades del suelo, muy diferentes a las que se habían estudiado en Marte con anterioridad, no pudo cumplir al 100% su objetivo. NASA afirma que este proceso de prueba y error será tenido en cuenta para futuras exploraciones.

Por qué está fallando

Ya en mayo, NASA avisaba de que el Lander InSight estaba perdiendo potencia poco a poco y que ya para diciembre, los expertos anticipaban que quedara inoperativo. El brazo robótico fue colocado en su posición de reposo en verano, hasta ahora. El motivo de su “muerte”: el polvo que se acumula en sus paneles solares, dificultando la producción de energía.

Según NASA, un sistema que le hubiera permitido autorregularse y limpiarse a sí mismo hubiera añadido costes y complejidad, haciendo al aparato más grande. La forma más sencilla y rentable de alcanzar sus objetivos fue llevar paneles solares lo bastante grandes como para alimentar toda su misión. Desde verano, el polvo no ha parado de aumentar, reduciendo las horas de luz solar y por ende impidiendo a InSight realmacenar energía.

Ahora, al equipo de NASA solo le queda contar los días hasta que InSight simplemente deje de responder. Su misión no nos ha dejado indiferentes. Originalmente destinado a desplegar el sismómetro y la sonda térmica del módulo de aterrizaje, el brazo de InSight ha desempeñado un papel inesperado en la misión. Además de utilizarlo para enterrar la sonda térmica después de que el pegajoso suelo marciano planteara problemas a la sonda, el equipo utilizó el brazo de forma innovadora para eliminar el polvo de los paneles solares. Gracias a ello, el sismómetro pudo funcionar más a menudo de lo que lo habría hecho de otro modo, lo que permitió realizar nuevos descubrimientos.

«InSight ha hecho honor a su nombre con creces. Como científico que ha pasado una carrera estudiando Marte, ha sido emocionante ver lo que el módulo de aterrizaje ha logrado, gracias a todo un equipo de personas de todo el mundo que ayudaron a hacer de esta misión un éxito», dijo Laurie Leshin, directora del JPL. «Sí, es triste decir adiós, pero el legado de InSight seguirá vivo, informando e inspirando».

- Publicidad -spot_img

Más artículos

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -spot_img

Todos los canales

Últimos artículos

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies