Ditching: Una maniobra por definición que no se practica y puede ser extremadamente peligrosa

0

Madrid, SP, 27 de julio de 2015. El “Ditching” de una aeronave, o su amaraje ya sea en el mar, un río o un lago es una maniobra que por definición no puede ser practicada y puede ser extremadamente peligrosa. Sólo se contempla cuando no hay otra opción realista ante una situación de emergencia, o en el caso de los helicópteros, cuando la situación de emergencia es inminente. En el caso de ala fija puede ser debido tanto a si hay un incendio a bordo en pleno desarrollo y/o no es posible llegar a la pista de aterrizaje, o tener éxito en la fijación de ésta dentro del alcance, y la situación no favorece o permite intentar aterrizar fuera del aeropuerto incluso. Desde luego este interesante artículo de SKYbrary de Eurocontrol, se centra en el caso de los helicópteros, donde esta opción suele ser consecuencia de una emergencia repentina, aquí nos acordamos de los TTAA de extinción de incendios y sus contínuas cargas de agua. Esta posibilidad se ejecuta cuando continuar en vuelo seguro al punto de aterrizaje designado más próximo es inviable, o incluso cuando hacerlo sobre la tierra no está asegurado. Cuando se decide amarar normalmente se está fuera de “norma” por importantes problemas estructurales, o fallos de rotor de cola o vibraciones muy altas. Todo ello supone una sobrepresión a la tripulación para aterrizar la aeronave y evacuar a salvo la misma.

Incluso en el caso de la suavidad de las condiciones del mar, hay enormes posibilidades de que el helicóptero que ha amarado no pueda por mucho tiempo permanecer en posición vertical, lo que hará que se hunda rapidamente.. En el caso de un avión, es tambien muy probable que éste sufra una pérdida de su integridad estructural tras impactar más o menos violentamente, contra la superficie del agua. Según las evidencias disponibles, éstas sugieren que el fallo estructural podría estar en el área central del fuselaje y en las proximidades de la mampara trasera de presión. Si los ocupantes sobreviven al amaraje forzoso, entonces, será imprescindible además los beneficios que puedan proporcionar tanto la ropa o el equipo de protección, si éste se realiza en aguas frías, donde se puede sucumbir a los golpes de frío o la hipotermina antes de ser rescatados.

Evidentemente en operaciones con helicóptero sobre el agua, en incendios lo son todas puesto que trabajan sobre el medio acuático continuamente y en repetidas ocasiones, no sobra ninguno de los eqipos de protección para la supervivencia, ni los entrenamientos contínuos…

ARTICULO COMPLETO EN SKYbrary.

Deja un comentario