EE.UU. promete transferir tecnología militar a Brasil para ganar un contrato

0

El Gobierno de Estados Unidos prometió hoy transferir a Brasil la tecnología militar vinculada a los cazas F-18 "Super Hornet" si la empresa Boeing gana la licitación de 36 aviones que el país suramericano pretende comprar.

El secretario de Defensa, Robert Gates, impulsó la propuesta estadounidense en una reunión hoy solicitada por él mismo con el ministro brasileño de Defensa, Nelson Jobim.

"La oferta del Super Hornet incluye compartir tecnologías avanzadas con Brasil", informó el Pentágono en un comunicado tras el encuentro.

Recalcó además que si Brasil accede a comprar los aviones de combate estadounidenses "se abrirían nuevas oportunidades de cooperación estrecha entre nuestras fuerzas armadas y las industrias de defensa, y habría beneficios a largo plazo para nuestros dos países".

Jobim reveló en una rueda de prensa que el Gobierno de Washington ha propuesto de una transferencia de "un 98 por ciento" de la tecnología de los cazas.

No obstante, el ministro reconoció que la oferta presentada por la empresa francesa Dassault lleva la delantera en el concurso público.

"El presidente (Luiz Inácio Lula da Silva) ha manifestado su predisposición política en relación a Francia, pero es evidente que eso tiene que tener un soporte técnico y en eso precisamente es en lo que estoy yo trabajando", afirmó.

Jobim analiza actualmente los detalles de las tres ofertas de aviones de combate, que además de los Super Hornet de Boeing y los Rafale de Dassault incluyen los caza Gripen de la sueca SAAB, y dijo que entregará su recomendación a Lula dentro de 20 días.

Posteriormente, el mandatario brasileño llevará el tema al Consejo de Defensa Nacional, un órgano asesor, y tras recibir su opinión tomará la decisión final.

La secretaria de Estado de EE.UU, Hillary Clinton, ha comunicado al Gobierno brasileño que su administración autoriza la entrega de "informaciones relevantes y la transferencia de tecnologías necesarias" por parte de Boeing.

El ministro de Brasil dijo que ahora analiza lo que significan "esos adjetivos" con la propuesta estadounidense en la mano.

Las otras dos ofertas también cuentan con la transferencia de tecnología, inclusive en el caso de la SAAB, cuyos cazas incorporan piezas y sistemas de varios países, como Estados Unidos, Alemania, Israel, Reino Unido y Sudáfrica.

Jobim anunció que Gates viajará a Brasil en abril y también confirmó una próxima visita de Clinton, aunque no dio la fecha.

En el comunicado, el Pentágono recalcó la "confianza" de Estados Unidos en Brasil, reflejada en su oferta de transferencia de tecnología, y la "creciente importancia" del país en la escena mundial.

Un mensaje menos positivo le transmitió a Gates el ministro brasileño, quien le planteó la "gran desconfianza de América del Sur con respecto a Estados Unidos", según explicó.

Gates admitió esa falta de confianza, pues "simplemente hay países que hablan mal" de Estados Unidos, dijo Jobim. El Pentágono no hizo declaraciones sobre el tema.

Jobim, que partió a Cuba para incorporarse a la comitiva del presidente Lula, quien llegará hoy a La Habana, dijo que una de las fuentes de la tirantez es el embargo estadounidense a la isla caribeña y pidió un cambio en su política de aislamiento.

Aseveró, además, que la cooperación estadounidense en la reconstrucción a Haití ayuda a disipar esa desconfianza existente en la región.

Jobim admitió que en los primeros días tras el terremoto hubo tensión sobre las competencias respectivas de las tropas estadounidenses y de la Misión de las Naciones Unidas para la Estabilización de Haití (Minustah), liderada militarmente por Brasil, pero dijo que el asunto fue resuelto pronto.

El comunicado del Pentágono afirmó que la cooperación entre Estados Unidos y Brasil en Haití ha sido "excelente".

Brasil ha propuesto construir una pequeña hidroeléctrica con capacidad para generar 32 megavatios de energía para Puerto Príncipe, con un costo estimado de 200 millones de dólares.

"Necesitamos ayuda para eso y EE.UU. está dispuesto a ayudar", dijo Jobim, que trató el tema con Gates y con el jefe del Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Armadas, el almirante Mike Mullen, con quien también se reunió en Washington.

Deja un comentario