El Senador Quintero “dispara con bala” a Ana Pastor, con sus preguntas al Gobierno

0

Madrid, SP, 1 de octubre de 2014.- Ya es un clásico en AD, dentro de las preguntas del sector aéreo, y más especificamente sobre las idas y venidas, y normalmente no contestadas con precisión, cuestiones del sector aéreo. Pero cuando el río suena agua lleva. Narvay Quintero lanza cuatro preguntas a cúal más incisiva sobre distintos asuntos de AENA y ENAIRE. Desde la opinión tras la conferencia de Carlos Medrano (ex presidente de AENA) sobre la 2º fase de la privatización de AENA, el hotel fantasmagórico de SAMPOL (por cierto gran contratista del balizamiento en AENA), de la T2 de Barajas, con el que se "saluda" al visitante, pasando por la campaña de publicidad corporativa de la "nueva Aena" en los medios especializados del sector, para finalizar sobre lo sucedido exactamente con la caída del SACTA en el ACC de Torrejón el pasado mes de agosto. Se las reproducimos para que Vds. mismos juzguen cómo se siguen haciendo las cosas en el Ente, a la espera de las siempre espúreas respuestas gubernamentales. No vaya a ser que los ávidos inversores se espanten… Eso de vender borricas cojas, o directamente "descojonadas" laboral y financieramente hablando, no se lleva cuando el capital es el que rige los destinos del contribuyente. ¿A que sí Sra.Ministra?

Tambien choca que el procedimiento para la transparencia siga siendo en lugar de acceder a los datos directamente por los interesados o contribuyentes, el empleo del tiempo de los padres de la patria en clarificar estos asuntillos mil millonarios a posteriori y con un desfase temporal en las respuestas curioso. Luego se establecen tambien curiosas valoraciones de algunos países llamados "bananeros". Imagínense lo que se diría de Venezuela, por ejemplo, o de cualquier otro país donde el Gobierno no diera explicaciones sobre un déficit de 15.000 millones de euros que ha conducido a la privatización, en la que pujarán algunos de los beneficiarios que generaron ese mismo déficit. Nos referimos evidentemente a las empresas ladrilleras que poco tienen que ver con este sector. O a la especulación financiera a la que se verá sometida toda la red aeroportuaria. En eso PPSOE siguen haciendo de las suyas. Mucho que esconder da la impresión en éste más que turbio asunto de la privatización. No hay que ser ningún lumbreras para percibir todos los intereses que están girando alrededor, pero sin hacerse la puñetera pregunta del millón previamente ¿cómo se ha llegado a esta situación?. Y pensar que encima el artífice de todo este desaguisado, de apellido, sólo de apellido, Blanco, disfruta de unas vacaciones en el Parlamento Europeo como privilegiado eurodiputado, en lugar de estar rindiendo cuentas al respecto. Nuestros Senadores tambien deberían a preguntar por el origen de todo este caos, y sobre si supuesta o presuntamente hay algún responsable. Ese es su trabajo.

Deja un comentario