spot_img
spot_img
15.7 C
Madrid
abril, lunes 22, 2024

España evalúa las repercusiones económicas por el impuesto al combustible de aviación en Europa

La reducción del gasto turístico y la consiguiente pérdida de empleo, consecuencias de un impuesto al queroseno en la aviación

Nuestros monográficos

- Publicidad -spot_img

Claudia Celestes / Aviación Digital, Sp.Un reciente informe elaborado por la consultora económica global Steer ha arrojado luz sobre las posibles repercusiones de la introducción de un impuesto al combustible de la aviación en la Unión Europea (UE).

Según este estudio, comisionado por las principales asociaciones de aerolíneas Airlines for Europe (A4E) y la Asociación Europea de Líneas Aéreas Regionales (ERA), la implementación de este impuesto tendría graves consecuencias para la economía española, y afectaría significativamente a Cataluña.

El informe revela que un impuesto al queroseno de la aviación podría provocar una reducción significativa del Producto Interno Bruto (PIB) catalán, estimada en 724 millones de euros. Esta caída en el PIB se traduciría en una disminución del gasto turístico en la región, con una pérdida estimada de hasta 1.000 millones de euros. Además, se proyecta una caída del 6% en la demanda de pasajeros y la posibilidad de hasta 50.000 puestos de trabajo perdidos en toda España, incluida Cataluña.

Un obstáculo para la sostenibilidad y la competitividad

Por otro lado, el informe señala que la introducción del impuesto al combustible de la aviación representaría además, un obstáculo para los esfuerzos de las compañías aéreas en materia de sostenibilidad. Contrariamente a lo esperado, los fondos recaudados por este impuesto no se destinarían a iniciativas de descarbonización de la aviación. Esta medida, por lo tanto, no solo afectaría negativamente a la economía, sino que también dificultaría los avances hacia una aviación más sostenible.

Alternativas propuestas por las asociaciones de aerolíneas

Ante este panorama, tanto A4E como ERA instan a la UE a considerar alternativas que promuevan la sostenibilidad sin sacrificar la competitividad económica. Entre estas alternativas se encuentran la inversión en el desarrollo de Combustible Sostenible de Aviación (SAF), tecnologías aeronáuticas más respetuosas con el medio ambiente y la reforma del espacio aéreo europeo para reducir las emisiones de CO2.

Reacciones de las asociaciones y líderes del sector aéreo

En respuesta a los hallazgos del informe, Ourania Georgoutsakou, directora general de Airlines for Europe, advirtió que «medidas radicales e imprecisas como un impuesto al queroseno no contribuirán en nada a mejorar la forma en que volamos hoy en día». Por otro lado, Montserrat Barriga, directora general de la ERA, enfatizó la importancia de encontrar soluciones colaborativas que beneficien tanto al medio ambiente como a la industria y a los consumidores.

Por su parte, la Asociación de Líneas Aéreas de España (ALA) respaldó firmemente la posición de A4E y ERA, subrayando que «un impuesto no descarboniza y tiene un impacto muy negativo en la economía y el empleo». Javier Gándara, presidente de ALA, hizo hincapié en la necesidad de adoptar medidas efectivas que impulsen la descarbonización de la aviación sin perjudicar a la economía.

Actualmente, la UE está debatiendo la propuesta de la Comisión Europea para introducir un impuesto intracomunitario sobre el combustible de aviación. Sin embargo, este informe plantea interrogantes sobre las posibles consecuencias negativas de esta medida. Las asociaciones de aerolíneas instan a los responsables políticos a considerar cuidadosamente las alternativas propuestas y a buscar soluciones que equilibren la sostenibilidad con la competitividad económica.

- Publicidad -spot_img

Más artículos

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -spot_img

Todos los canales

Últimos artículos