Taipei, TAIW.- En respuesta al humillante incidente en el que se vieron involucradas un grupo de tripulantes de cabina, TCPs, EVA Air, con sede en Taiwán, anunció que en el futuro se denegará el embarque de pasajeros que muestren un comportamiento inadecuado.

El 19 de enero, un pasajero estadounidense, con un supuesto peso de 200 kilogramos, en una silla de ruedas, tomó un vuelo de EVA Air de Los Ángeles a Taipei, el vuelo no tenía personal de vuelo masculino. El pasajero fue criticado por pedirle a los asistentes de vuelo que lo ayudaran a quitarse la ropa interior después de usar el baño.

La azafata se sintió humillada y reveló su terrible experiencia en Facebook. Más tarde, dos auxiliares de vuelo presentaron demandas ante el Departamento de Policía de Aviación de Taiwan por acoso sexual.

Anteriormente, los representantes de EVA Air se disculparon en una conferencia de prensa . Al parecer, este mismo pasajero regresaría en mayo, aunque el portavoz de la aerolínea, Golden Kou, se negó a verificar el rumor, pero mencionó que la aerolínea discutirá con sus abogados las opiniones legales de negarse a llevarlo a bordo. Según la sección 382 del reglamento del Departamento de Transporte de los EE. UU., las aerolíneas no pueden rechazar el transporte a personas por motivos de discapacidad a menos que el pasajero ponga en peligro la seguridad del vuelo.

De acuerdo con Taipei News, la aerolínea considera que el pasajero ha sido incluido en su lista de asistencia especial y se le pedirá que proporcione su propio cuidador, a pesar de que el sindicato de auxiliares de vuelo solicita que la compañía le prohíba el acceso a bordo. Kou pensó que el nuevo método está justificado, ya que el pasajero en realidad hizo solicitudes inapropiadas de las tripulaciones.

Deja un comentario