spot_img
9.5 C
Madrid
diciembre, miércoles 8, 2021

Expertos consideran que la elevada participación del Estado en Aena puede restar atractivo a su salida a Bolsa

Nuestros monográficos

- Publicidad -spot_img

Madrid, SP, 24 de octubre de 2014.- La elevada participación del Estado en Aena podría restar atractivo a su próxima salida a Bolsa, razón por la que el precio de su operación pública de venta de acciones (OPV) no es excesivamente elevado, según los expertos consultados por Europa Press. La OPV de hasta el 28% de Aena, prevista para el próximo mes de noviembre, contempla la colocación de un 10% a particulares (tramo minorista y empleados) y fija su rango orientativo y no vinculante de precios por acción entre 41,5 y 53,5 euros, según se desprende del dictamen final del Consejo Consultivo de Privatizaciones (CCP) sobre la privatización del 49% del ente. El analista de Selfbank Felipe López ha explicado a Europa Press que el rango de precios marcado es «atractivo», ya que la previsión de la propia compañía es alcanzar un beneficio de unos 629 millones de euros en 2015.

Además, ha señalado que es probable que Aena pueda crecer más allá del mercado nacional en los próximos años, puesto que tiene intención de presentarse a un concurso junto con Ferrovial para el aeropuerto de Chile y tiene posibilidades en el nuevo aeropuerto de México DF.

Por este motivo, considera que no hay que arriesgar fijando un precio elevado «precisamente para que no se repitan casos como la salida a bolsa de Bankia».

Sin embargo, el analista de XTB Jorge López opina que el rango de precios establecido es «demasiado optimista para el valor». «Una compañía sin ningún tipo de referencia histórica en parámetros técnicos y con una deuda tan elevada, superior a la 10.000 millones y con un escaso margen de crecimiento, nos hace ver que no hay ningún tipo de solidez fundamental para entrar a los precios estimados en la actualidad», ha señalado.

Ambos coinciden en que la elevada participación del Estado en la compañía puede restar atractivo a la salida a Bolsa. Esta intervención tendría dos puntos negativos, según Jorge López: por un lado el precio de cotización se movería a la baja a la hora de que el mayor tenedor de posiciones quisiera deshacerse de ellas y, por otro, la posible tensión entre los gobiernos y los grupos de inversores mayoritarios.

- Publicidad -spot_img

Más artículos

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

spot_img
- Publicidad -spot_img

Todos los canales

Últimos artículos

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies