¿Hay alguien que quiera seguir trabajando en Iberia?

0

(EL DIARIO.es/A.Ruíz del Arbol) 18 de abril de 2013.– Las comisiones de seguimiento del Expediente de Regulación de Empleo de los colectivos de tierra y tripulantes de cabina de pasajeros (TCP) de Iberia se reunieron el 15 de abril. El objetivo fue analizar el resultado del período voluntario para los trabajadores que quisieran darse de baja en la empresa. La fecha límite para apuntarse era el 12 de abril y las primeras bajas se producirán a partir del próximo 19 de abril. La sorpresa ha saltado entre los hasta ahora 18.500 trabajadores de tierra.

El número de empleados que han solicitado acogerse al ERE durante el presente ejercicio de 2013 son 2.214, mientras que el cupo fijado por la dirección de la empresa se limitaba a 1.801. Resulta que para cada 100 puestos de extinción de contrato, se han presentado 123 solicitudes.

En la mesa de los TCP se ha comprobado que la relación es más equilibrada. Y se han presentado menos voluntarios (270) que plazas de extinción exige la empresa para todo el ejercicio (334). En todo caso, en la primera tanda de salidas fijada en este colectivo para el próximo día 30 de abril, el número de trabajadores que deben dejar la empresa es de 211, con lo que hay voluntarios más que suficientes.

Fuentes de los sindicatos de este colectivo han indicado que de los 64 TCP que al final del ejercicio tendrán que dejar Iberia, aunque no se hayan presentado voluntariamente, 56 están en edad de prejubilación. El arbitraje de Tudela para este colectivo ha hecho coincidir de manera exacta el número de profesionales prescindibles y el calendario de su salida con la fechas de cumplimiento de los 55 años de todos aquellos profesionales que causarán baja.

Entre el colectivo de pilotos, las cifras que se barajan (tanto en los excedentes de personal del que quiere prescindir la aerolínea, como de los tripulantes que están decididos a apuntarse voluntariamente a las bajas) no son oficiales. El Sepla no se ha adherido al arbitraje de Gregorio Tudela al que se sumaron los otros sindicatos más importantes de la empresa.

Sin embargo, fuentes solventes afirman que hay 164 pilotos que quieren dejar la empresa ya que “tienen expectativas ciertas” de que podrán incorporarse a compañías aéreas del Golfo Pérsico, Asia o Latinoamérica. Las aerolíneas de estas zonas hacen reclutas de manera sistemática en España desde hace varios años. Hoy, más de 550 pilotos españoles trabajan en compañías aéreas en todo el mundo como consecuencia de que durante los últimos cuatro años han quebrado en nuestro país hasta 21 aerolíneas.

Más candidatos que puestos

La constatación de que existe mayor oferta de voluntarios para dejar Iberia que plazas disponibles para ser despedidos se produce en una de las empresas emblemáticas de un país con seis millones de parados.

Iberia, durante los 13 años (entre 1996 y 2008) que ha dado beneficios, a la vez que lograba conquistar el liderazgo en las conexiones entre Europa y Latinoamérica, ha tratado con consideración a la plantilla que le ha permitido obtener esta posición, y no ha producido despidos en este tiempo. Solo ahora, cuando han cambiado los gestores y la estrategia tras la fusión con British Airways, la nueva dirección amortiza la plantilla por la vía de las bajas incentivadas y prejubilaciones.

Ocurre que, tras continuas declaraciones de la dirección de IAG y de la propia Iberia advirtiendo de que la empresa no es más que un criadero de pérdidas, se justifican desde hace un par de años los continuos recortes de capacidad y de aviones, la enajenación de activos en favor de IAG, y se avalan recompensas de hasta dos millones de euros de indemnización de directivos, como en el reciente caso de la dimisión de Rafael Sánchez Lozano.

Así, en la plantilla ha calado la convicción de que la compañía tiene un mal presente y un peor futuro y que lo razonable es huir mientras se pueda.

Recorte adicional

A la vez que se reunían las comisiones de seguimiento del ERE, las mesas de negociación de los aumentos de productividad en el colectivo de tierra constataron que había acuerdo en la batería de medidas para los trabajadores de mantenimiento y desacuerdo en las propuestas para los trabajadores del handling.

Ante los resultados de este miércoles, los 18.500 trabajadores de tierra han recibido un mensaje a través de la intranet de la empresa en el que se les recuerda que todos, tanto los de la división de mantenimiento, los de la estructura corporativa, como la plantilla de handling y aeropuertos, sufrirán a partir de la nómina una rebaja adicional de otro 4% en sus salarios, tal como se había pactado al aceptar el arbitraje de Tudela. El colectivo de tierra ya habría sufrido un ajuste del 7% en la nómina de abril como consecuencia también de la aceptación del arbitraje.

Deja un comentario