25.5 C
Madrid
septiembre, viernes 17, 2021

Hispasat lidera un proyecto de satélite protegido con claves cuánticas imbatibles

Nuestros monogáficos

- Publicidad -spot_img

Atalayar / Juan Pons. Para hacerlo realidad cuenta con su capacidad inversora, los fondos Next Generation de Bruselas y un equipo de más de 17 entidades. En un mano a mano en el marco del foro NEF Tendencias entre el máximo responsable ejecutivo de Hispasat, Miguel Ángel Panduro, y el presidente de la compañía desde hace ocho meses, Jordi Hereu, los dos directivos del principal operador español de comunicaciones vía satélite han reconocido la entrada de la compañía en el ámbito de la ciberseguridad en el entorno espacial.

Ambos han desvelado el nuevo rumbo que ha tomado la sociedad como consecuencia del proceso de transformación en el que está inmersa y han descubierto el ambicioso proyecto que lideran. Aglutina los intereses de diferentes empresas, organismos científicos y entidades públicas nacionales, en el que “participa la comunidad española del espacio y de seguridad”, confirma Jordi Hereu, ex alcalde de Barcelona. 

En esencia, consiste en desarrollar un satélite demostrador de comunicaciones seguras, cuyas tecnologías, emisiones y enlaces estarán protegidos de interferencias, escuchas y negación de servicios mediante las indescifrables claves cuánticas. El presidente de Hispasat ha calificado la iniciativa de “altamente innovadora”, considera que el ingenio espacial “es capaz de acometerlo en su totalidad la industria española, aunque hacerlo realidad “no es un asunto a corto plazo”, ha puntualizado.

En su calidad de consejero delegado del operador y la persona a la que se los accionistas pedirán resultados, Miguel Ángel Panduro resalta que el proyecto ha sido bautizado Space QR y que para sacarlo adelante se han aliado más de 17 empresas, organismos científicos y entidades públicas nacionales. Entre ellas se encuentran, por ejemplo, el Instituto Nacional de Ciberseguridad de León (INCIBE), el Instituto de Ciencias Fotónicas de Castelldefels (ICFO) y varios operadores de comunicaciones.

La iniciativa cuenta con la propia capacidad inversora de Hispasat, que ambos directivos han valorado en “700 millones de euros para los próximos 5 años”. Es una propuesta de “coinversión”, puntualiza Jordi Hereu, que se sumará a las aportaciones que puedan llegar del marco presupuestario Next Generation del Fondo de Recuperación y Resiliencia de la Unión Europea.

La prioridad estratégica número uno

El proyecto Space QR no quiere detenerse en la esfera nacional, sino que busca vertebrar un programa europeo de comunicaciones seguras mucho más ambicioso. Su finalidad última es hacer realidad una constelación de satélites que permitan acabar con la brecha digital que existe en algunos territorios de países pertenecientes a la Unión Europea, así como ofrecer servicios esenciales y seguros a las autoridades de Bruselas y a las entidades gubernamentales de los países miembros.

“Cumplimos bastante con la filosofía de los fondos Next Generation”, coinciden presidente y consejero delegado. “Somos tractores de la industria, generamos alianzas que potencian la cadena de valor en la que participan muchas empresas, tenemos una vinculación muy clara con Europa, somos transformadores, creamos empleo y ayudamos a superar el reto demográfico de España”. 

Hispasat lidera otra propuesta que también ha planteado en el marco Next Generation. Consiste en ofrecer una conectividad de 100Mb/s en banda ancha en cualquier parte del territorio español y proyectarla más allá de la península ibérica, velocidad que se compromete a elevar a 200Mb/s en el año 2024. A las dos iniciativas ya citadas se suman otras 15 manifestaciones de interés puestas sobre la mesa. Todas están muy ligadas al ámbito de la digitalización y la conectividad en áreas relacionadas con la inteligencia artificial, el Big Data y las tecnologías de vanguardia.

En el nuevo planteamiento empresarial subyace la transformación que define el recién aprobado Plan Estratégico 2025. Se pretende hacer crecer a la compañía sobre la base de transitar “desde una empresa de infraestructuras a otra de servicios”, dando especial relevancia a los ámbitos de la movilidad en los planes marítimo y aeronáutico y al desarrollo de banda ancha espacial. La prioridad estratégica es contribuir de manera destacada a impulsar el desarrollo de los países de América Central y del Sur. Jordi Hereu lo resumen diciendo que “queremos recortar nuestro papel en Europa y reforzar nuestra presencia en Latinoamérica”.

Un ejemplo de su actividad americana es brindar conectividad vía satélite a escuelas y comunidades rurales que no cuentan con ninguna otra posibilidad de acceder al mundo exterior. En abril se activó en Honduras un programa que ha establecido una red WiFi en 15 áreas geográficas afectadas por la devastación provocada a finales de 2020 por los huracanes Eta e Iota. Semejantes iniciativas se están aplicando en la Amazonia de Perú y en diferentes regiones de Brasil, Colombia, y México.

El espacio es sexy

El primer gran paso hacia su fortalecimiento en América es su nuevo satélite de comunicaciones Amazonas Nexus, que está en proceso de fabricación en Francia por Thales Alenia Space. Amazonas Nexus va ser su primera plataforma espacial con cobertura íntegramente americana. “No solo será sobre Sudamérica ‒afirma Panduro‒ sino sobre todo el continente, incluida América del Norte”, aunque también abarcará el Atlántico Norte y el área de Groenlandia para ofrecer servicios de movilidad.

En el marco del nuevo mercado espacial que se abre en todo el mundo bajo el genérico nombre de New Space, Hispasat dice estar “en las mesas de negociación, de análisis y de planificación de las estrategias europeas”, que contemplan los nuevos modelos de acceso a los servicios y las aplicaciones vinculadas a la esfera ultraterrestre.

Para Miguel Ángel Panduro, el New Space ha logrado que el sector espacial sea “sexy”. Lo dice en el sentido que los grandes emprendedores y multimillonarios como Jeff Bezos, Elon Musk y Richard Branson y las grandes corporaciones financieras de Estados Unidos, China, Rusia y la Unión Europea ligan sus apuestas dedicando cantidades ingentes de dinero en grandes constelaciones de satélites.

Jordi Hereu constata que es un nuevo mundo “en el que tenemos las antenas puestas”, para analizar los procesos de innovación, observar cuales maduran “y de las que podremos extraer rendimiento”. Pero Panduro recalca que la regulación en el campo espacial “está por hacer” y tenemos que ser “tremendamente cuidadosos”. “Tenemos que garantizar que los proyectos que ponemos en marcha gozan de protección, al objeto poder “ofrecer seguridad jurídica a nuestros clientes”, una de las razones de su proyecto Space QR.

Hispasat fue creada en 1989 y su accionista principal es Red Eléctrica, con el 89,68% de las participaciones. Su mayor cliente es el Grupo Telefónica, tanto por su vertiente nacional como Iberoamericana. El modelo de negocio que practica es llegar hasta el usuario residencial a través de los canales de distribución tradicionales. En ningún caso se plantea cambiar ese punto de vista. Al contrario, su intención es ampliar la colaboración con un mayor número de empresas operadoras de comunicaciones a escala local, regional o mundial.
 

SourceAtalayar
- Publicidad -spot_img

Más artículos

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -spot_img
- Publicidad -spot_img

Todos los canales

Últimos artículos

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies